El Ayuntamiento de Bilbao ha retirado 25 placas en recuerdo de víctimas de ETA alegando que incumplen la normativa

 

El Ayuntamiento de Bilbao ha retirado 25 placas en recuerdo de víctimas de ETA alegando que incumplen la normativa

Publicado 05/05/2017 18:30:58CET

El concejal de Obras asegura que Covite "perjudica más que beneficia" al colocar sus placas en la vía pública sin permiso

BILBAO, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Obras, Servicios, Rehabilitación Urbana y Espacio Público del Ayuntamiento de Bilbao, Ricardo Barkala, ha asegurado que el Consistorio ha retirado 25 placas de homenaje a víctimas de ETA alegando que incumplen la normativa. En este sentido, asegura que Covite "perjudica más que beneficia" cuando coloca sus placas en recuerdo de víctimas de ETA en la vía pública sin permiso, y ha destacado que el Consistorio tiene obligación de cumplir con la normativa y retirarlas, "como en el caso de cualquier otra pancarta".

Barkala ha comparecido este viernes en comisión, a petición del Partido Popular, para informar sobre la retirada de las placas que el colectivo de víctimas del terrorismo, Covite, colocó el pasado mes de marzo en homenaje a víctimas de ETA en aquellos puntos de la capital vizcaína donde fueron asesinados.

En su comparecencia, el concejal bilbaíno ha explicado las actuaciones llevadas a cabo por las brigadas de limpieza municipales en cumplimiento de la ordenanza de limpieza urbana que obliga al Consistorio a reaccionar frente a estas "actuaciones".

Según ha expuesto, fueron un total de 25 las placas colocadas sin permiso y posteriormente retiradas "a medida que conocíamos su ubicación". "Como gestores de lo público tenemos la obligación de cumplir con la norma", ha afirmado Barkala, que ha considerado que llevar esto "por otros derroteros es intoxicar, ya que se trata una cuestión que no tiene doblez".

De este modo, ha mostrado su solidaridad con las víctimas, pero ha resaltado que el Ayuntamiento no puede dejar de cumplir con la normativa vigente y debe, por ello, retirar las placas.

Según ha descrito, el Consistorio cuenta con ocho equipos que trabajan de lunes a sábado para llevar a cabo la limpieza y eliminación de pintadas, carteles o pancartas, aunque el servicio se refuerza en "épocas en que el trabajo se incrementa".

SE HA QUITADO UN 40% DE PINTADAS Y UN 60% DE PANCARTAS Y CARTELES

"Hasta el pasado 30 de abril del presente año el 40 por ciento de lo que se ha quitado son pintadas y el 60 por ciento restante son carteles y pancartas", ha descrito.

En esta línea, ha advertido de que, con su actuación, Covite no hizo sino colocar placas "de forma inadecuada que no se ajustaba a las normas" y, por ello, han tenido que "intervenir y actuar". Por ello, ha defendido que, en este caso, se aplica la norma, "como en el caso de cualquier otra pancarta", y simplemente "se ha retirado una cosa que estaba mal colocada".

MEMORIA HISTÓRICA

Tras valorar que en el ámbito de la memoria histórica "se han hecho cosas y se han marcado hitos", Barkala ha considerado que la acción de Covite "perjudica más que beneficia al conjunto, incluso al objetivo final".

"El camino de Covite no beneficia porque se están dando pasos", ha lamentado el edil, que ha señalado que el Ayuntamiento no suele ir "por el camino" de las sanciones.

Por su parte, el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Luis Eguiluz, ha lamentado que no haya sido el alcalde, Juan María Aburto, quien haya comparecido, y el equipo de gobierno haya pretendido "desviar la atención sobre la esencia del problema", centrándolo por contra en los servicios de limpieza.

En este sentido, ha recordado que en diciembre de 2002 el Consistorio adoptó el acuerdo de denominar una calle "víctimas del terrorismo", algo que no se ha cumplido y, tiempo después, tras la retirada de una placa de Covite en recuerdo de María Luisa Sánchez Ortega, se acordó en junta de gobierno "colocar un elemento identificativo singular allí donde se han producido víctimas asesinadas por el terrorismo y la violencia en Bilbao".

