AV.- Madina subraya que la competición "no es de avales" y que él ha presentado 15.000 firmados "de forma libre"

Eduardo Madina
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 27/06/2014 12:22:50 CET

Cree que hacen falta "emoción" y "responsabilidad": "Esto es algo muy serio, no se puede inventar una cosa cada día para quedar bien"

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El aspirante a la Secretaría General del PSOE Eduardo Madina ha subrayado este viernes que la carrera por la Secretaría General del PSOE "no es una competición de avales", ante las noticias de que su rival Pedro Sánchez puede presentar hoy un número mucho más elevado que él.

La candidatura de Madina presentó este jueves unos 15.000 avales de militantes del PSOE, 5.000 más de los alrededor de 10.000 necesarios para ser proclamado candidato a la Secretaría General. Madina ha dicho que ha sido "un honor" recibir esas firmas, de militantes que "lo han hecho de forma libre, sin que nadie les presione para que firmen esos avales".

En declaraciones a 'Los Desayunos de TVE' recogidas por Europa Press, Madina ha asegurado que siguen llegando avales para su candidatura y que hoy su equipo presentará más.

Con todo, ha dicho que la cuestión del número de avales forma parte de las "curiosidades" de los congresos, pero que esta "no es una competición de avales", sino un congreso en el que votarán los militantes" y en el que lo que importa "es la participación". "Si esto sale bien viene para quedarse", ha dicho.

Madina ha dedicado elogios al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba --le ha retratado como "gran orador" y "alguien que ha hecho mucho por este país"-- pero ha negado ser su candidato y ha recordado que en las últimas semanas le han llamado "muchas cosas" y le han definido, sucesivamente, como el favorito de Zapatero, de Carme Chacón o de Patxi López.

Así, ha insistido en que él no cuenta con el apoyo de ningún aparato: "Aparato y Eduardo Madina son un oxímoron, y en este congreso se ve nítidamente", ha subrayado. En la misma línea, ha dicho que se presenta porque le animaron "miles de personas", que la decisión dependía sólo de si se consideraba "en condiciones" de presentar el proyecto y que en tal caso se habría presentado también contra la presidenta andaluza, Susana Díaz.

Madina no ha querido definir el liderazgo que necesita el PSOE por comparación con el de Rubalcaba, sino en relación "con el tiempo que está por venir", convencido de que "se está abriendo un tiempo nuevo y una manera de hacer política se ha ido". Y cree que para "interpretar" ese tiempo nuevo hace falta "capacidad de emoción" pero también "responsabilidad": "Esto es algo muy serio, uno no se puede inventar una cosa cada día para quedar bien con no sé quien".

CAPACIDAD DE PACTOS

Y en tercer lugar, cree que es necesaria la "capacidad de hacer consensos con fuerzas políticas que opinan distinto". Según ha dicho, no le parece "un mal camino" volver a "poner de moda" los acuerdos y los pactos, pero "desde un proyecto político potente del PSOE, que sea el centro de gravedad de la política", después de un Gobierno del PP que ha aprobado "en soledad" medidas que han supuesto "pasos atrás".

De hecho, ha remarcado que, aunque le critiquen por ello, él es "de izquierdas", como lo es el PSOE, que considera que tiene "una manera bella de mirar la realidad que está detrás de grandes avances" de la sociedad española.

UNA DIRECCIÓN FUERTE

Además, cree que para hacer ese proyecto potente, el partido necesita "recomponer una dirección fuerte" y eso pasa por "no repetir los errores" del congreso celebrado hace dos años en Sevilla y conseguir salir del cónclave "unidos".

El aspirante ha asegurado que si gana el congreso se centrará en construir "la mejor campaña electoral de las elecciones municipales y autonómicas" de la historia del PSOE, para "salir en serio, salir a ganar, con un proyecto municipalista", que es donde "se juega en la primera línea un proceso de cambio histórico que este país está sufriendo con este Gobierno del señor Rajoy".

Y su segunda línea de trabajo, ha dicho, será "tratar de reconstruir todas las alianzas con movimientos sociales, ONGs, sindicatos, movimientos pro derechos civiles" que están "participando y reivindicando como nunca".

RECHAZA VOTAR A JUNCKER

Madina ha vuelto a pedir a los eurodiputados socialistas españoles que renuncien al plan de pensiones del Parlamento Europeo que estuvo gestionado por una SICAV en Luxemburgo y les ha reiterado su petición de que no apoyen al 'popular' Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea.

"Yo voté al PSOE y no voté para eso. Y creo que, como yo, la gran mayoría, por no decir todos", ha dicho, convencido de que es "una mala idea" para el funcionamiento de la UE los próximos años. A su juicio, la "geometría variable, un día intentando pactar con unos una cosa en función de la negociación, del diálogo, del funcionamiento parlamentario, creo que es una mala idea".