Azkuna pide que "a nadie se le prohíba explicar sus ideas" en su reelección como alcalde de Bilbao por mayoría absoluta

Corporación Municipal
EUROPA PRESS
Actualizado 11/06/2011 16:41:37 CET

BILBAO, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Iñaki Azkuna, cabeza de lista de EAJ-PNV en las elecciones locales del 22 de mayo, ha sido reelegido alcalde de Bilbao por mayoría absoluta después de recibir el apoyo de los concejales jeltzales, mientras que Bildu y PP han votado a sus candidatos y el PSE se ha abstenido. Durante la sesión constitutiva, el jeltzale ha pedido que todos los grupos políticos sean "respetados en una sociedad tolerante, abierta, y que a nadie se le prohíba explicar sus ideas".

Azkuna, para el que será su cuarto mandato y primero por mayoría absoluta, ha contado con los votos de los concejales del PNV en el Consistorio de la capital vizcaína (15), mientras que los seis ediles del PP han votado a favor de su candidata, Cristina Ruiz, los cuatro miembros de Bildu han hecho lo propio con su candidato Txema Azkuenaga y el PSE se ha abstenido.

Durante el Pleno, alrededor de un centenar de 'indignados' se han concentrado en las inmediaciones del Consistorio, a donde se han acercado con posterioridad los cuatro concejales de Bildu, quienes han prometido acatar la Constitución por "imperativo legal".

Azkuna, que ha agradecido durante su discurso el apoyo social recibido, también ha tenido palabras de recuerdo para su familia y ha destacado su deseo de que "en los próximos cuatro años la paz cuaje definitivamente en Euskadi y desaparezca ETA".

"Que todos los grupos políticos sean respetados en una sociedad tolerante, abierta, y que a nadie se le prohíba explicar sus ideas como en épocas afortunadamente pretéritas. Y que podamos seguir creando una ciudad convivible, cómoda para todos, con rasgos importantes de solidaridad y justicia social", ha deseado.

El primer edil ha remarcado en su discurso que la sociedad bilbaína es plural tanto en ideas como en gustos y preferencias, así como en su origen: "Bilbaínos genuinos al lado de bilbaínos de aluvión o de adopción, producto de diferentes momentos de la historia".

Asimismo, ha aconsejado no tener miedo al exterior, ni a lo que venga de fuera. Por ello, ha abogado por escoger lo bueno, eliminar lo peor y "presentemos nuestras mejores galas de ciudad, lo mucho y bueno que tiene nuestra sociedad, sin complejos, porque si alguna vez hemos triunfado lo volveremos a hacer, siempre con el apoyo de los bilbaínos".

El jeltzale ha tenido también palabras para la coyuntura económica, motivo por el que ha abogado porque cada cosa que "hagamos tendrá que ser de forma sensata y, sobre todo, transparente", ya que, tal y como ha reconocido "no tenemos la varita mágica".

"No volverán los fértiles años fiscales precedentes, pero tenemos que luchar tenazmente para devolver al menos la esperanza a la ciudadanía", ha indicado al tiempo que ha apostado por desarrollar una "política realista y sincera".

Por su parte, la concejal del PP Cristina Ruiz ha destacado que un gobierno sin oposición es un gobierno descafeinado, y ha recordado a Azkuna que "una mayoría absoluta no es un cheque en blanco", al tiempo que ha remarcado "el liderazgo en las labores de oposición que llevará a cabo el grupo popular".

El concejal socialista Txema Oleaga ha mostrado su deseo de que éste sea el "mandato de la paz" y ha abogado por llevar a cabo una oposición "leal y constructiva". Por su parte, el representante de Bildu Txema Azkuenaga ha tenido palabras de recuerdo para los integrantes del movimiento 15-M y ha abogado por el desarrollo de "políticas sociales y la normalización política".