Basagoiti dice que "estamos mejor porque han existido relaciones políticas más serenas" en las que ha participado el PNV

Antonio Basagoiti
EP
Actualizado 04/03/2011 18:54:54 CET

BILBAO, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, considera que en Euskadi estamos mejor que hace dos años, cuando gobernaba el Ejecutivo Ibarretxe, "también porque han existido relaciones políticas más templadas y serenas, en las que con idas y venidas también ha participado el PNV, que han favorecido un ambiente de mayor tranquilidad, de acuerdo y moderación". "Todos esos elementos, indudablemente, han tenido consecuencias positivas para la convivencia y el entendimiento entre vascos", destaca.

En un artículo publicado este viernes en su blog, Basagoiti señala un aspecto "concluyente" que diferencia el tiempo actual del anterior al 1 de marzo de 2009: el compromiso institucional con la normalidad. "Lo que no es normal ha dejado de serlo, y esa práctica tan lógica asumida por quienes gobiernan y quienes les apoyamos, en términos de deslegitimación de terrorismo, ha sido crucial", explica.

El dirigente popular valora la recuperación de las "maneras que fortalecen el juego democrático como el pacto, el acuerdo y el diálogo entre fuerzas políticas diferentes, porque el fracaso de la política de sectarismos y divisiones es más evidente".

En este sentido, destaca que hoy los vascos, "en su mayoría, creen en el modelo de entendimiento y de diálogo abierto en el País Vasco, que comparten la filosofía de que cada uno puede pensar como considere, pero desde el respeto y sin que nadie imponga nada, y que defienden que las calles deben ser espacios para los demócratas y no para los violentos". "La práctica política camina hoy Euskadi mucho más cerca de lo que quiere y exige la sociedad vasca", asevera.

A su juicio, este escenario nos coloca en la "mejor disposición" para afrontar el futuro y, "sin duda, representa una garantía para plantearnos en el corto plazo un final definitivo del terrorismo, la victoria de la Democracia". "Nada de lo que ha ocurrido en estos dos años es fruto de la casualidad. Detrás de cada movimiento ha habido una fuerza empujando en esa dirección, y a nosotros nos debe preocupar la nuestra, la de los demócratas, la que por otra parte influye y determina las posiciones en este tablero", añade.

Tras considerar que "tenemos las mejores bases y los pilares democráticos más sólidos de los 30 últimos años", afirma que "lo substancial ahora es aprovechar este potencial para ponerlo al servicio de nuestro principal objetivo: terminar de una vez por todas con el proyecto de fanatismo identitario de ETA, abrir el campo de las libertades, y afrontar un futuro de crecimiento económico acorde a la trayectoria emprendedora y de trabajo del País Vasco".

"Nunca hemos estado los vascos ni tan cerca ni en mejores condiciones de alcanzar la meta de la paz con libertad, nunca hemos contado con mimbres tan sólidos y fiables, pero que nadie caiga en el error de pensar que todo está hecho. Insisto, nos falta por recorrer el tramo decisivo", manifiesta.

Para el dirigente popular, los vascos tienen a su alcance una "gran oportunidad" para la paz y la libertad en Euskadi. "Se han movido muchas cosas en estos dos últimos años, y se han movido por iniciativa nuestra, gracias al pacto al entendimiento y a la unidad entre los demócratas. Seamos conscientes y responsables de nuestras posibilidades para seguir manteniendo la iniciativa. Si seguimos por ahí, estoy seguro que acertaremos. Como acertaron los vascos el 1 de marzo de 2009", concluye.