Aznar acusa al PSOE de claudicar ante ETA para ver "si se avergüenzan de lo que están haciendo"

 

Aznar acusa al PSOE de claudicar ante ETA para ver "si se avergüenzan de lo que están haciendo"

Actualizado 04/03/2006 1:01:24 CET

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

José María Aznar acaparó todo el protagonismo de la primera jornada de la Convención del PP. Lo hizo con un discurso muy duro con el Gobierno que los populares asistentes interrumpieron con aplausos hasta en una treintena de ocasiones. Sobre todo fue crítico en materia antiterrorista. Acusó al Ejecutivo de claudicar ante ETA y aseguró que seguirá denunciando su actitud "a ver si se avergüenzan de lo que están haciendo". Y en medio de esa euforia, proclamó: "Vamos a ganar las elecciones por el bien de España".

Aznar habló durante 40 minutos. Los populares le interrumpieron con sus aplausos en 31 ocasiones. Lo hicieron cuando más crítico se mostró con el Gobierno y cuando más optimista se mostró con respecto al futuro de su propio partido, mensajes que combinó casi a partes iguales en su discurso de inauguración de esta Convención que Mariano Rajoy ha proclamado como de la renovación de ideas.

El ex presidente del Gobierno criticó al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero por muchas cuestiones, entre ellas la OPA a Endesa, pero sobre todo lo hizo por el modelo de Estado y por la política antiterrorista. "No se puede ser un país serio y a la vez estar permanentemente cuestionándose quiénes somos y de dónde venimos", dijo Aznar, quien sentenció que "no hay nación ni Estado que sobreviva a un proceso como el que está viviendo España", que debe seguir adelante como "la gran patria" que es.

"Mienten y nos insultan cuando dicen que no queremos el fin del terrorismo. ¿Cómo no vamos a desearlo más que nadie con tantas víctimas de nuestro partido como hemos tenido que enterrar?", se preguntó. Acusó al Gobierno de romper el Pacto Antiterrorista, de "dejar en manos de la banda fijar los tiempos de la política antiterrorista". Dijo que pretendía hablar claro "para ver si se avergüenzan de lo que están haciendo los que pretenden usarnos como coartada". "Nunca doblamos ni doblaremos la rodilla ante el terror", afirmó entre los aplausos del auditorio.

Aznar aseguró que en 1996, cuando llegó al Gobierno, cortó "todo tipo de canales de comunicación con el entorno de los terroristas".

"Ni tomas de temperatura, ni mediadores, ni recados, ni monsergas. El único mensaje fue: vamos a por vosotros", añadió. La tregua de 1998, dijo, no tenía como destinatario a su Gobierno, sino a los nacionalistas con los que pactó en Estella. "Nunca hubo una negociación, y menos de carácter político", afirmó, y la única reunión que hubo fue "para comprobar si estaban o no dispuestos a rendirse". "Y como no sólo no lo estaban, sino que lo que querían era negociar condiciones y contrapartidas políticas, los terroristas volvieron a sus métodos", aseguró.

"HUMILLACIONES ANTE EL TERROR"

Esos meses, según Aznar, no vivieron "humillaciones ante el terror", sino "el combate a los terroristas sin salirnos un milímetro del Estado de Derecho". "¿Lo que se está haciendo ahora tiene algo que ver con esto?", se preguntó un ex presidente del Gobierno que exigió al Ejecutivo socialista que hable ya de derrotar a los terroristas. "Les oigo hablar de que se acabe la violencia, y no es lo mismo. Con la violencia es fácil acabar. Basta darles lo que han reclamado con las armas en la mano, pero así se acaba también la libertad", dijo.

Aznar, a quien muchos simpatizantes del PP han pedido en sus últimos actos públicos que vuelva a la primera línea política, dejó claro que confía en Mariano Rajoy, al afirmar que se alegraba de haber dejado el partido en sus manos. "Me alegro de haber demostrado que el PP es un partido y no un proyecto personal de nadie", dijo, de que Rajoy "tenga ahora de todos vosotros el mismo apoyo que me habéis dado durante tantos años".

"Hace dos años pasamos una prueba muy dura y hoy os quiero felicitar, a todos, de Mariano abajo a todos, os felicito porque supimos perder", dijo Aznar, y porque "no han conseguido quebrar nuestra unidad por más que lo intentan cada día". Y tal euforia demostró Aznar ante el público de su partido que proclamó: "Hacedme caso, que algo de olfato tengo. Han pasado sólo dos años y ya estamos listos para ganar las elecciones. Hoy, acordaos, 3 de marzo de 2006, os digo, vamos a ganar las elecciones por el bien de España" concluyó.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies