La Audiencia Nacional juzgará mañana a Txapote e Irantzu Gallastegi por el asesinato de Miguel Ángel Blanco

Actualizado 18/06/2006 13:13:00 CET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Nacional juzgará mañana a los ex dirigentes etarras Francisco Javier García Gaztellu, alias "Txapote", e Irantzu Gallastegi Sodupe, alias "Amaia", por el secuestro y asesinato el 12 de julio de 1997 del concejal del Partido Popular de la localidad de Ermua (Vizcaya) Miguel Ángel Blanco, cuando militaban en el "comando Vizcaya" de ETA.

En el juicio, la Fiscalía solicita una condena de 50 años de cárcel para cada uno de ellos por los delitos de secuestro y asesinato terroristas. Además, solicita que el tribunal dicte una orden de alejamiento de la localidad de Ermua durante 5 años después de que los etarras salgan de prisión.

Según el relato de hechos del fiscal, Gallastegi abordó a Blanco el 10 de julio de 1997 en la estación de tren de Eibar (Guipúzcoa), cuando éste acudía a su trabajo, y fue conducido a un lugar desconocido por ella y los otros integrantes del "comando Vizcaya", "Txapote" y el fallecido José Luis Geresta Múgica.

La tarde de ese mismo día, la Ertzaintza y el Servicio de Seguridad del PP recibieron una llamada de "Egin-Irratia" en la que se alertaba de que ETA reivindicaba el secuestro del concejal y daba de plazo hasta las 16.00 horas del sábado 12 de julio para trasladar a todos los presos etarras a Euskal Herria, o de lo contrario le matarían.

El mismo sábado a las 16.40 se localizó en un campo cercano a Lasarte (Guipúzcoa) el cuerpo del concejal 'popular', aún con vida, con las manos atadas con un cable eléctrico y dos heridas de bala en la cabeza. Los disparos, prosigue el fiscal, fueron efectuados a muy pocos centímetros de la cabeza de Blanco, quien se encontraba en posición y condiciones de absoluta indefensión. Al día siguiente el concejal fallecía en un hospital de San Sebastián por la destrucción de centros vitales, consecuencia de los disparos.

PLANEANDO EL ASESINATO

El fiscal también explica en su escrito que Gallastegi y "Txapote" se alojaron en 1996 en casa de Ibon Muñoa Arizmendarrieta, ya condenado en octubre de 2003 a 33 años de cárcel como cómplice de estos hechos, y le comunicaron su intención de secuestrar al concejal del Partido Popular. Muñoa les propuso que podrían mantenerle retenido en un apartamento que sus padres tenían en Zarauz (Guipúzcoa), aunque posteriormente los etarras desecharon esta opción porque el piso no reunía las condiciones que necesitaban.

Poco antes del secuestro, los miembros del comando solicitaron a Muñoa que colocase su vehículo en la estación donde posteriormente secuestraron a Blanco, tanto para guardar espacio de aparcamiento al coche que utilizarían los terroristas como para tener un "vehículo de seguridad", en caso de que fallase el suyo.

El día 9 de julio, un día antes del secuestro, el propio Muñoa vio pasar a Geresta Múgica por delante de su trabajo, que se encontraba a unos 150 metros del de Blanco. Al regresar a su domicilio, los etarras le explicaron que no habían logrado secuestrar al concejal porque éste no había aparecido.

En los meses de septiembre y octubre de ese mismo año, prosigue el fiscal, Muñoa volvió a acoger en su casa a "Txapote" y Gallastegi, quienes reconocieron su participación en el asesinato del concejal de Ermua, donde "discutieron acerca del resultado" de la acción "y su incidencia en el nacionalismo vasco".

El fiscal también explica que los exámenes científicos revelaron que el arma con la que los acusados mataron a Blanco es idéntica a la que fue incautada al etarra Sebastián Lasa en mayo de 1998, quien reconoció que fue el propio "Txapote" quien se la entregó. Es también la misma pistola con la que el miembro del "comando Vizcaya" Kepa Echevarría Sagarzazu atentó fallidamente contra el funcionario de prisiones Juan José Baeza en Rentería (Guipúzcoa) en abril de 1997, y que el etarra devolvió posteriormente a los imputados.

Además, menciona que Muñoa confeccionó las placas falsas del coche con el que ETA atentó el 11 de octubre de 1997 contra un vehículo de la Guardia Civil, tal y como se lo ordenaron los miembros del "comando Vizcaya" cuando se encontraban en su domicilio preparando el ataque contra Miguel Ángel Blanco.

Gallastegi fue entregada por Francia junio de 2005, mientras que "Txapote" lo fue temporalmente en diciembre de ese mismo año, para ser juzgados por las causas que tienen pendientes en España. Ambos fueron juzgados esta semana por el asesinato del concejal del PP de Rentería (Guipúzcoa) José Luis Caso.

Francisco Javier García Gaztelu está acusado, además del asesinato de Miguel Ángel Blanco, de la muerte del concejal del PP en San Sebastián Gregorio Ordóñez; del dirigente socialista vasco Fernando Múgica; del jefe de la Policía Municipal de San Sebastián Alfonso Morcillo; y del brigada del Ejército de Tierra Mariano de Juan.