Aznar aconseja a Rajoy buscar una cooperación "más estrecha" que su pacto con Cs porque hay reformas pendientes

 

Aznar aconseja a Rajoy buscar una cooperación "más estrecha" que su pacto con Cs porque hay reformas pendientes

Contador
José María Aznar interviene en los cursos de verano de El Escorial
EUROPA PRESS
Publicado 30/06/2017 14:13:31CET

Alude a Podemos y dice que en España hay que librar una "batalla democrática" contra el populismo, que trae "división" y "fractura"

SAN LORENZO DE EL ESCORIAL (MADRID), 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha aconsejado este viernes a Mariano Rajoy buscar una fórmula de cooperación "más estrecha" que el pacto de investidura que selló con Ciudadanos a finales de agosto de 2016, ya que, según ha dicho, con un Parlamento "fragmentado" se ha producido un "abandono" de reformas que siguen "siendo necesarias".

Así se ha pronunciado Aznar en la clausura del curso de verano de FAES 2017 celebrado en San Lorenzo de El Escorial, en el que ha estado acompañado, entre otros, por su esposa y exalcaldesa de Madrid, Ana Botella, el portavoz del PP, Pablo Casado, y el exsecretario de Estado Gabriel Elorriaga, que ha dirigido este campus bajo el título 'Pensar el futuro de Europa: política, economía y seguridad'.

Aznar ha señalado que España vive "un buen momento económico" en términos de creación de empleo y de crecimiento, pero ha recalcado que eso no debe hacer pensar que las reformas "ya no son necesarias" o que son "prescindibles". A su juicio, persisten "riesgos" como el de la deuda y la necesidad de unas cuentas públicas "ordenadas y equilibradas" porque el futuro no está asegurado.

"Por eso, con un Parlamento fragmentado como nunca debe preocuparnos el abandono de las reformas que siguen siendo necesarias", ha enfatizado, entre las que ha citado cuestiones como la sostenibilidad de las pensiones, la educación, la innovación o el marco laboral.

UNA FRAGMENTACIÓN QUE VA A CONTINUAR

Y en ese calendario de reformas, el expresidente ha dicho que la responsabilidad no es exclusiva del Gobierno sino también de los partidos. En su opinión, la fragmentación parlamentaria impone a las fuerzas políticas una responsabilidad hacia los ciudadanos que les exige "cooperar, acordar y estar a la altura de las circunstancias".

Aznar ha indicado que, dado que esa fragmentación parlamentaria que hay en el actual Congreso de los Diputados "va a continuar en mayor o menor medida", serán necesarias "fórmulas de cooperación más estrechas y más comprometidas que los acuerdos de investidura o los pactos más o menos episódicos".

"Esas fórmulas pueden mantener un gobierno y, desde luego no seré yo quien desdeñe ese factor de estabilidad. Pero difícilmente pueden satisfacer las necesidades de impulso político y de reformas modernizadoras de nuestro país, inmerso en la mundialización y en los efectos económicos y sociales de la revolución tecnológica", ha aseverado.

Por todo ello, Aznar ha insistido en que la tarea política de un futuro "ya muy inmediato" debe ser reunir fuerzas en torno a "agendas ambiciosas", ya que, en su opinión, España y la mejora de sus ciudadanos "merecen esa ambición y piden ese esfuerzo".

LIBRAR LA BATALLA CONTRA EL POPULISMO

Y ante ese escenario de reformas pendientes, el expresidente ha advertido de que el populismo y el nacionalismo "vuelven a aparecer como ese viejo dúo conocido de Europa que ha protagonizado en el pasado lo peor y lo más trágico de la historia europea".

En alusión directa a Podemos, el expresidente del Gobierno ha asegurado que España es uno de los terrenos donde hay que "librar esa batalla democrática" contra el populismo y esas fuerzas que "solo han traído a la historia europea enfrentamiento y confrontación".

Aunque ha admitido que Europa está mejor que hace un año, sobre todo porque los riesgos del populismo "se han contenido" y el Brexit está revelándose como "un grave error", ha recalcado que el "triunfalismo está fuera de lugar" y ha añadido que en Europa hay que reforzar la cooperación, consolidando un modelo que sea "atractivo" y "quede abierto a otros socios".

A su juicio, la política de inmigración, la lucha contra el terrorismo o la defensa común son terrenos propicios para ese avance, puesto que Europa "no puede seguir ensimismada" hablando de sí misma sino que debe ofrecer "una agenda positiva".

"No solo una agenda que consista en defender, estabilizar o resistir. Eso es muy importante, pero no es suficiente para recuperar la confianza de los ciudadanos en el proyecto europeo", ha concluido el expresidente del Gobierno.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies