Basagoiti (PP) denuncia "la vuelta de Batasuna" a los ayuntamientos y "el apartheid político" realizado por PSE y PNV

Actualizado 17/06/2007 19:18:05 CET

BILBAO, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP vizcaíno, Antonio Basagoiti, denunció hoy que tras las pasadas elecciones y la constitución ayer de los ayuntamientos vascos se ha constatado "la vuelta de Batasuna que está más fuerte que nunca" y "el apartheid político" al que el PSE está sometiendo a los populares, porque sufre de "falta de alternativa y coraje" ante el PNV y el resto del nacionalismo.

Además, indicó que "lo nuevo" de la situación política actual, "como se comprobó en Ondarroa" -a cuyo Ayuntamiento no acudieron los electos de PNV, EA, y EB/Aralar- es que la formación jeltzale "tiene mucho miedo" a la izquierda abertzale, como el padre "al que se le ha desmandado el hijo".

Según explicó en una rueda de prensa, ayer se pudo comprobar en los ayuntamientos vascos "que Batasuna ha vuelto, está fuerte, está con ganas, está con capacidad de extorsionar" porque ayer tomaron posesión "en más de 130 consistorios" y "en los que no tomaron posesión, estuvieron amedrentando, acosando e intentando insultar a los vecinos".

"Municipios como Ondarroa, como Nabarniz, como Portugalete o como Sestao demuestran que el proceso de paz han sido vitaminas para Batasuna, están envalentonados, se creen que las corporaciones son suyas, y piensan que pueden hacer lo que les da la gana", agregó.

Basagoiti explicó que, además de que "ANV está siendo el brazo político de ETA, lo nuevo y significativo es el miedo de los concejales nacionalistas" porque, a su entender, "ayer se demostró que el PNV tiene mucho miedo a Batasuna y no se atrevió a presentarse en municipios como Ondarroa y se vino abajo en lugares clave de todo el País Vasco".

Para el responsable del PP vizcaíno, esta situación "se le ha ido de las manos" al PNV, que "está actuando como aquél que no puede ya con su hijo y tiene que llamar a la Fiscalía para que tutele a su menor". "Se le ha desmandado el hijo, no puede hacer ya nada con él. Estamos llegando a una situación bastante complicada", remarcó.

RECONOCIMIENTO DE LA ERTZAINTZA

En este sentido, explicó que la integridad de los responsables públicos se pudo mantener "gracias a una excelente labor de los agentes de la Ertzaintza", por la que felicitó al consejero de Interior, Javier Balza.

Asimismo, reiteró que la constitución de los ayuntamientos pudo mantener "algo de normalidad gracias al valor de los concejales del PP, como Germán López Bravo en Ondarroa -donde fue el único que se presentó en la Casa consistorial-, concejales que le echaron un par de narices o un par de otras cosas que no se deben decir. Pero si no fuese por ellos, realmente la democracia hubiese salido mucho más tocada del día de ayer en el País Vasco".

En referencia a lo que Basagoiti considera "apartheid político" contra su formación, destacó que una de sus causas es que "el PSE ha sido incapaz de llegar a un acuerdo con el PP para ser alternativa en muchos sitios" al nacionalismo y, por el contrario, ha optado por "la fórmula de arrinconar, de excluir y de apartar" a los populares.

"Su falta de alternativa y de coraje se hace exclusivamente por deseos de excluir al PP, porque no ha obtenido ningún rédito de su pacto con el PNV. Ha habido un pacto estable PNV-PSE para que el PP no ostente ninguna alcaldía y a cambio los socialistas no han recibido nada. Todas y cada una de las alcaldías que tiene el PSE podrían haber sido mantenidas gracias al PP. A día de hoy, el PNV no le ha dado nada al PSE, a no ser que le dé pasado mañana la Diputación de Alava", señaló.

El presidente del PP de Vizcaya comparó esta actitud con lo ocurrido en las pasadas elecciones municipales y forales, cuando su partido "dio alcaldías al Partido Socialista" en municipios como Santurtzi o Portugalete, donde las aceptaron "sin ninguna pega".

"Hoy, en cambio, vienen con la excusa de la lista más votada, que es absurdo incluso en el planteamiento general de los socialistas: ayer han quitado nueve alcaldías al PP en toda España. Los de Patxi López y Zapatero respetan la lista más votada sólo en el País Vasco a favor del PNV y en ningún otro lugar de España. Se trata de un proyecto global en toda España y también en el País Vasco de apartheid político al PP", reiteró.

Además, Basagoiti advirtió de que este "aislamiento" del PP no es bueno para España "porque no cuenta con una parte de la sociedad y es como si alguien hubiese querido hacer la Transición sin UCD". "Tampoco es bueno para la paz, porque es imposible lograrla sin aquellos que estamos plantando cara al terrorismo como se demostró ayer en Ondarroa, y es malo también para la vida de la gente, porque en muchos lugares concretos se necesitaba sustituir alcaldes que lo habían hecho muy mal y no se pudo hacer porque el Partido Socialista se negó a ser alternativa", agregó.

Por último, indicó que también es malo para el PNV, "porque el Partido Socialista no es de fiar". "El señor Imaz cada vez tiene más cara de Artur Mas, muy amigo de Zapatero y de pactar con los socialistas, pero al que en la primera esquina le dejan tirado", añadió.

Sin embargo, explicó que hay motivos para la esperanza porque "ayer Zapatero se dio cuenta de lo malo que es la negociación y de cuáles son las consecuencias de legitimar a Batasuna" y porque el PNV, tras lo de ayer, puede "abrir los ojos y darse cuenta de quiénes son los Batasunis, de qué hacen esa gente que hasta ahora ellos no habían padecido directamente, no habían sufrido en sus carnes".

Finalmente, remarcó que el PP va a estar "en su sitio, dando la cara cuando haya que darla como ocurrió ayer en Ondarroa, llegando a acuerdos cuando haya que hacerlo" y "olvidando el apartheid" al que, según él, se les está sometiendo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies