Azkarate dice a PP que los conflictos políticos se resuelven hablando y que no vale decir que Batasuna está ilegalizada

Actualizado 03/06/2006 18:11:57 CET

Señala que las alternativas para que Batasuna participe en las elecciones son derogar la Ley de Partidos o una "refundación"

BILBAO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, dijo hoy al PP de que "los conflictos políticos se resuelven hablando, negociando y acordando" entre las formación políticas "le guste o no", por lo que advirtió a los populares de que "no vale cerrar los ojos, meter la cabeza bajo tierra o decir que Batasuna es una formación ilegalizada".

En una entrevista concedida a Radio Nacional, recogida por Europa Press, Azkarate señaló que "en cualquier sitio donde hay un conflicto político, no ya solamente armado, se resuelve normalmente mediante el diálogo". "Aquí tenemos y hemos tenido un conflicto armado y, previamente, ya teníamos un conflicto político", añadió, para insistir en que "los conflictos políticos se resuelven hablando, negociando y acordando entre las formaciones políticas, y eso es así le guste al PP o no".

"No vale cerrar los ojos, meter la cabeza bajo la tierra o decir que Batasuna es una formación ilegalizada, habría que añadir entre paréntesis porque ya me encargué yo de ilegalizarla previamente, porque eso no sirve para nada en una sociedad en la que ciento y pico mil personas no tienen una voz política, una formación a través de la cual se puedan sentir representadas en las instituciones", subrayó.

En su opinión, la postura del PP "no conduce a ninguna parte" y es una actitud "en la que el PP, tarde o temprano, va a tener que retroceder y rectificar y, si no, la sociedad ya le hará rectificar", aunque, según insistió, "sería mucho mejor que lo hiciese más temprano que tarde".

En cuanto a la participación de Batasuna en las próximas elecciones, Azkarate señaló que "si partimos de la situación de que es un partido ilegal porque así lo decidieron, en su momento, PSOE y PP, hay dos alternativas, derogarla o que quienes has quedado ilegalizados como consecuencia de la aplicación de esa ley aceptando ir a una refundación".

Azkarate explicó que una alternativa para que Batasuna esté presente en los próximos comicios es "derogar la Ley de Partidos, reconocimiento que la situación política que dio lugar a que se aprobase aquella ley ha cambiado, ha dejado de existir y que, por tanto, no tiene sentido".

Por otro lado, añadió que "si eso no se produce, la otra vía es que Batasuna vaya a esa refundación que le reclaman algunos" y que, "manteniendo los principios políticos que quiera defender respecto al futuro de esta sociedad, vaya a otras siglas".

"En cualquier caso -dijo-, la decisión no está en manos del Gobierno vasco ni podemos ayudar demasiado". Sin embargo, recordó que el Ejecutivo autonómico "siempre se manifestó contrario a la Ley de Partidos", por considerar que "por ahí no íbamos a tener nunca una solución".

Azkarate insistió en que "quienes son los protagonistas o pueden tomar las decisiones son o quienes promulgaron la ley derogándola o quienes han quedado ilegalizados como consecuencia de la aplicación de esa ley, aceptando ir a una refundación".

CONDENA DE LA VIOLENCIA

La portavoz del Gobierno vasco consideró que Batasuna, o por lo menos determinados representantes, "sí han manifestado una condena digamos general de la violencia".

En ese sentido, opinó que, ante los últimos ataques, "sería bueno que también alzase su voz diciendo que los nubarrones que pueda haber sobre el proceso de paz y normalización política no solamente pueden venir desde determinadas actuaciones judiciales, sino también desde otro tipo de actuaciones que van a suponer obstáculos para continuar avanzando en ese camino". Por ello, afirmó que "posicionamientos claros serían de desear por parte de unos y de otros".

Por otro lado, la portavoz del Ejecutivo vasco se refirió a la conferencia que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, pronunciará la próxima semana en Washington, donde hablará sobre el proceso abierto en Euskadi invitado por el Instituto por la Paz de Estados Unidos.

Azkarate precisó que el Gobierno vasco, y el lehendakari en concreto, no van a solicitar, de forma especial, la mediación internacional, aunque consideró que "cualquier aportación que se haga en este proceso va a ser positiva y bienvenida".

Según explicó, la presencia de Ibarretxe en Washington no ha sido una iniciativa del Gobierno vasco o del lehendakari, sino que se debe a una invitación, por lo que la propuesta ha partido del Instituto por la Paz de Estados Unidos.

La portavoz del tripartito vasco destacó que esta invitación ha sido "muy bien recibida" por el Gobierno de Ibarretxe porque supone que "el proceso de paz que tenemos planteado en este país está ya en la agenda internacional".

En ese sentido, aseguró que tanto el lehendakari como el resto de los miembros del Gobierno vasco estarán "más que dispuestos a acudir allá donde se nos invite para explicar cómo vemos lo que está pasando en el País Vasco y cuáles son nuestras aspiraciones de futuro".