La Audiencia Nacional absuelve por falta de pruebas a un acusado de atentar contra la base militar de Araca (Vitoria)

Actualizado 22/01/2007 19:46:59 CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Nacional ha absuelto por falta de pruebas a Antxon Sasiain Rodríguez de los delitos de asesinato terrorista en grado de tentativa, estragos terroristas y colaboración con banda armada en relación con el atentado perpetrado en mayo de 1997 contra la base militar de Araca, en Vitoria, en el que un coronel y dos empleadas de la lavandería resultaron heridas.

El tribunal resalta que sólo ha quedado acreditado que Sasiain realizó funciones de lanzadera para evitar que los autores del atentado fueran interceptados en un control entre las localidades vizcaínas de Amorebieta y Dima, así como entre esta última población y el Parque Arriaga de Vitoria, pero insiste en que ello no significa que conociera los planes concretos que habían diseñado los miembros liberados del "comando Araba" ya condenados por estos hechos, Ignacio Crispín Garcés y Aitor Bores, ni que éstos estuvieran trasladando explosivos.

La sentencia considera probado que Crispin y Bores consiguieron entrar en la base militar y colocaron dos artefactos explosivos bajo el despacho del coronel-director del centro, quien saltó por los aires tras la detonación, aunque no sufrió ninguna lesión.

La Sección Segunda de lo Penal tiene en cuenta las manifestaciones policiales de los condenados Crispin y Bores por estos hechos para corroborar que Sasiain sólo actuó como vehículo lanzadera, "limitándose a circular por delante de los miembros liberados para avisarles en el supuesto de un control policial".

También señala que dichas afirmaciones fueron ratificadas tanto por las alegaciones de Sasiain durante la vista oral, así como la de los ya condenados. El primero admitió que colaboró en diversas ocasiones como lanzadera, mientras que los últimos subrayaron que no informaban a sus colaboradores, por razones de seguridad, del contenido de las acciones que iban a desarrollar.

Finalmente, el tribunal absuelve al acusado del delito de colaboración con banda armada, puesto que las autoridades francesas ya le condenaron en mayo de 2003 por asociación de malhechores como integrante de la organización terrorista ETA.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies