AUGC denuncia el "desamparo" de los guardias civiles en Gibraltar y denuncia que no han recibido instrucciones precisas

 

AUGC denuncia el "desamparo" de los guardias civiles en Gibraltar y denuncia que no han recibido instrucciones precisas

Actualizado 25/11/2009 15:02:09 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) lamentó lo que entienden como un "desamparo institucional" en el que se encuentran los guardias civiles que patrullan en aguas de Gibraltar al tiempo que denunciaron no haber recibido instrucciones precisas de actuación en una zona en la que, según alertan, la tensión cada día va en aumento a raíz de los incidentes registrados con la Armada británica.

"No hay instrucciones, de eso es de lo que nos quejamos. No hay suficiente respaldo sobre cómo tenemos que actuar ante situaciones que entendemos como una amenaza", denunció un portavoz de esta asociación.

"Es el Gobierno el que tiene la responsabilidad de decirle a nuestros agentes que es lo que tienen que hacer y cada día que pasa la tensión aumenta y seguimos igual", reiteran desde la AUGC, quien insistió en que los agentes británicos "son unos mandados como los guardias" civiles por lo que manifestó que "el problema viene de arriba".

Este portavoz relató como es costumbre que las patrulleras británicas se acerquen a las embarcaciones de la Guardia Civil a las que instan a abandonar la zona llegando incluso a realizar "maniobras intimidatorias". "No entramos en el derecho internacional marítimo, pero lo que si que queremos es un respaldo operativo", explicó.

"De lo que estamos hablando es de unas embarcaciones británicas y de unas patrulleras de la Guardia Civil en las que van policías armados", aseguró otro portavoz de esta asociación, que, aunque manifestó su confianza en que estos enfrentamientos no vayan a más, no ocultó su preocupación ante la posibilidad de que esta situación pudiese derivar en situaciones de mayor gravedad.

En ese sentido, recordó que la situación debería retornar al estado en el que se encontraba antes de verano, cuando, según dijo, "las relaciones entre las embarcaciones británicas y la Guardia Civil eran de colaboración excelente, como la de trabajadores que sólo entienden de la lucha contra la delincuencia".

Según dijo, las aguas de la zona de Gibraltar es uno de los puntos más sensibles en cuanto al tráfico de hachís y el tráfico de inmigrantes. En concreto, matizó que es el lugar por el que entra "el 50 por ciento del hachís que se consume en toda Europa y el 75 por ciento del que se consume en España", por lo que incidió en que con esta situación "los que más pierden son los ciudadanos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies