La Audiencia de Madrid juzgará mañana a un acusado de violar a su hijastra y maltratar a sus propios hijos

 

La Audiencia de Madrid juzgará mañana a un acusado de violar a su hijastra y maltratar a sus propios hijos

Actualizado 16/06/2008 15:46:12 CET

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Madrid juzgará mañana a Manuel Ignacio D.D., acusado de violar a su hijastra, y a su pareja, Rosa Beatriz C.F., por maltratar ambos a sus otros dos hijos, a quienes pegaban habitualmente utilizando un cinturón o el cable de la plancha.

Manuel Ignacio D.D., de 47 años, se enfrenta a 14 años y diez meses de prisión por los delitos de agresión sexual y dos de maltrato familiar continuado contra sus hijos, quienes se encuentran bajo la tutela de la Comunidad de Madrid. Estos dos últimos tipos penales se le imputan también a la mujer, de 39 años, para quien se pide un año y diez meses de cárcel.

En el escrito de acusación, el fiscal relata que un día sin determinar de febrero de 2006 el procesado llamó a su hijastra, de 13 años, para que se dirigiera a su habitación, aprovechando que sus hermanos, de 11 y 9 años, no se encontraban en el domicilio familiar, situado en la calle Cerrajería en la capital.

Tras la violación, al llegar la madre, el procesado le contó lo sucedido y ésta aconsejó a su hija que "no contara nada" de lo que había pasado porque era "un secreto familiar". Le advirtió de que si decía algo la culparían de haber provocado al padre. La chica se quedó embarazada de su padrastro, por lo que la madre le obligó a abortar .

Según el fiscal, ambos acusados pegaban de manera habitual a los dos hijos que tenían en común. Manuel Ignacio D.D. utilizaba un cinturón para agredirles, mientras que Rosa Beatriz C.F. empleaba el cable de la plancha. En una ocasión, la mujer encerró a uno de los menores en la habitación para agredirle con el cable.

El Ministerio Público reclama que se imponga a Manuel Ignacio D.D. una orden de alejamiento respecto a su hijastra para que no se pueda acercar a ella a una distancia superior a 500 metros durante 15 años, así como que se le inhabilite para ejercer la patria potestad de ella y de sus otros dos hijos por un plazo de seis y tres años respectivamente. Se pide una indemnización de 12.000 euros para la agredida sexualmente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies