Aznar avisa de los países más corruptos son aquellos donde el populismo ha llegado al poder

Aznar denuncia la revelación de sus datos tributarios
EUROPAPRESS
Publicado 27/04/2016 14:52:31CET

Critica el debilitamiento de los partidos en todo el mundo: "Falta visión histórica, sobran ambiciones personales poco fundadas"

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Gobierno José María Aznar considera "paradójico que en diferentes rincones del mundo se haya buscado en el populismo la respuesta a la corrupción", porque los países más corruptos "son precisamente aquellos donde en los que el populismo ha llegado al poder mediante un discurso basado en la ruptura con el Estado de Derecho".

"Basta mirar lo que ha ocurrido en algunos países de Latinoamérica para entender que quienes optaron por el fortalecimiento institucional y la transparencia van bien, y aquellos que optaron por desmantelar la democracia, están al borde del precipicio", afirmó, durante una conferencia en El Salvador, tal como la han reflejado diversos medios locales.

Aznar intervino en el XVI Encuentro Nacional de la Empresa Privada (Enade 2016) e hizo hincapié en que el camino para combatir la corrupción es fortalecer las instituciones". Partiendo de que "una sociedad de ciudadanos completamente virtuosos es sencillamente imposible", la corrupción tiene menos posibilidades de prosperar "cuanto más independientes del poder político sean la justicia, los medios de comunicación y los cuerpos de seguridad".

En cambio, advirtió de que los países están en riesgo constante de caer en experimentos de política personalistas, y "cuando a un político se le da el poder de cambiar las cosas por decisiones personales y sin contrapesos, se abre puerta a la arbitrariedad y la corrupción".

También subrayó que, cuando el Estado desaparece, el control lo toman "mecanismos exógenos", tal como ha sucedido en países de Latinoamérica donde "el narcotráfico y el crimen organizado han sustituido al Estado". Y añadió que la corrupción ahuyenta a los inversores: "el primer factor competiticvo es tener instituciones democráticas fuertes".

Pero además de reforzar las instituciones, Aznar llamó a "revitalizar la política como uno de los pilares de la sociedad abierta", afirmando que "más y mejor democracia son las claves para evitar el vaciamiento y la destrucción de las instituciones".

En este sentido, lamentó que, lejos de verse en todo el mundo una revitalización de la política, hay un debilitamiento de los partidos porque "faltan proyectos serios y de largo alcance, y sobra activismo de corto plazo". No sobra política, dijo, sino que faltan "buena política" y "buenos políticos".

"FALTAN VALORES MORALES, SOBRAN TÓPICOS INÚTILES"

"Falta una visión histórica, pero sobran ambiciones personales poco fundadas. Faltan valores morales profundos a la hora de tomar decisiones, sobran tópicos inútiles", advirtió. Para Aznar, salir de ese personalismo requiere que los partidos se conviertan en elementos modernos y transparentes, porque los ciudadanos confían "en partidod solventes y organizados, con líderes que promuevan reformas que las sociedades necesitan".

Además, en línea con otras intervenciones suyas, ha pedido a las formaciones políticas que se mantengan fieles a sus principios, alertando de que "desideologizar a los partidos no es modernizarlos, sino dejar un vacío que el populismo ocupa rápidamente".

"No se puede ser neutral, indiferente, ausentista en todo. Hay que decidir, elegir, ser responsables y medir el servicio que podemos dar a la sociedad", afirmó.