Álvarez señala que las incidencias del AVE en Barcelona podrían estar solucionadas en un plazo de 7 a 15 días

Actualizado 22/10/2007 14:31:47 CET

La empresa contratada para realizar las obras asumirá todas sus responsabilidades

MÁLAGA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, señaló hoy que las incidencias del AVE en Barcelona, ocurridas el sábado como consecuencia del deslizamiento de tierras en un túnel de Ferrocarriles de la Generalitat (FGC), podrían estar solucionadas en un plazo de entre siete y 15 días.

"Los técnicos se reunieron ayer para diseñar el operativo en el que se ofrecerán alternativas en el transportes ferroviario y para ver qué impacto tienen los autobuses en el tráfico", señaló la ministra, quien hoy visitó Málaga para presentar el proyecto para la creación de un espacio público dedicado al transporte y la obra pública en el Campamento Benítez.

Alvares indicó, que "los responsables de la obra, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y el Ministerio de Fomento se han reunido para ver qué medidas adicionales se toman. Por un lado se baraja poner otra vez el túnel en servicio del cercanías, posiblemente en un plazo de 15 días, y solucionar las incidencias para garantizar la continuidad y la finalización", añadió.

Además, Álvarez destacó que "la empresa contratada para realizar las obras del AVE en Barcelona asumirá todas sus responsabilidades" por las incidencias ocurridas. "Si no se hubiera entrado en el mismo corredor no habría riesgo de incidencia", indicó.

"No hay ninguna prisa" en terminar las obras en Barcelona, ya que "no se puede parar la obra porque el AVE siempre va a pasar por el mismo sitio. La única prisa que puede haber es darle el mejor servicio, cuanto antes mejor", destacó la ministra, quien informó de que "hay ya 200 autobuses para trasladar a la gente", ya que Renfe reestructuró sus servicios ferroviarios para hoy debido a la suspensión de dos líneas de cercanías.

"La gente que exige rapidez deberían tener más serenidad porque es una obra muy compleja, en donde trabaja mucha gente, muchos responsables y en la que se pueden producir incidentes así. No se ha tratado de engañar a nadie, se ha dicho que compartir corredor suponía el riesgo de tener estas incidencias", apuntó.

Asimismo, Álvarez explicó que "cuando se hace una obra de esta complejidad dentro de un mismo corredor, en el que funciona un tren por minuto a la vez que se tienen que hacer determinadas obras, siempre hay riesgo de que puedan surgir imprevistos, como está pasando en este último tiempo".

"No se debe suspender el tráfico en una zona donde circulan 400.000 personas. Hay tramos más difíciles y otros menos, pero una obra de estas características nunca es fácil", explicó la ministra en relación a que, debido a los problemas producidos en las obras de la línea de Alta Velocidad, ha sido preciso interrumpir el servicio, por ambas vías, en el trayecto Bellvitge-Sants.

Finalmente, la ministra explicó que la zona afectada es de 800 metros y que la incidencia ha sido en el túnel. "Ya queda poco para que se terminen las obras del AVE y ahora los técnicos están estudiando cual es el impacto de esta incidencia, que es grave porque produce más dificultades para las personas que usan este transporte en Cataluña".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies