La Audiencia Nacional confirma la sanción de 2 años de suspensión de Carlos Gurpegi por dar positivo a la nandrolona

Actualizado 31/07/2006 17:38:10 CET

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional ha confirmado la sanción de dos años de suspensión impuesta al jugador del Athletic de Bilbao Carlos Gurpegi por dar positivo por consumo de nandrolona en un control antidopaje, el 1 de septiembre de 2002, en el estadio donostiarra de Anoeta. En una sentencia hecha pública hoy, el tribunal afirma que "ha quedado acreditado la ingesta de la sustancia dopante nandrolona".

De esta manera, el tribunal desestima un recurso de apelación presentado por el futbolista contra la sentencia de noviembre de 2004 de la Audiencia Nacional, que confirmó la sanción impuesta por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y afirmó que "existen indicios científicos absolutos de que la presencia del metabolito (19-norandrosterona) detectado en la orina" del jugador rojiblanco "es como consecuencia del consumo de nandrolona".

La sentencia, hecha pública hoy, contra la que no cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo, rechaza los motivos de impugnación del futbolista en su recurso y declara que "la sentencia apelada es congruente al haber resuelto, expresa o tácitamente, todas las cuestiones planteadas por el jugador rojiblanco". Y concluye que "la sanción de suspensión de licencia federativa por dos años se ajusta a la normativa aplicable".

Carlos Gurpegi dio positivo por 19-norandrosterona en el derbi vasco entre la Real Sociedad y el Athletic Bilbao en la primera jornada de Liga de la temporada 2002-2003, por lo que fue sancionado con dos años de suspensión el 14 de febrero por la RFEF.

El Comité de Competición ratificó la sanción de dos años el 6 de mayo de 2003. Ese mismo año la confirmó el Comité de Apelación de la RFEF, y volvió a ser revisada por el Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD). Pero el Athletic, alegando que el jugador genera la sustancia de manera endógena (natural) cuando realiza un esfuerzo físico, acudió a la justicia ordinaria, consiguiendo que la Audiencia Nacional suspendiera cautelarmente el 3 de diciembre de 2003 la sanción que pesaba sobre el centrocampista.

CONCENTRACIÓN DE 19-NA

La resolución dictada ahora por la Audiencia Nacional considera probado que el control de dopaje practicado al jugador por el Laboratorio de Control de Dopaje del Consejo Superior de Deportes "dio como resultado una concentración de 19-NA de 9,8 ng./ml. (y 9,5 ng./ml. en el contraanálisis), computadas únicamente las fracciones libres y glucuroconjugada de la indicada sustancia". Añade que "en el primer análisis de las pruebas de Gurpegi apareció además un segundo metabolito, la 19-Noretiocolanolano".

Respecto al recurso contencioso-administrativo que interpuso Gurpegi contra la resolución de la Presidencia del Consejo Superior de Deportes, que aprobó el 27 de diciembre de 2004 una lista de sustancias y productos prohibidos en el deporte español, la sentencia afirma que la citada resolución "no constituye una extralimitación en el ejercicio de la potestad reglamentaria, ni vulnera el principio de jeranquía normativa,a ni contraviene la orden de enero de 1996 sobre controles de dopaje".

Asimismo, señala que "no vulnera los convenios internacionales suscritos por España, ni se separa del criterio establecido en la resolución prededente de 10 de diciembre de 2003, ni establece una presunción sobre el consumo de la sustancia dopante nandrolona". RECURSO DESESTIMADO.

En la sentencia de 2004, confirmada hoy, la Audiencia Nacional ya desestimó en su totalidad el recurso interpuesto por el jugador rojiblanco. Respecto al argumento de que se ha vulnerado la presunción de inocencia del futbolista, el tribunal no descartó que la existencia de la sustancia 19-NA fuese detectada a través de un metabolito susceptible de tener un origen natural. Sin embargo, consideró que este extremo, el origen endógeno de la sustancia prohibida detectada, se debe demostrar "a través de la correspondiente prueba pericial".

Del mismo modo, rechazó que se hubiese producido una vulneración del principio de tipicidad, ya que "los hechos imputados consisten en el consumo" por parte del jugador "de sustancias prohibidas, conducta tipificada" por la Ley del Deporte. Añadió que en el presente caso "no nos encontramos ante una prueba de indicios, ya que existe la certeza científica absoluta" de que la presencia de la sustancia prohibida es por el "consumo de nandrolona".

"La presencia de dicho metabolito es una prueba de consumo de nandrolona, conclusión a la que se llega tras la correspondiente deducción científica, sin que en este caso haya que acudir a un proceso mental y razonado, acorde con las reglas de criterio humano, para llegar a tal afirmación, máxime cuando junto con la 19-NA se ha detectado un segundo metabolito, la 19-Noretiocolanolona, que confirma la positividad del análisis", agregó.

En cuanto a la vulneración del principio de proporcionalidad alegada por la representación de Gurpegi, la sentencia indicó que se le ha había impuesto la sanción mínima posible, ya que el consumo de productos incluidos en la lista de sustancias prohibidas está castigado con "suspensión o privación de licencia federativa de dos a cuatro años y, en su caso, multa de 250.000 a 2 millones de pesetas".