AUGC celebra las dos nuevas leyes pero advierte que es el primer paso en la "transición democrática" de la Guardia Civil

Actualizado 05/10/2007 16:34:10 CET

La asociación ve una "contradicción" en las propuestas de sanción a los expedientados por manifestarse con el nuevo marco jurídico

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), Manuel del Álamo, celebró hoy la aprobación en el Congreso de las dos nuevas leyes que reforman el régimen disciplinario de la Guardia Civil y reconocen el asociacionismo, aunque advirtió de que éste es sólo el primer paso en el proceso de "transición hacia la democracia" dentro del Cuerpo.

En rueda de prensa, Álamo afirmó que el nuevo marco jurídico es la "palanca" para modernizar la Guardia Civil y hacerla más democrática al adaptar la regulación a la labor hoy en día de los agentes. "Estamos convencidos de que estas dos leyes señalan un nuevo rumbo en el Cuerpo", afirmó el portavoz de la asociación.

A su entender, la supresión de la pena de arresto como consecuencia de las faltas cometidas por los guardias y el reconocimiento de derechos como el asociacionismo en el Cuerpo, entre otros, marcan el inicio de la "transición hacia la democracia" en la Benemérita, de la que además, "no hay vuelta atrás". "Los textos no son perfectos", avisó, y por ello, la AUGC seguirá "luchando" para lograr sus fines.

No obstante, Álamo pidió al Gobierno que reflexione acerca de las sanciones a una veintena de miembros de la asociación por manifestarse vestidos de uniforme el pasado 20 de enero en Madrid y avisó de que la AUGC "no está dispuesta a asumir" sanciones "tan graves" como la que pesa sobre el secretario general, Joan Miquel Perpinyá, la expulsión del Cuerpo.

En su opinión existe una una "contradicción" en dichas propuestas de sanción con el nuevo marco jurídico, que, además, reconoce algunas de las reivindicaciones que los agentes expresaron el 20 de enero en Madrid. Advirtió además que de aceptarse algunas de las propuestas de sanción, como expulsiones del Cuerpo, la AUGC "no se quedará de brazos cruzados".

La secretaria de la Mujer, María del Mar Camacho, remarcó en este sentido que el cumplimiento por parte del PSOE de su programa electoral con la aprobación de estas dos normas se debió en gran parte a la "presión" que ejercieron los agentes congregados aquel 20 de enero. "No hay que olvidar que fue gracias a esta concentración que el Gobierno se puso las pilas", indicó.

LA AUSENCIA DE MESQUIDA, "MAL COMIENZO"

Preguntado por si el nuevo marco jurídico mejorará las relaciones de la asociación con la cúpula militar, el portavoz de la AUGC se mostró optimista en las futuras relaciones con el Gobierno y la cúpula militar a partir de la aprobación del nuevo marco jurídico, puesto que afirmó "es una apuesta por el diálogo".

No obstante, lamentó la ausencia ayer en el Congreso de altos cargos de la dirección de la Guardia Civil y, en concreto, del director general de la Guardia Civil, Joan Mesquida. Reconoció que dichas ausencias en un día "histórico" para la Guardia Civil "son un mal comienzo" para abrir una "nueva etapa".

Álamo se mostró, por último, también optimista en la resolución que el Gobierno haga de los expedientes y afirmó que, puesto que,"todavía hay tiempo", la asociación "tratará de convencer" al Gobierno de la desproporción de las sanciones porque, insistió, "no hicimos nada ilegal" aquel 20 de enero. "Esperamos una decisión acorde con las nuevas leyes", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies