Bermejo vincula su plan de modernización de la Justicia con la renovación del CGPJ

 

Bermejo vincula su plan de modernización de la Justicia con la renovación del CGPJ

Actualizado 24/04/2008 20:49:12 CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, vinculó hoy la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con el "impulso" modernizador que el Gobierno planea imprimir en la Administración de Justicia.

Durante la rueda de prensa ofrecida hoy junto a su homóloga francesa Rachida Dati, quien se encuentra hoy de visita en nuestro país, el titular de Justicia fue preguntado por la situación de "colapso" en este servicio público que ha sido denunciada incluso por algunos jueces, como el titular del Juzgado de lo Penal número 7, Eduardo López Palop. En este punto, Dati, terció señalando que ella tiene las mismas preguntas en Francia.

Fernández Bermejo negó que pueda hablarse de colapso y añadió que "una buena lección" que puede obtenerse de lo que está pasando "es la necesidad de imprimir el nuevo ritmo" a la Administración de Justicia con ocasión del comienzo de la nueva Legislatura.

"Debemos seguir con las conversaciones que tenemos con el PP y llevarlas a buen puerto para que un Consejo nuevo, con nuevo ímpetu, sea el pilar que hace falta, en el ámbito de los jueces, para que demos ese gran impulso modernizador a la Justicia en el que éste Gobierno está implicado", explicó el ministro.

Respecto de las negociaciones parlamentarias para renovar al órgano de gobierno de los jueces, en funciones desde noviembre de 2006, Fernández Bermejo señaló que el clima es bueno y, de momento, existe "el gran acuerdo de llegar a un acuerdo, lo que no está nada mal".

Así, el ministros recordó que el PP se comprometió a remitir esta semana un documento para exponer cuáles son los puntos sobre los que puede sostenerse un acuerdo, y que partiendo de dicho escrito se realizarán los esfuerzos de acercamiento por las dos partes.

CONTROL POR EL JUEZ.

Sobre López Palop, dijo que se trata de "un juez responsable, que es consciente de lo que tiene" y respecto del cual el Consejo del Poder Judicial "debe tomar las medidas que estime oportunas".

Sobre los retrasos en la ejecución de las sentencias, como las de violencia doméstica residenciadas en el juzgado de López Palop, el ministro de Justicia dijo que "los problemas surgen cuando no hay una buena priorización y control".

Añadió que aunque cree que este magistrado en concreto sí lleva dicho control, "es lógico que esté preocupado de no saber, por ejemplo, al aplicar una suspensión, si en casos de violencia esa persona en situación de suspensión de condena puede en un momento dado cometer una barbaridad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies