AUGC aspira a ser mayoritaria en el primer Consejo de Guardia Civil y dice que la democracia entra ya en los cuarteles

Actualizado 18/09/2008 16:20:10 CET

Acusa a Interior de "rebasar e incumplir" el plazo para convocar elecciones y amenazan con manifestarse por la equiparación salarial

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), organización profesional mayoritaria de Cuerpo, inició hoy la precampaña a las primeras elecciones al Consejo de la Guardia Civil, bajo el lema 'Dignidad profesional y equiparación salarial'. Con la pegada de 5.000 carteles y más de mil agentes explicando a todas la unidades las ventajas del Consejo, quiere reflejar cómo "la democracia entra en los cuarteles".

La AUGC, convencida de la "trayectoria, empuje y capacidad" de los cerca de 27.000 agentes que la integran, busca lograr una amplia representación en la "mesa" en la que las asociaciones se sentarán por primera vez en su historia con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Gracias al marco legal y estatutario los guardias civiles somos ciudadanos además de empleados públicos", afirmó el secretario general de AUGC, Alberto Moya.

Este Consejo, que estará formado tanto por representantes de las asociaciones como de la Administración, tendrá como objetivo mejorar el funcionamiento interno de la Institución así como las condiciones profesionales de sus integrantes. "Deberá ser oído en la normativa aplicable, las condiciones de trabajo, el régimen retributivo, la formación y riesgos laborales y otras propuestas", indicó Moya.

El líder de AUGC también expuso el "proyecto global" que presentarán de cara a los comicios, y en el que defienden una batería de 15 propuestas relacionadas con la dignidad laboral de los guardias. Entre ellas, apoyan una mayor equiparación con las policías autonómicas a nivel salarial, en los turnos de vacaciones y servicio, o en la homologación del catalogo de puestos de trabajo.

Además, trabajan a favor de la promoción interna; el incremento retributivo en algunas especialidades, de acuerdo a su peligrosidad y turnicidad; la puesta en marcha de un plan de prevención de riesgos laborales y el incentivo de la política social y de conciliación familiar y laboral.

"A diferencias de otras asociaciones sectarias, huimos de intereses corporativistas y no hacemos diferencias de galardones ni especialidades", destacó Moya, quien anunció que presentarán candidaturas en las cuatro escalas porque se trata de "sumar para tener más fuerza".

INCUMPLIMIENTO DE RUBALCABA

El representante también criticó que el Ministerio del Interior "ha rebasado e incumplido" la ley orgánica reguladora de los Derechos y Deberes de los guardias civiles, ya que "en agosto se tendrían que haber convocado las elecciones para celebrarse como máximo tres meses después".

Así, aclaró que las elecciones al Consejo no han sido convocadas y por ello AUGC está inmersa todavía en la precampaña. "Espero que las elecciones sean antes de 2009", expresó.

"Esperemos que el Gobierno haga del Consejo el instrumento útil, se tome el suficiente interés y cumpla con lo establecido en la ley", agregó. No obstante, Moya advirtió de que "desautorizarán", con "firmeza", al Consejo en caso de que no cumpla con las expectativas de los miembros de la Benemérita.

POSIBLES RETICENCIAS DE GUARDIAS CIVILES

Por su parte, el secretario de comunicación de AUGC, Juan Antonio Delgado, anunció que su organización desplegará alrededor de 5.000 carteles en los 2.8000 puestos que la Guardia Civil tiene en todo el país, labor que se acompañará de pegatinas, trípticos, vídeos explicativos e incluso una revista dedicada a la difusión del Consejo.

Lamentó también que algunos agentes, que "llevan el paso cambiado", pueden poner obstáculos y reticencias a la hora de colocar tales letreros bien porque "se asusten" o por "ignorancia".

Por último, AUGC informó de que por el momento "no ha habido avances ni un acercamiento" por parte del Ministerio en lo que respecta a la equiparación salarial con el resto de policías. "Vivimos en una situación laboral precaria. Estamos cansados de ser el pariente pobre de las Fuerzas de Seguridad", señaló.

Amenazó también con unirse a la gran manifestación prevista para octubre en Madrid por los sindicatos policiales si Interior sigue sin negociar esta cuestión. "Si los policías salen a la calle, no vamos a quedarnos de brazos cruzados para demandar esa equiparación", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies