Bermejo anuncia que si el PSOE gana las generales reformará la LOPJ para acabar con la "ilegitimidad" del Consejo

Actualizado 22/10/2007 17:11:06 CET

BARCELONA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, anunció hoy que si el PSOE gana las elecciones generales reformará la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) para evitar la actual "ilegitimidad" del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuyos miembros finalizaron su mandato el 7 de noviembre de 2006.

Durante la inauguración de la III Conferencia Internacional de Formación y Capacitación Judicial en Barcelona, señaló que el CGPJ "es una institución que parece que no encuentra su sitio", y, "realmente, no es tolerable que esta situación pueda plantearse", por lo que instó a los grupos parlamentarios a negociar.

El ministro defendió la última oferta del PSOE, avalada por todas las minorías: que ninguno de los grandes sectores político-judiciales --la Asociación Profesional de la Magistratura y el PP, de una parte, y Jueces para la Democracia y el PSOE, de otra-- alcancen los nueve puestos que dan la minoría de bloqueo en el CGPJ. Ello permitiría abrir el campo a los demás estamentos del mundo judicial y a las minorías parlamentarias (CiU, ERC, PNV, IU-ICV).

"Cuando nosotros hicimos ese planteamiento parecía aceptado, estábamos muy seguros de que el mal del Consejo era la bipolarización brutal que ha sufrido", señaló Bermejo, y añadió que el PSOE ha intentado ofrecer "un modelo de pluralismo donde estén representadas la mayor parte de asociaciones, o todas si es posible, y los grupos políticos minoritarios".

"Contra la bipolarización, pluralismo", dijo el ministro, y consideró que este planteamiento es "una buena medicina". Ello, según dijo, "sin perjuicio" de que los socialistas sean "conscientes de que el modelo no está siendo precisamente una maravilla".

PREOCUPADO POR EL PARTIDISMO DEL TC

Bermejo, por otra parte, se mostró preocupado por las "actitudes beligerantes dentro de lo partidista" del CGPJ, que cree aplicables al Tribunal Constitucional (TC). El ministro considera que ello "no es razonable", ya que "los jueces y sus órganos de gobierno se justifican en un estado de derecho por su exquisita neutralidad", que, en este caso, "es una necesidad imperiosa".

En este sentido, recordó que "el Gobierno ha tomado una decisión que ha levantado rápidamente las iras de algunos", en referencia a la recusación de los magistrados conservadores del TC Roberto García Calvo y Jorge Rodríguez Zapata en el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PP contra la Ley Orgánica que regula dicho órgano (LOTC).

Al respecto, se limitó a decir "que el mantenimiento de la imagen de ese órgano pasa por mantener la idea de garantía de imparcialidad, y, para eso, no es tolerable que personas que han hecho movimientos internos en una dirección determinada puedan juzgar una reforma de la ley orgánica de ese tribunal".

"Es el sistema lo que está en juego, y, por tanto, la necesidad de que ese sistema se mantenga con esa apariencia de neutralidad, que es consustancial", afirmó. Para Bermejo, la imparcialidad de los jueces "es una exigencia ética y política", y es necesario que actúen con "una exquisita neutralidad en la lucha partidista" para "ejercer con la autoridad necesaria el poder que los ciudadanos les conceden".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies