La Audiencia Nacional decreta prisión incondicional para dos islamistas radicales detenidos en Málaga

Actualizado 25/01/2006 19:25:25 CET

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Nacional ha decretado prisión incondicional para dos islamistas radicales detenidos en las localidades malagueñas de Estepona y Benalmádena, el pasado domingo y el viernes, respectivamente, por su supuesta vinculación con grupos terroristas. El juez de la Audiencia Nacional Félix Degayón envió a prisión incondicional de Abdelfatah En Naji Chenaf, "Atater" o "El Checheno", para quien había dictado una orden de busca y captura el pasado día 19, por un delito de pertenencia y/o colaboración con organización terrorista y delitos contra la propiedad.

Por su parte, el también juez de la Audiencia Fernando Andreu envió a prisión a Mohamed Anouar Zaoudi por un delito de colaboración con organización terrorista islamista. Este supuesto terrorista fue detenido el pasado domingo en Estepona, mientras que el otro fue arrestado el viernes en Benalmádena.

"Atater" y otros cinco terroristas para los que el juez Degayón dictó busca y captura están supuestamente relacionados con los siete detenidos el pasado mes de diciembre en distintas localidades malagueñas, acusados de efectuar robos en viviendas para luego vender los objetos sustraídos y destinar el dinero que obtenían a la financiación del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC).

El auto de prisión dictado por el magistrado señala que Abdelfatah En Naji Chenaf, también conocido como "El Checheno", estuvo alojado en casa de Salah Edinne Berkoun, "Sala" -supuesto líder del grupo-, y que adquirió un "papel relevante en la organización" en detrimento de la posición que ostentaba este último. En su domicilio se alojaron recientemente un grupo de individuos procedentes de Chechenia, añade el auto, que indica que "Atater" les tuvo que entregar 35.000 euros.

El grupo al que pertenecía "El Checheno" se dedicaba a financiar al GSPC. Según el juez, el sistema de financiación de esta organización terrorista se basa en una constante labor de delincuencia (menudeo de drogas, delitos contra la propiedad, robos, falsificación de tarjetas, etc) llevada a cabo por grupos como éste, que dedican una parte del "botín" para su supervivencia y la mayor parte para sufragar acciones terroristas.

Este presunto terrorista trataba en su vida cotidiana de salvaguardar a toda costa tanto su identidad como los domicilios que frecuenta, mientras que para comunicarse con compañeros de su grupo utilizaba palabras en clave. En el registro de su casa se encontraron numerosas joyas, más de 80 relojes de gran valor, de los que el juez descarta que formen parte de la colección del imputado o de la inversión en oro y joyas por parte de su esposa, profesora de puericultura.

En dos documentos hallados en su casa constan numerosas alusiones a ciudades y personas relacionadas con la actividad terrorista en Chechenia, "careciendo de verosimilitud las explicaciones que dicho imputado ha realizado para justificar la posesión de tales documentos, indica el magistrado en el auto.

De los siete detenidos el pasado mes de diciembre, el juez Degayón envió a prisión incondicional a tres de ellos por un delito de pertenencia o colaboración con banda armada. En el auto de prisión destacó que el nivel de vida del que disfrutaban estos presuntos salafistas era "muy austero", lo que "corrobora la hipótesis de que se trata de una célula de financiación" del GSPC.

GRUPO DE VILANOVA

Por otra parte, el juez Fernando Andreu decretó hoy prisión incondicional por colaboración con banda armada para Mohamed Anouar Zaoudi, al considerarle integrado en el grupo desmantelado en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) el pasado día 10 que se supone que enviaba muyahidines a Irak. Esta persona fue detenida el pasado domingo en Estepona por agentes de la Guardia Civil.

Durante su declaración ante el juez no reconoció estar vinculado a este grupo, ni que se quisiera quitar la vida en un atentado, aunque en el registro de su casa se le encontraron libros y anotaciones suyas sobre la 'yihad' (guerra santa) y sobre la posibilidad de sacrificarse como mártir.

El detenido está considerado un alumno aventajado del líder del grupo, Mohammed Mrabet Fahsi, y se sospecha que se estaba preparando para viajar a Irak a cometer atentados terroristas. Zaoudi fue compañero de piso de Bellil Belgasem, el yihadista reclutado por el grupo de Vilanova que se inmoló en la sede de los carabinieri en Nasiriya (Irak) el 12 de noviembre de 2003 causando la muerte de 30 personas.

Nacido el 15 de marzo de 1977 en Tánger (Marruecos), el detenido coincidió con Mrabet, ya en España, en una de las carnicerías de las que este último era propietario y en la que estuvo trabajando como empleado. Alumno aventajado de las reuniones de adoctrinamiento y reclutamiento de la célula, pasó a formar parte junto a otros dos arrestados en la 'Operación Chacal', Nouredine Samadi y Mustafá Mourdoude, del grupo de protegidos o jóvenes de confianza del líder del grupo.

La 'Operación Chacal' que culminó con las detenciones del 10 de enero, comenzó en agosto de 2004 cuando los agentes del Servicio de Información detectaron la intensa actividad en dos pisos de Vilanova, donde continuamente cambiaban sus inquilinos, todos ellos árabes. de 2004.