ACUERDO NO CUMPLIDO

"Ese acuerdo jamás se ha cumplido. Covite, con razón o sin ella, ha reaccionado", ha valorado, al tiempo que se ha preguntado si el Ayuntamiento es "igual de diligente con otras manifestaciones, pancartas y pintadas".

Tras cuestionar si es una "actitud provocadora colocar unas placas que cumplen el espíritu de un acuerdo de este Ayuntamiento", Eguiluz ha afirmado que se está siendo "muy escrupuloso" en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, pero "no somos tan escrupulosos y reconocedores de una memoria muy reciente, y eso es malo para la sociedad".

"Tenemos que hacer más cosas y así lo hemos acordado en relación a la memoria de las víctimas, de todas. No lo hacemos, no ponemos el suficiente empeño y, luego, nos enfadamos cuando algunos actúan por libre", ha advertido.

A su juicio, lo acontecido es "un acto de rebeldía" por parte de Covite, que "no es la mejor de las actuaciones", aunque el Ayuntamiento se comprometió "a hacer algo que no ha hecho" por lo que "se sigue negando la historia".

HOMENAJE INCLUSIVO

Por parte del PSE-EE, Alfonso Gil ha valorado que Bilbao cuenta ya con un homenaje a las victimas "inclusivo" donde acuden "el conjunto de grupos políticos".

Asimismo, ha advertido de que no todas las víctimas consideran "positiva" la iniciativa de Covite e incluso "algunas se han rebelado contra ella", por lo que existen damnificados "que han pedido que se quiten las placas".

"Este país, en el contexto actual, debe trabajar por debajo y no ante los altavoces públicos. Iniciativas como ésta no nos llevan a un escenario tranquilizador para las víctimas. La unilateralidad no es buena", ha finalizado.

"LOBBY POLITICO"

Por su parte, la portavoz de EH Bildu Aitziber Ibaibarriaga ha sostenido que Covite "no representa a todas las víctimas y muchas están en contra de su forma de actuar". Además, se ha mostrado conforme con la retirada de placas y ha acusado al colectivo de buscar con muchas de sus acciones el "ejercer de lobby político en Bilbao".

A su juicio, Covite está "anclado en el pasado" y quiere ostentar un papel que "no le corresponde como es ejercer políticamente y de lobby en espacios democráticos".

"En lo que respecta al PP, si no asume que estos temas hay que trabajarlos de otra manera, su deriva será la que está siendo", ha manifestado, al tiempo que ha indicado que EH Bildu quiere reconocer a todas las víctimas, "pero, para eso, tenemos espacios democráticos de debate".

Por su parte, la concejal de Udalberri Carmen Muñoz ha recordado que durante en el ultimo mandato del alcalde Iñaki Azkuna "se acordó colocar placas donde había habido víctimas", y ha calificado las acciones de Covite como "inofensivas y simbólicas".

A su juicio, hay que dar pasos en el reconocimiento de las víctimas y el Ayuntamiento tiene un compromiso para con ellas por lo que debe "reconocerlas".

BALDOSAS

"Toca dar un pequeño tirón de orejas al equipo de gobierno por no cumplir los acuerdos. Ha habido tiempo para colocar las placas, algo que no se ha hecho por falta de voluntad política", ha indicado, al tiempo que ha considerado que el problema que pudiera representar el que las fachadas sean propiedad privada es "anecdótico", ya que se pueden colocar baldosas.

Por último, el portavoz de Ganemos Goazen Bilbao, Francisco Samir Lahdou, ha sostenido que se está ante "un escenario nuevo" y la colocación de placas en la vía pública "tiene que contar con el consenso de las familias de las víctimas, y con el consenso político y de la ciudadanía".

En este sentido ha dicho que Covite representa a un colectivo que merece "justicia, memoria y reparación", pero "no son actores políticos ni representan a toda la ciudadanía, por lo que no pueden ni deben intentar imponer acciones de memoria de manera unilateral".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies