Bermejo desvincula la ilegalización de ANV de las elecciones y dice que con pruebas se realizaría en "tres segundos"

Actualizado 24/10/2007 13:17:15 CET

El ministro de Justicia asegura que "este Gobierno no negocia, ha negociado, ni negociará con asesinos"

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, aseguró hoy que la proximidad de las elecciones generales no influye "en absoluto" en una hipotética ilegalización de Acción Nacionalista Vasca (ANV), y añadió que, si existieran pruebas de la vinculación de esta formación con Batasuna o ETA, las acciones para promover su salida del marco legal se realizarían en "tres segundos".

"Cuando existan, si llegan a existir, pruebas de que existe esa vinculación y podemos hacer ese acopio para ir ante un tribunal a acreditar que existe ese vínculo, eso implicará una decisión que dura exactamente tres segundos. No hará falta mirar a ningún horizonte", aseguró Bermejo en declaraciones a Telemadrid recogida por Europa Press.

Según el titular de Justicia, la ilegalización de ANV se producirá cuando los servicios jurídicos del Estado cuenten con las pruebas que "se correspondan con las que exige el Tribunal Constitucional", que, según se encargó de recordar, ha establecido en "reiterada jurisprudencia" que no condenar las acciones terroristas no es motivo suficiente para llevar a cabo este procedimiento.

"La pura omisión o las expresiones que suelen utilizar de condena de toda violencia pero sin entrar en la concreción de la condena de la violencia terrorista no es suficiente prueba para ilegalizar a nadie", dijo Bermejo antes de añadir que "lo mejor que se puede hacer con este tema es dejar que las cosas circulen con normalidad y no hacer de este tema el tema".

En relación con el 'zutabe' en el que la banda terrorista afirmaba que fue el Gobierno quien sugirió la utilización de las siglas de ANV en las últimas elecciones municipales, Bermejo pidió "no dar ningún crédito a lo que dicen los asesinos". "Si son capaces de asesinar, ¿cómo no van a ser capaces de intoxicar todo lo que puedan?", se preguntó.

"ESTE GOBIERNO NO HA NEGOCIADO CON ASESINOS"

Preguntado por las polémicas declaraciones sobre la negociación con ETA que pronunció la semana pasada en el Congreso de los Diputados, el ministro insistió en que "este Gobierno no negocia, ha negociado, ni negociará con asesinos". No obstante, matizó que "otra cuestión" es que exista "una resolución que abría una vía al diálogo, en contra de algunos, como siempre, que han estado en contra de toda vía de pacificación que ellos creen que es la única". "El futuro es el futuro y el presente es muy claro: no hay diálogo posible con quien atenta", zanjó.

A este respecto, apuntó que las "circunstancias deseables" en el futuro son "aquellas en las que un Gobierno responsable pilota algo tan delicado como la búsqueda de la paz", mientras la oposición "cumple su papel de apoyar al Gobierno" sin convertirse en "vocero de los terroristas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies