La Audiencia Nacional juzga esta semana a tres presuntos yihadistas vinculados a un líder del Estado Islámico en España

Publicado 10/12/2017 12:10:35CET

El fiscal pide 9 años de prisión para cada acusado, una de las cuales es una mujer que intentó viajar dos veces para unirse a la organización

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzga a partir de mañana, lunes, a tres presuntos integrantes del grupo terrorista Estado Islámico, con vínculos con uno de los líderes de la organización y que se dedicaban a difundir propaganda yihadista y radicalizar y atraer a nuevos adeptos. La Fiscalía pide para cada uno de ellos nueve años de cárcel.

El relato del escrito de acusación de la Fiscalía comienza con Achraf Jouied, una de las cabezas visibles del Estado Islámico (también conocido como DAESH) en España, quien se encuentra en búsqueda y captura por orden de la Audiencia Nacional.

Jouied viajó a Siria a finales de 2013 y se integró en el Estado Islámico en octubre del año siguiente. Dentro de esta organización, habría realizado labores propagandísticas y también habría participado en "tareas militares y combates". A partir de 2015 su labor habría consistido en "difundir las actividades" del grupo terrorista, "radicalizar y atraer nuevos adeptos", según Fiscalía.

A partir de la investigación a Jouied, el Ministerio Público considera acreditada la vinculación de Jouied con los tres acusados en el juicio que comienza el lunes: Abderrahman Iaddaben, Mostapha Touzani y Miriam el Hayadi.

Los dos primeros, ambos de nacionalidad marroquí, son tío y sobrino, respectivamente y se habrían dedicado a "actividades de proselitismo, captación y adoctrinamiento terrorista en beneficio del DAESH", sobre todo a través de las redes sociales. Touzani mantenía contacto habitual con Jouied.

Por ejemplo, tanto Iaddaben como Touzani han publicado en sus cuentas de redes sociales fotografías de ellos posando frente a la basílica de la Sagrada Familia, en Barcelona, con banderas de la Yihad, en el marco de una campaña de apoyo al Estado Islámico.

PRIMERO INTENTÓ VIAJAR A SIRIA Y LUEGO A AFGANISTÁN

Por su parte, la tercera acusada, Miriam el Hayadi, fue relacionada por los investigadores con Touzani por otra mujer con la que supuestamente iba a viajar a Siria en diciembre de 2014 para integrarse en el Estado Islámico.

Ninguna de las dos consiguió llegar al país árabe, por causas que se desconocen, lo cual no hizo decaer su proceso de radicalización, sino más bien al contrario: según el escrito del fiscal, "Miriam el Hayadi no ha desistido de conseguir su objetivo, habiendo permanecido paciente casi un año para volver a intentar alcanzar su meta de una manera diferente, incorporarse al DAESH pero en Afganistán en compañía de un nuevo prometido".

"La acusada expresa un profundo odio hacia todo lo occidental o antiislámico", explica el Ministerio Público en su escrito y basándose en las conversaciones telefónicas que los investigadores intervinieron a El Hayadi.

Por todo lo expuesto, la Fiscalía ve en los tres acusados un delito de pertenencia a organización terrorista por el que pide para cada uno un total de nueve años de cárcel.