Audiencia de Valladolid juzga mañana al vecino de Zaratán que tiene aterrorizados a sus vecinos

Actualizado 06/02/2006 9:28:40 CET

En una de las ocasiones azuzó a su perro contra la vecina, que sufrió graves mordeduras en el cuerpo

VALLADOLID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Valladolid sentará en el banquillo hoy y mañana al vecino de Zaratán José Paulino A.R. como presunto autor de distintos delitos de lesiones, daños y coacciones y faltas sobre el matrimonio compuesto por Luis Miguel V. y Marta S, propietario de un chalé próximo al del acusado que entre los meses de marzo y abril de 2003 fue, supuestamente, objeto de un hostigamiento continuo en el que sufrió el lanzamiento de todo tipo de objetos, amenazas de muerte, disparos de carabina y hasta el ataque de un perro.

El acusado, sobre el que pesan numerosas denuncias de otros vecinos de Zaratán, es el mismo que hace unos días se sentó en el banquillo del Juzgado de lo Penal número 2 para responder de hechos similares sobre otra pareja de la misma urbanización y que se encuentran aún pendiente de sentencia.

En el caso que será juzgado por la Audiencia de Valladolid, el Ministerio Fiscal solicita para el imputado un total de 4 años de prisión, multas por valor de 4.050 euros y el pago de indemnizaciones en favor de sus víctimas por importe superior a los 4.110 euros como autor tres delitos de lesiones, coacciones y daños, cuatro faltas de ofensas a los agentes de la autoridad y dos faltas de daños, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El periodo secuencial de los incidentes se inicia en la madrugada del día 29 de marzo de 2003 cuando José Paulino A.R, quien tiene aterrorizada a una urbanización de chalés en Zaratán, comenzó a tirar piedras contra la fachada de una vivienda sita en el número 58 de la calle Pozuelo y en la que vivían Luis Miguel V. y Marta S.

Ya en aquella ocasión, siempre según el fiscal, el imputado amenazó a los vecinos con echarles el perro y no contento con ello insultó incluso a los guardias civiles que acudieron en auxilio del matrimonio. "Iros a tomar por el culo, guardias civiles de mierda", les espetó el acusado a los funcionarios.

PERDIGONADAS EN LA PUERTA DE CASA

A este incidente seguirían otros ocho más hasta el 29 del mes siguiente, en todos ellos con el lanzamiento de piedras, botellas y otro tipo de objetos, entre ellos un adoquín, contra la fachada de sus vecinos y sus vehículos, que sufrieron distintos desperfectos.

En otras ocasiones llegó a utilizar una carabina de aire comprimido con la que disparó perdigones tanto a la puerta del chalé de sus vecinos como al perro de éstos.

Sin embargo, el episodio más grave se registró sobre las 13.30 horas del 29 de abril de 2003 cuando el acusado llegó en su vehículo al domicilio y coincidió que en la calle se encontraba la vecina, Marta S. Así, tras estacionar el turismo, José Paulino A.R. salió del mismo con su perro 'Rocky' y volvió a arrojar piedras contra el chalé situado frente al suyo.

Al ser recriminado por la vecina, el agresor se abalanzó sobre ella y le propinó dos puñetazos en la cara y en la cabeza, a la vez que la arrojó al suelo y siguió golpeándola. Fue en ese momento cuando, presuntamente, dio la orden a su perro para que atacara a la mujer, que sufrió graves mordeduras en el brazo, costado y muslo derechos.

La víctima tardó en curar 28 días, de los que 14 estuvo impedida. Además, el ataque del perro le ha dejado diez cicatrices de entre 1 y 6 centímetros en las zonas donde recibió las mordeduras del can.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies