Bilbao expresa su voluntad de llegar a acuerdos con los grupos, a pesar de contar con mayoría "suficiente" para gobernar

Actualizado 05/07/2007 15:22:27 CET

Anuncia una dirección para la igualdad y los derechos de ciudadanía y que adelantará en cinco años las prestaciones de Ley de Dependencia

GERNIKA (VIZCAYA), 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El candidato a diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, manifestó hoy su voluntad de llegar acuerdos y alcanzar consensos con la práctica totalidad de los grupos de las Juntas y destacó que, aunque no cuentan con mayoría absoluta, sí es suficiente para poder gobernar.

Bilbao realizó esta invitación a acuerdos con los distintos grupos en su discurso con motivo de la sesión plenaria que se celebra en la Casa de Juntas de Gernika para elegir al nuevo diputado general de Vizcaya, cargo que previsiblemente volverá a ocupar durante otros cuatro años.

Bilbao destacó que encabeza la alternativa del primer partido de la Cámara "con una mayoría amplia pero no absoluta". Un hecho que, según apuntó, no significa que dicha mayoría "no sea suficiente para gobernar".

El candidato añadió que, "pese a ello y por voluntad propia, el próximo gobierno de la Diputación deberá ser "un gabinete receptivo a las sensibilidades de los grupos políticos". En este sentido, afirmó que acuerdos "tendrá que haberlos y los habrá", probablemente "con la práctica totalidad de los grupos de esta Cámara porque es mejor plantear soluciones entre todos que de manera individualizada".

"Así lo ha demostrado en su dilatada trayectoria de gobierno el nacionalismo vasco. Abierto a pactar, a convenir políticas, normativas, actuaciones que determinen lo mejor para Vizcaya y para las personas que aquí viven", añadió.

Bilbao indicó que cumplirán "con rigor, transparencia y el mayor consenso posible" el programa con el que concurrieron a las elecciones. "Digo consenso, sí, porque es voluntad del PNV y de quien les habla hoy como su candidato a Diputado General, gobernar para todos. Para quienes le han votado y para los que no. Para quienes se han adherido a nuestras propuestas y hasta para quienes nos han perseguido y tratado de impedir nuestro libre ejercicio de la libertad de expresión", aseguró.

VALORES

El candidato a diputado general destacó la importancia de valores universales "como el de la paz, la democracia, el respeto a la diferencia y la igualdad de oportunidades". En este sentido, manifestó que para "salvaguardar y defender estos derechos", su primero compromiso como candidato a diputado general de Vizcaya será el de la configuración de una dirección política, dependiente de su gabinete, para la igualdad y los derechos de la ciudadanía.

Bilbao defendió el principio de "todos los derechos para todas las personas". "Derechos para la ciudadanía. Derecho a la vida, a la libertad de pensamiento. Derecho de opinión y manifestación. Derecho a la participación política. Derechos para todos y en todas las circunstancias", precisó.

CONSENSOS

En su intervención, defendió la necesidad de garantizar el bienestar de la sociedad, asegurándose de que no existan "brechas sociales". Para ello, abogó por insistir en "acciones políticas y de gobierno transversales que incidan en una doble dirección; en el colectivo humano por un lado y en la armonía territorial por otro".

Bilbao manifestó su compromiso de cumplir el programa electoral con el que se presentó y se mostró convencido de que "buena parte" del mismo es "ampliamente aceptado por todos", aunque puedan existir "matices, prioridades o diferencias".

"Pero la música y la letra de las actuaciones a acometer en Vizcaya en los próximos cuatro años son básicamente compartidas por todos", señaló.

Bilbao precisó que eso no quiere decir que se "distorsione el rol que gobierno y oposición deban jugar, sino que, "desde la legitimidad de cada cual, sepamos, unos y otros, sumar apoyos en beneficio de Vizcaya".

En este sentido, manifestó su intención de continuar y, "si es posible afianzar" los "acuerdos de largo recorrido ya alcanzados" la pasada legislatura con la mayoría de los grupos parlamentarios. Bilbao indicó que, dentro de este espacio de "compromisos compartidos" se debe encontrar la defensa del autogobierno y del Concierto.

También apostó por profundizar el acuerdo sobre la planificación sectorial y, en concreto, citó el segundo Plan Integral de Gestión de los Residuos Urbanos de Vizcaya 2005-2016; el Plan de Accesibilidad y su traslación a la Norma Foral de Carreteras y el Servicio Público de Residencias para Personas Mayores.

SERVICIOS SOCIALES

Asimismo, abogó por sumar voluntades en la política de servicios sociales, con una especial "dedicación" para sectores con problemas para alcanzar el nivel de progreso de la media". "Estos cuatro próximos años van a ser los de la consolidación de unos servicios sociales tendentes a la universalización de derechos"

En este sentido, señaló que se llevarán a cabo inversiones presupuestarias que "nos obliguen a, si es necesario, apretarnos el cinturón en otras facetas del gasto". Bilbao indicó que ha llegado el momento de situar Vizcaya en "consonancia con ratios europeos" y pidió para ello el "acompañamiento de los grupos de oposición".

Otro de los apartados de su discurso se refirió a la atención de las personas mayores y señaló, entre las actuaciones previstas, la de adelantar en cinco años la totalidad de prestaciones marcadas en la Ley de la Dependencia y precisó que, si en el Estado se cumplirá en el 2015, en Vizcaya estarán vigentes en 2010.

Además, se abrirán 30 nuevas residencias y centros de día y se promoverán nuevas políticas de envejecimiento activo para el conjunto de la población. También se ampliará el servicio de tele asistencia y los servicios de ayuda domiciliaria hasta llegar a un 5% sobre la población mayor de 65 años. Asimismo, precisó que se ampliará la cobertura de los centros de día a los fines de semana, y en el caso de las personas afectadas por Alzheimer u otras demencias, se pondrá en marcha una experiencia piloto de un centro de atención nocturna.

En materia de Vivienda, Bilbao destacó que es un "problema social de primera magnitud" e indicó que son los jóvenes los que necesitan "alternativas viables económicamente" porque los precios de la vivienda libre están "absolutamente desorbitados".

El candidato a diputado abogó por "desterrar" polémicas sobre quién hace las viviendas protegidas y "arrimar el hombro para trabajar juntos". En este sentido, manifestó que mantiene su propuesta de la campaña para que, independientemente de quien gobierne en cada municipio o cada institución, "nos comprometamos a apoyar todas las iniciativas en materia de vivienda protegida que se presenten sin mirar quien lo hace y pensando exclusivamente en resolver este problema".

"Hablar con los ayuntamientos y acordar con ellos promociones conjuntas. La solución pasa por sumar acciones. Acordar con unos y otros. Y donde no llegue una institución que otra pueda complementarla. Porque la cuestión que debe ocuparnos es que las viviendas se hagan, no quien las haga", agregó.

Bilbao manifestó que, en su previsión del segundo Plan Foral de Vivienda, tiene identificadas la construcción de 3.000 nuevas viviendas con una superficie media de 80-90 m2 y a un precio no superior a los 25 millones de pesetas.

Asimismo, apuntó el aumento de la calidad de vida como otro de los ejes de su actuación, explicó las acciones previstas para mejorar el servicio público de transporte, así como las infraestructuras viarias.

El candidato a diputado destacó una serie de proyectos "estratégicos" para avanzar en el progreso económico de Euskadi como el Centro de Inteligencia para la Automoción, el proyecto para la construcción de viviendas en cadena de montaje, la puesta en marcha del Parque Tecnológico de la Zona Minera (Meatzaldea) o el Centro de Biotecnología Ambiental para La Salud (EKOBIOTEK).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies