Belloch calcula que el tripartito será después de las generales

Juan Alberto Belloch
EUROPA PRESS
Actualizado 01/10/2011 13:54:12 CET

Sobre su futuro sostiene que "nada impide, ni excluye que me vuelva a presentar a la siguiente como candidato a la Alcaldía"

ZARAGOZA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha asegurado que el tripartito formado por Partido Socialista (PSOE), Chunta Aragonesista (CHA) e Izquierda Unida (IU) en el consistorio "va a existir y más pronto que tarde", pero no ocurrirá "hasta que no se acaben las elecciones generales" del 20 de noviembre "porque CHA e IU, que van a ir juntas, quieren tener representación en las Cortes Generales" y "es razonable que no quieran hablar de nuevos compromisos".

En una entrevista concedida a Europa Press, Belloch se ha mostrado convencido de que "poco después de las elecciones generales formaremos el gobierno y el programa del tripartito con el que afrontar la crisis desde las actitudes progresistas" y ha añadido que Zaragoza "será la ciudad más importante de España en la que se intenta salir de la crisis desde un programa progresista y de izquierdas" y ha augurado que "seremos un ejemplo, si sale bien".

Dada su previsible incorporación al Senado tras las generales, Belloch ha querido dejar claro que "mi compromiso con la Alcaldía de Zaragoza es terminar la legislatura y los que tienen interés en que me vaya que se desilusionen porque voy a cumplir con los dos compromisos".

Su visión sobre el futuro tripartito es que "será un Gobierno de izquierdas literalmente, que es lo que han querido los ciudadanos y no dejan posibilidad a otro gobierno".

Belloch ha señalado que la distribución de las competencias del tripartito "es lo de menos porque estoy dispuesto a negociar lo que sea oportuno y si tienen más interés en unas áreas que otras, no encontrarán en mi ninguna dificultad porque todas las decisiones importantes las adopta el Gobierno de Zaragoza y que las gestione uno u otro partido político no es la cuestión, soy partidario de que estén cómodos".

BUENA PREMISA

El alcalde de Zaragoza ha indicado sobre la coalición CHA-IU para acudir a las elecciones generales que "no se qué puede pasar; es muy relativo". Ha agregado que "yo les dije que miraran bien si sumaban o no y lo comprobaremos en las urnas" y "si beneficia o perjudica al PSOE también está por ver".

Belloch ha argumentado que "yo solo tengo claro que el que CHA e IU trabajen juntos para el Ayuntamiento va bien" y posiblemente esta coalición "es muy útil porque es una buena premisa para su posterior incorporación al Gobierno de la ciudad" y ese acercamiento entre CHA e IU "ya se empieza a notar en alguna cosa".

Tras la desaparición del Partido Aragonés (PAR) del Ayuntamiento, ha reconocido que al concejal de esa formación Manuel Blasco "lo echo de menos", para reflexionar que "a mi edad, empieza a tener más importancia las personas que las ideas políticas porque en un Ayuntamiento el contenido ideológico de izquierdas o derechas no es tan amplio como pueda parecer".

VOLVER A PRESENTARSE

"Si Dios quiere y no me hacen una moción de censura, terminaré con 12 años en la Alcaldía, lo que me convertirá en el alcalde que más ha durado en la historia democrática de Zaragoza", ha calculado Belloch, para aportar el dato de que "en un año seré el que más años ha estado tras Antonio González Triviño" y "batiré el récord; seré el alcalde que ha tenido el orgullo de estar más tiempo al frente de la ciudad".

Sobre si entonces será el final de su vida política, ha sentenciado que "nunca se sabe y no hay que poner límites a la Providencia porque depende de tantas cosas" que "hoy nadie sabe qué va a hacer en política".

Para Belloch, las previsiones más allá de dos o tres años "no lo saben ni los Gobiernos nacionales, ni la Unión Europea" y "cómo lo va saber el alcalde de Zaragoza", para sostener que "todo puede variar tanto y, algunas cosas de forma inmediata, porque el resultado de las elecciones generales puede determinar cambios importantísimos y el PSOE tiene después tres congresos. En ese tiempo, igual, los sujetos han cambiado. Aquí nada es eterno".

A colación, ha dejado claro que "nada impide, ni excluye que me vuelva a presentar a las siguientes elecciones como candidato a la Alcaldía", tras indicar que para entonces tendrá 65 años y se ha preguntado si "es argumento suficiente en España" para añadir que "si mi familia lo considera conveniente, en ese caso creo que la familia tendría más peso porque este trabajo es sacrificado".

Al respecto, ha explicado que "cuando pasan los primeros años, en que todo es nuevo y bonito, el aspecto puramente laboral y de limitaciones a la libertad personal que tienes y que tiene tu familia es lo que determina muchas decisiones. La familia tiene un peso definitivo".

Otro motivo de reflexión para Belloch es que en términos salariales "mi sueldo se ha reducido en un 22% comparativamente con el de presidente de Audiencia o en el Consejo del Poder Judicial y eso que el sueldo del alcalde de Zaragoza es bueno, pero el dinero es lo de menos porque sigue siendo un buen sueldo, lo demás es otra cosa porque es muy incómodo y sólo te vienen a ver si hay algún problema y si todo va bien sólo puedes aspirar a que no haya muchas protestas".

SUCESOR

Sobre quien le gustaría que le sucediera en la Alcaldía, Belloch ha replicado que "los liderazgos tienen que surgir porque surgen y los que no son así duran muy poquito, como Joaquín Almunia, que fue un candidato tutelado", mientras que José Luis Rodríguez Zapatero "optó por libre y los demás serán así porque en el PSOE el dedo no ha funcionado nunca".

Ha añadido que en su caso "me lo gané, como Marcelino Iglesias, en primarias, no me lo regaló nadie y como tengo la legitimidad de origen de no haber sido designado, sino elegido, me da una capacidad de poder estar muchos más años y con tranquilidad sabiendo que detrás está el partido".

Sobre las primarias, ha comentado que "siempre que se trate de militantes me voy a primarias cuando sea, porque entienden el trabajo y, por eso, no diré quien será el siguiente líder socialista de la ciudad porque lo tendrá que decidir la gente y surgir de una forma espontánea, no como consecuencia de una decisión de un cabildo de notables".

AUTORIDAD MORAL

Belloch ha destacado, tras el acuerdo del partido para que encabece la lista al Senado, que Aragón es la única autonomía donde se han decidido las candidaturas por unanimidad y ha insistido en que "voy como representante de la provincia y del municipalismo porque soy el único alcalde de una gran ciudad y eso supone que me toca defender en el Senado la visión socialista del municipalismo".

Belloch ha avanzado que reivindicará mejorar la financiación municipal y ha agregado que la reforma de las finanzas locales "se tiene que encuadrar en las competencias reales de los Ayuntamientos", para apuntar que está pendiente la segunda descentralización desde las Autonomías hacia los ayuntamientos.

"Los alcaldes comprobamos que, independientemente del color de quien esté, el Gobierno central ha sido más generoso con los Ayuntamientos que los Gobierno autonómicos", ha lamentado Belloch, para quien "hay que saber jugar las cartas" y considera que Zaragoza tiene sus cartas porque "es el único Ayuntamiento progresista de una gran ciudad de España y eso nos puede convertir en referente nacional y te deja en posición de negociar mejor que otros".

Belloch echa mano del Derecho Romano para explicar que "en política tener autoridad moral es más importante que tener poder, que es muy relativo; lo importante es la autoritas no la potestas y aspiramos a tener autoritas en el mundo progresista de referencia".