Batasuna dice que sólo PP y UPN niegan el derecho de autodeterminación, mientras el PSOE admite la nación vasca

Actualizado 11/05/2006 13:14:00 CET

Advierte al PSOE que el mantenimiento de la ilegalización y los cierres de sedes "pueden generar problemas" en el proceso de paz

BILBAO, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La representante de Batasuna Jone Goirizelaia afirmó hoy que sólo el PP y UPN niegan, en este momento, el derecho de autodeterminación, la existencia de un conflicto político y la propia existencia de un pueblo vasco, mientras que el PSOE "últimamente plantea que Euskal Herria es una nación y tiene derechos". Además, advirtió al PSOE de que el mantenimiento de la ilegalización, cierre de sedes y juicios contra la izquierda abertzale pueden "generar problemas" en el proceso de paz.

En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, Goirizelaia manifestó que no existe "ninguna razón de peso para dilatar en el tiempo la puesta en marcha la mesa de partidos". "Antes se daba una razón sobre que podía haber personas, partidos u organizaciones, más o menos con problemas, por la situación de amenaza que se denunciaba", señaló, para recordar que ya no existen esos "obstáculos".

Tras subrayar que Batasuna está ilegalizada, manifestó que, por eso, no dejan de apostar porque se inicie el diálogo. "Nosotros planteamos que el diálogo se tiene que dar sin condiciones. Esos obstáculos que se ponían como excusa han desaparecido y, cuanto antes, se tiene que organizar esa mesa y empezar a debatir y discutir sobre el ejercicio del derecho de autodeterminación, sobre la forma, sobre los modos, sobre el acuerdo y sobre la territorialidad", agregó.

Asimismo, dijo que "no hay que esperar a que pasen otras cosas en otras comunidades para empezar a trabajar", en referencia a Cataluña, y pidió al Gobierno de Zapatero que explique públicamente si está dispuesto a reconocer el derecho a decidir de los vascos.

Tras señalar que Batasuna es consciente de que existen diferentes proyectos políticos, defendió que en la mesa de partidos estén todos los partidos. "También pensamos que, al día de hoy, hay muy pocas organizaciones políticas, salvando la derecha española y francesa, que plantean que Euskal Herria no es una nación y que no tiene derechos", afirmó.

En esta línea, dijo que se atrevería a decir que, en estos momentos, en el Estado español sólo el PP y UPN plantean que "Euskal Herria no tiene derecho de autodeterminación, que no es un pueblo y que no existe un conflicto político".

"El resto de las opciones políticas, con sus matices y sus planteamientos, hacen manifestaciones en este sentido e incluso el Partido Socialista últimamente está planteando que Euskal Herria es una nación, que tiene derechos y que existe un conflicto al que hay que dar soluciones democráticas y de eso es de lo que tenemos que hablar", agregó.

Por ello, señaló que, "si verdaderamente se quiere hablar de salidas democráticas, el derecho fundamental sobre el que hay que hablar es el derecho de autodeterminación".

La dirigente abertzale destacó que la verificación de la tregua se ha producido desde que ETA decretó su alto el fuego permanente en un comunicado "claro y contundente", y consideró que el Ejecutivo del PSOE pretende "dilatar" el proceso en el tiempo.

PREACUERDO

Por ello, pidió que se llegue "ya" a "un preacuerdo" para crear la mesa de partidos, en el que se establezcan los mecanismos "sobre las formas y modos" en los que se desarrolle ese foro. En su opinión, "es posible y factible" alcanzar un acuerdo, como ocurrió en Irlanda, "donde se llegó al reconocimiento del derecho de autodeterminación del pueblo irlandés y su ejercicio".

"Nosotros planteamos una cuestión similar: vamos a ver cómo nos ponemos de acuerdo en esas cuestiones entre todas las organizaciones políticas, sociales y sindicales de este país, que sea sometido a referéndum entre los vascos, y luego, ya veremos de qué forma se ejercita y cómo hay que llevar ese acuerdo", indicó.

Jone Goirizelaia manifestó, de esta manera, que el proceso no se acaba sólo porque se hable de presos y de legalización de Batasuna, y recordó que debe haber dos mesas, una de partidos y otra entre ETA-Estado, que tratarán cuestiones diferentes.

ILEGALIZACION

Además, recordó que, si se habla de que todos los partidos puedan poner encima de la mesa sus proyectos, "situaciones como la de la ilegalización o como el cierre de las sedes, se tienen que cambiar y modificar porque, si no, no hablamos de un escenarios democráticos".

Goirizelaia se mostró crítica con "la voluntad" del PSOE de legalizar a la formación abertzale. "Igual ha habido voces aisladas en el Partido Socialista, pero lo que es el PSOE, como tal, tanto en Euskal Herria como en el Estado español, ha seguido manteniendo, a pesar de su discurso, es una política y una estrategia muy unida a la cuestión de represión, porque ha seguido deteniendo personas, incomunicando, han cerrado herrikos tabernas, sigue adelante el macroproceso 18/98, etc", añadió.

Por ello, advirtió de que "esas actitudes son totalmente antidemocráticas". "Esta denuncia tiene que ser contundente y hay que hacerle llegar al PSOE nuestra preocupación por esta actitud porque el mantenimiento de esas actitudes puede generar problemas en el inicio y en el transcurso de este proceso", agregó.

A su juicio, "a raíz de todas estas actuaciones, el Partido Socialista no va muy bien", por lo que le pidió una reflexión y "unas manifestaciones públicas en este sentido". "No sólo manifestaciones públicas, sino también actuaciones en concreto", precisó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies