Barrio acusa a Ibarretxe de "beneficiarse" de la presión de ETA sobre parte del electorado al que dirige su propuesta

Actualizado 02/11/2007 13:44:15 CET

El dirigente popular anuncia que el PP y Rajoy serán una "referencia" para "neutralizar el desafío nacionalista del Plan Ibarretxe"

VITORIA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, anunció hoy que el PP y Mariano Rajoy a su cabeza serán "una referencia concreta, clara y básica para neutralizar el Plan Ibarretxe y el desafío nacionalista", y acusó al lehendakari de "beneficiarse de la presión que ejerce la banda terrorista ETA sobre la mayor parte del electorado al que se dirige su propuesta".

En una rueda de prensa celebrada en Vitoria en la que analizó la actualidad política, Barrio comenzó su intervención condenando la explosión de un artefacto en un cajero automático de Pamplona, y denunciando que "ésta es la estrategia del mundo que rodea a ETA", la de "la violencia, la extorsión, la amenaza y el atentado", y "la que le gusta al mundo de ANV y de Batasuna".

A continuación, dijo que "en un tiempo de conmemoraciones democráticas", cuando se acaba de celebrar el aniversario del Estatuto de Gernika y se va a conmemorar en breve el de la Constitución, hay "un hecho fundamental que marca la política vasca" y es que "la estrategia del lehendakari, Juan José Ibarretxe, se concentra en hacer saltar por aires lo que suponen estas dos grandes noticias en la historia de los vascos".

"Ibarretxe se aplica en su estrategia de división y ruptura planteada para el año que viene", agregó, y le acusó de "tensionar a la sociedad como ningún otro acontecimiento lo había hecho nunca en la historia". En este sentido, le criticó por "plantear un desafío permanente al Estado de Derecho", de hacerlo "sobre bases ilegales" y que además "no forma parte de la necesidades de desarrollo de este país".

Tras criticarle también por "utilizar el dinero público para hacer propaganda de su plan" y por "beneficiarse de la presión que ejerce la banda terrorista ETA sobre la mayor parte del electorado al que se dirige la propuesta de Ibarretxe", dijo que esta iniciativa "es una intentona antidemocrática y obsesiva" que "surge del nacionalismo radical y marca su posición como gobierno".

"Un Gobierno absolutamente militante en la radicalidad nacionalista", indicó, antes de manifestar que el lehendakari "tiene que salir del País Vasco para hablar de su plan" porque "cada vez que lo hace aquí le sale la contestación, no solo en la oposición sino también en su propia casa" y "el lehendakari lleva muy mal esa contestación".

Ante esto, el representante del PP consideró que las próximas elecciones generales serán "la fecha clave para que el Plan Ibarretxe, el de la independencia, vea su punto final" y aseguró que "el PP y Mariano Rajoy a su cabeza serán una referencia concreta, clara y básica para neutralizar ese plan y ese desafío nacionalista".

Asimismo, lamentó que el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, "no garantiza esa actuación" porque "abre muchas más incertidumbres que certezas en relación con lo que es una actitud rigurosa, clara y firme antes los desafío nacionalistas".

JUICIO ORAL

Barrio se refirió también al anuncio de movilizaciones realizado desde el PNV para denunciar la apertura del juicio oral contra el lehendakari, y dijo que "demuestran lo mal que el PNV y el tripartito lleva la separación de poderes y la actuación de la justicia".

En este sentido, recordó que "muchas veces se ha tratado de presionar ante los juzgados sobre la actuación independiente de los jueces" y que "ha habido descalificaciones y declaraciones injustificables" sobre los jueces y los tribunales, incluso por parte de miembros del Gobierno vasco.

Tras indicar que ha habido actitudes "incluso violentas" delante de los tribunales, dijo que ahora el PP ve "con mucha preocupación" cómo el PNV y el tripartito "vuelve a amenazar con presionar a la justicia" y "deslegitimarla con una crítica furibunda y constante".

"El PNV de Ibarretxe lleva muy mal la separación de poderes, no entiende el imperio de la ley cuando ésta no le beneficia, pero tenemos que decir que el lehendakari no está por encima de la ley, porque no estamos en un régimen teocrático, ni en un sistema de excepciones o impunidades", denunció.

Barrio agregó que Ibarretxe "tiene que cumplir la ley" y "ser servidor de la misma", aunque "eso no le guste", y criticó que "se trata de imponer por la fuerza una realidad distinta a la que es", antes de considerar que con todo esto se demuestra "que el nacionalismo vasco está radicalizado en el fondo y en las formas".

El portavoz del PP recordó en este punto el "planteamiento obsesivo del independentismo de Ibarretxe y su propuesta ilegal", la ponencia del PNV, y las declaraciones sobre desobediencia civil de Begoña Errazti, y dijo que ahora "la agitación y la presión se constituyen en herramienta del tripartito para combatir el funcionamiento del Estado de Derecho".

El representante 'popular' concluyó indicando que todo esto "constituye un panorama sobre el que su partido quiere llamar la atención, y sobre el que "hay que tener claro cómo actuar, desde la serenidad, la firmeza y la defensa del Estado de Derecho en todo lo que sea este desafío que se nos presenta para los próximos tiempos".