Las bibliotecas de Madrid reciben intérpretes de lenguaje de signos, lupas y 'audio libros' para atraer a discapacitados

Actualizado 24/10/2007 17:19:50 CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las 27 bibliotecas municipales de Madrid será a partir de hoy más accesibles para las personas afectadas por algún tipo de discapacidad física, psíquica o sensorial gracias al préstamo de dispositivos de ayuda a la lectura, como lupas para los que tengan problemas de visión y 'discman', en este caso dirigido a la escucha de fondos en formato audio.

Además, estrenan un servicio para sordos, de intérpretes de lengua de signos española (LSE), que de momento funcionará de lunes a viernes por la tarde sólo en tres bibliotecas (José Hierro, Pablo Neruda y Vázquez Montalbán), aunque está previsto que con el tiempo se extienda a otras de la red.

De forma paralela, los fondos se reforzarán con documentos accesibles para todo tipo de público tales como libros en letra grande, ejemplares en formato audio y DVD's con subtítulos para sordos.

Estas medidas son parte de un plan de accesibilidad del Ayuntamiento de la capital, dotado inicialmente con 300.000 euros, que fue presentado este mediodía en la Biblioteca José Hierro, en el distrito de San Blas, por el coordinador general de Apoyo a la Creación del Área de las Artes, Juan José Echevarría, y la directora general de Archivos, Museos y Bibliotecas, Belén Martínez, coincidiendo con el Día Nacional de la Biblioteca.

La iniciativa se completará el próximo 3 de diciembre, Día de la Accesibilidad, con varias guías de fondos bibliotecarios --una en lenguaje braille para ciegos, que contendrá todos los 'audio libros', y una impresa que recogerá todos los fondos accesibles-- y la inauguración de una página 'web' que permitirá la escucha de libros por Internet.

PÉRDIDA DE LECTORES EN CIERTAS EDADES

En rueda de prensa, el coordinador general de Apoyo a la Creación advirtió que la demanda de las bibliotecas públicas "evoluciona constantemente" y subrayó el esfuerzo del Ayuntamiento de Madrid no sólo por ampliar la red municipal sino por "evitar la pérdida de lectores que parece que se está produciendo en algunos sectores de edad".

Echevarría dijo que el plan de accesibilidad que hoy arranca se suma a la supresión de barreras arquitectónicas desarrollado desde hace casi tres años con una inversión aproximada de 600.000 euros. En este caso, recordó, se trataba de "superar las discapacidades físicas", pero hay otras sensoriales y psíquicas que también hay que atender.

De ahí las medidas anunciadas hoy y otras actividades como cuentacuentos para niños, traducidos por intérpretes de LSE, la conferencia itinerante 'Personas sordas: la discapacidad invisible', impartida por miembros de la Federación de Personas Sordas de la Comunidad de Madrid (FESORCAM), y un curso de introducción a la LSE.

También se ha editado una guía, también en formato CD Rom, que contiene una selección de títulos relativos a la discapacidad física y psíquica que están disponibles en la red de bibliotecas públicas del Ayuntamiento de Madrid.

LA LECTURA COMO ALGO HABITUAL

Por su parte, la directora general de Archivos, Museos y Bibliotecas dijo que el objetivo de su departamento es que estos equipamientos culturales "tengan cada vez más" usuarios y, sobre todo, los niños y jóvenes incorporen la lectura a sus vidas "como algo habitual".

También asistió a la presentación Sara Moreno, miembro de la Asociación de Amigos del Libro Infantil y Juvenil, promotora del Día Nacional de la Biblioteca y que colabora con el Consistorio en la edición de la colección 'Hitos de Madrid', que suma un nuevo título, dedicado al Jardín Botánico que, como los seis anteriores, también está disponible en formato de 'audio libro' para personas con discapacidad sensorial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies