Barcelona rechaza la reforma local de Rajoy porque "vulnera" su autonomía

El líder de ICV-EUiA en el Ayuntamiento de Barcelona, Ricard Gomà
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2013 17:40:24 CET

Todos los grupos menos el PP la consideran un ataque a la Carta Municipal de la ciudad

BARCELONA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado este viernes con la aprobación de CiU, PSC, ICV-EUiA y UpB y sin el aval del PP una declaración institucional que rechaza la reforma local que quiere implementar el Gobierno porque supone una "vulneración" de su autonomía y de la competencias de la Generalitat, y por ser un intento de recentralización del modelo de administración pública.

El texto, que ha sido impulsado por el grupo de ICV-EUiA, exige al Gobierno el "respeto íntegro" a la Carta Municipal de Barcelona e insta al gobierno municipal de Xavier Trias (CiU) a emprender las medidas jurídicas y políticas que sean necesarias para defender esta carta.

La declaración, que también pide un nuevo marco de financiación para los entes locales, considera que la reforma "ignora los derechos y las necesidades de la ciudadanía" y los niveles de calidad, eficacia y eficiencia de los servicios que prestan actualmente los ayuntamientos.

También se ha debatido en el pleno la reforma local del Gobierno en una proposición del PSC que ha prosperado y que reclamaba que la nueva ley respete la Carta Municipal, la principal norma que garantiza el autogobierno de la capital catalana.

A diferencia de la declaración institucional, el PP sí ha apoyado la iniciativa de los socialistas para dejar claro su compromiso con la Carta Municipal de la ciudad, una herramienta que los populares consideran clave para la "prestación de servicios de calidad" desde el consistorio.

La concejal Àngels Esteller (PP) se ha quedado sola defendiendo la reforma local del Gobierno, y ha alegado que, pese a que debe mejorarse en su trámite parlamentario, servirá para "reorganizar y racionalizar" las administraciones públicas y no derogará la carta de Barcelona.

"ATAQUE FRONTAL"

El resto de grupos se han mostrado muy críticos con las intenciones del Gobierno, y el líder del PSC en el Ayuntamiento, Jordi Martí, ha lamentado que la reforma "lamina" las atribuciones de los consistorios y los condena a convertirse en meras gestorías de servicios.

Martí ha retado al Gobierno de Mariano Rajoy a que, si de verdad está preocupado por el gasto de los ayuntamientos, que haga una reforma local para "controlar" el Ayuntamiento de Madrid, que es el responsable de la mitad de toda la deuda de los ayuntamientos del Estado, según ha alegado.

Para la concejal de ICV-EUiA Janet Sanz la reforma es un "ataque gravísimo contra la autonomía de los ayuntamientos", mientras que el concejal de UpB Jordi Portabella ha pedido al PP del Ayuntamiento que utilice su influencia política para evitar que la ley del Gobierno conculque la Carta Municipal.

DIÁLOGO CON EL GOBIERNO

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Joaquim Forn (CiU), ha admitido que el gobierno municipal no se siente cómodo con la reforma y ha advertido al Gobierno de que Barcelona no es el problema para encara la crisis, sino una de sus "principales soluciones".

Pese al rechazo inicial a la reforma local, Forn ha ofrecido "diálogo permanente y consenso" para intentar cambiar el proyecto del Gobierno tal y como está planteado ahora.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies