AUME no descarta movilizaciones y reiterará a Alonso por carta que le reciba tras la "buena noticia" de la Guardia Civil

 

AUME no descarta movilizaciones y reiterará a Alonso por carta que le reciba tras la "buena noticia" de la Guardia Civil

Actualizado 19/03/2007 15:37:02 CET

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) valoró hoy como "una buena noticia" las dos reformas del marco disciplinario y de derechos y deberes de la Guardia Civil aprobadas por el Gobierno el pasado viernes, al tiempo que no descartó la organización de movilizaciones de sus asociados aunque reconoció que esa posibilidad está mucho más limitada en el ámbito militar y anunció que "en breve" volverá a dirigirse por carta al ministro de Defensa, Antonio Alonso, para que le reciba y puedan establecer "un cauce de comunicación" para mejorar desde el diálogo los derechos sociales y económicos de los miembros de las Fuerzas Armadas.

El secretario general de AUME, Mariano Casado, señaló, en declaraciones a Europa Press, que la aprobación de los dos proyectos legislativos relativos al Instituto Armado supone "una buena noticia" porque implica el cumplimiento de "las promesas electorales" del PSOE en materia de "otorgar derechos a colectivos que llevan sin ellos durante muchos años" y se preguntó "por qué no se van a cumplir otras" demandas como la nueva Ley de Derechos y Deberes de los militares.

Casado incidió en que, tras la aprobación de las dos medidas, su asociación se centrará en ver "cómo culminan los dos proyectos". "Estaremos muy atentos y vigilantes", advirtió, antes de manifestar su deseo de que las reformas en la Guardia Civil tengan "reflejo" en las Fuerzas Armadas.

Preguntado sobre si se plantean organizar concentraciones o movilizaciones de sus asociados para reclamar sus derechos, Casado afirmó que "no es descartable nunca" aunque admitió que en el movimiento asociativo militar ese extremo está "limitado". "Hay que poner los pies en la tierra", añadió.

El 'número dos' de AUME anunció que "en breve" la asociación se volverá a dirigir a Alonso para reclamarle que le reciba y poder de ese modo abrir "vínculos de comunicación para avanzar en la mejora de las condiciones" de los militares.

En ese sentido, explicó que la asociación está trabajando en la actualidad con los grupos parlamentarios en dos "áreas fundamentales", por un lado, en la mejora del proyecto de la Ley de la Carrera Militar --actualmente en tramitación en el Congreso-- y en la necesidad de "perseverar" para que se cumpla "el compromiso electoral" del PSOE referido a los derechos de los militares.

La asociación profesional militar volverá a dirigirse al Ministerio de Defensa para que su titular le reciba y juntos puedan "cambiar impresiones" y establecer un "cauce de comunicación" de cara a mejorar la situación de los militares. AUME ya solicitó en su momento por escrito al anterior ministro, José Bono, una entrevista, con el mismo resultado que con el actual, con el rechazo de la solicitud.

"Es un derecho que tenemos", enfatizó Casado, para después subrayar que su asociación quiere saber del propio Alonso si el Ejecutivo "va a avanzar" en derechos sociales para los militares y va a cumplir con "el mandato de la Ley Orgánica de Defensa Nacional", en referencia a la disposición que daba un plazo ya extinto de tres meses para la aprobación de una Ley de Derechos y Deberes.

Tras admitir que el asociacionismo militar dista actualmente del existente en la Guardia Civil por número de afiliados y antigüedad, el secretario general de AUME dijo que ese "retraso importante se ha empezado a equilibrar" y que el mensaje de que el asociacionismo es compatible con la disciplina y la jerarquía castrense "está calando en la sociedad. En iniciativas con grupos y programas electorales.

Casado señaló que uno de los elementos más importantes para que el Gobierno accediera a la reforma de la Guardia Civil fue la manifestación celebrada en Madrid, junto al hecho de que sus reivindicaciones eran justas y la asociación defiende "con rotundidad y energía" los derechos de los agentes. "Los políticos tienen que ser sensibles a los movimientos sociales", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies