El Ayuntamiento de Trapagaran (Vizcaya) creará un mapa de los 'puntos negros' donde las mujeres están menos seguras

Actualizado 15/03/2013 11:21:04 CET

Será elaborado por colectivos del municipio, que registrarán las deficiencias que detecten en cada uno de estos espacios

BILBAO, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento vizcaíno de Trapagaran elaborará por primera vez un mapa de la ciudad para identificar aquellas zonas del municipio donde las mujeres pueden sentirse menos seguras, los llamados "puntos negros".

En un comunicado, la portavoz del Equipo de Gobierno, Ainhoa Santisteban, ha explicado que el objetivo que busca el Consistorio es "conseguir un primer diagnóstico general sobre las luces y sombras en materia de seguridad para las mujeres, es decir un estudio que nos ayude a mejorar estas zonas para que no supongan peligro alguno".

El Ayuntamiento ha considerado que el desarrollo que han experimentado muchas localidades se llevó a cabo "sin tener en cuenta la opinión de algunos colectivos que habitan en ellas, como por ejemplo las personas con discapacidad". "En el caso de las mujeres, su opinión tampoco ha sido relevante, dando lugar a la aparición de espacios públicos donde la percepción de seguridad es baja, especialmente si van solas y es de noche", han añadido.

Por ello, la realización de este diagnóstico tendrá un carácter participativo, de modo que serán las propias vecinas quienes señalen qué zonas les parecen menos seguras.

Desde el consistorio han puesto en valor esta iniciativa, al estimar que "este problema puede limitar la libertad de movimientos de las mujeres", de ahí la meta municipal de "conseguir que todas nosotras podamos disfrutar de la ciudad en las mismas condiciones de igualdad que los hombres".

Para conseguirlo, han agregado que el primer paso será conocer cuáles son aquellos lugares donde las vecinas de la localidad "sienten coartada su movilidad al percibirlo como un espacio inseguro".

PROPUESTAS DE MEJORA

El estudio ayudará a identificar estos 'puntos negros', después de que diferentes colectivos de mujeres recorran las calles de la localidad en las próximas semanas para utilizar sus testimonios y sus experiencias como base para la elaboración del mapa de 'puntos negros'. Además de anotar las deficiencias que detecten en cada uno de estos espacios, redactarán propuestas de mejora para subsanarlos.

De este modo, el Ayuntamiento podrá adquirir el compromiso de corregir los errores urbanísticos que se cometieron en el pasado, dedicando dinero en los próximos años al arreglo de estas zonas.

Aprovechando la puesta en marcha de este trabajo, se realizará también una evaluación del impacto de género en la normativa urbanística vigente para adaptarla a los nuevos modelos más igualitarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies