La Audiencia Nacional condena a 16 años y medio de cárcel a seis piratas por intentar abordar el atunero 'Izurdia'

Publicado 04/02/2015 15:30:20CET

Abrieron fuego contra el pesquero vasco en el Índico, se resistieron a ser detenidos y participaron en el secuestro de otros buques

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Nacional ha condenado a 16 años y medio de cárcel a cada uno de los seis piratas somalíes que intentaron abordar el atunero vasco 'Izurdia', contra el que abrieron fuego el 10 de octubre de 2012, cuando navegaba en aguas del océano Índico.

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal ha considerado a Adawe Yusuf Ali, Abdi Ali Salad, Abdilahi Ise Jama, Yahye Omar Ali Hasan, Ali Mahamed Hirsi culpables de un delito de pertenencia a organización criminal y otros dos de piratería por intentar atacar el pesquero vasco y por desobedecer al buque de guerra holandés que les conminó al día siguiente a detenerse en el marco de 'Operación Atalanta' de la Unión Europea.

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Fermín Javier Echarri, no considera creíble la versión de los acusados argumentando que "estaban pescando" cuando fueron detenidos por este buque holandés a tenor de los efectos incautados en su embarcación y de las manifestaciones de los testigos y peritos, que declararon en el juicio que "por esas aguas no suele haber pescadores" pero sí hombres dedicados al "negocio" de la piratería.

A esta actividad se dedicaban los miembros de este "grupo experimentado", muchos de los cuales habían participado en el secuestro de otros buques, según pusieron de relieve estos peritos a tenor de un informe de inteligencia que analizaba las huellas dactilares y los mensajes localizados en los teléfonos móviles intervenidos a somalíes dedicados a este tipo de acciones.

"Todos los acusados formaban parte del último eslabón o del primero de ellos, cronológicamente hablando, de una organización dedicada a la piratería encargada del asalto, abordaje y secuestro de personas y bienes a fin de obtener un beneficio ilícito", señalan los magistrados, para añadir que se trataba de una red permanente, jerarquizada y provista de un reparto de funciones, financiación y armas de guerra para "vencer la resistencia de los obstáculos que pudieran hacerles frente".

CÉLULA DE ASALTO

La sentencia declara probado que los acusados integraban en 2012 una "célula de asalto" o grupo de acción pirata organizado con material y elementos destinados al abordaje y secuestrado de buques comerciales en la zona conocida como 'cuerno' de África.

Todos ellos formaban parte de una organización asentada en Harare que estaba dotada de equipamiento tecnológico, operativo e interno de "alto poder destructivo", se aprovechaban de identidades ficticias y dominaban procedimientos paramilitares.

El abordaje se produjo el 10 de octubre de 2012, sobre las 12.10 horas, cuando el grupo pirata decidió desde un esquife abrir fuego contra el atunero empleando ametralladoras RPG'S y fusiles AK-47. El ataque fue repelido por el personal de seguridad privada del atunero, que intentó sin éxito detener el esquife.

Al día siguiente, a 200 millas de la costa de Somalia, la embarcación de los piratas fue localizada por un buque de guerra de la Real Marina de los Países Bajos bajo el mandato de la Fuerza Naval de la Unión Europea, que procedió a detener a sus ocupantes tras realizar varias ráfagas de fuego de advertencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies