La Audiencia de Huesca deniega, otra vez, tres testimonios solicitados por la defensa de Santiago Mainar

Actualizado 09/04/2008 21:54:07 CET

HUESCA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Huesca denegó el testimonio de tres personas solicitado por la defensa del agente forestal Santiago Mainar, presunto autor de la muerte del alcalde de Fago (Huesca) Miguel Grima, ocurrida en enero de 2007.

La Sala de lo Penal de la Audiencia desestimó, el pasado 4 de abril, un recurso de apelación presentado por el abogado de Mainar, el madrileño Marcos García Montes, contra el auto del titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Jaca que denegaba, previamente, estas pruebas testificales.

En aquel auto, el juez instructor admitía la realización de la prueba forense que determinará si Santiago Mainar es zurdo, como dice ser, y si tiene cataratas en el ojo izquierdo, con el que --de ser el autor material del disparo que costó la vida a Grima-- habría apuntado con su escopeta.

Además, Mainar solicitó --entonces-- la comparecencia de un representante de la Cooperativa Santa Orosia, donde Mainar compró grano para su ganado a la mañana siguiente de haberse cometido el crimen, hecho que utilizó como parte de su coartada en la declaración que hizo en el momento de ser detenido por la Guardia Civil, cuerpo que dispone de los recibos acreditativos.

La defensa de Mainar, que cuando se solicitaron estas pruebas la ostentaba el letrado zaragozano Javier Notivoli, pidió asimismo la comparecencia del periodista Carles Porta Gaset, periodista catalán especializado en sucesos y tribunales que pernoctó en Casa Antoniales, la vivienda de turismo rural de Mainar, después de cometerse el crimen. Porta charló largamente con Mainar.

La tercera comparecencia solicitada es la de Esteban Navarro Barcos, natural de Fago, pero actualmente afincado en Francia y que vio por última vez a Miguel Grima en los Juzgados de Jaca, donde ambos acudieron después de que el primero denunciara a Grima por haberle empujado en el edificio consistorial a raíz de una visita burocrática.

Según la Audiencia de Huesca, los argumentos utilizados por la defensa de Mainar para recurrir el auto del juez de Jaca que denegaba estas comparecencias son retóricos, ya que el derecho a la prueba, que invocó la representación letrada de Mainar no es ilimitado según la jurisprudencia, y es el juez en cada caso el que determina la oportunidad de practicar una u otra prueba.