Bilbao (PNV) rechaza la consulta del lehendakari mientras ETA siga actuando

Actualizado 24/04/2008 12:22:10 CET

BILBAO, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El peneuvista José Luis Bilbao, diputado general por Vizcaya, rechazó ayer celebrar la consulta propuesta por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, mientras ETA no rechace la violencia, al tiempo que abogó por un entendimiento entre el nacionalismo democrático y el PSOE.

En una conferencia organizada por la Fundación Sabino Arana e impartida en el Palacio Euskalduna de Bilbao sobre '25 años de la Ley de Territorios Históricos' y a preguntas de los asistentes, Bilbao defendió que la fórmula del tripartito en el Gobierno vasco está "caducada" y "acabada", ya que que "no garantiza la gobernabilidad".

"Los números no dan y los comportamientos son los que son. Mi opinión es que este tripartito está agotado, ha tenido su momento, pero como todo en la vida tiene su tiempo y los yogures también caducan. Creo honestamente que eso está agotado", aseveró.

Por ello, abogó por un acuerdo a medio plazo entre el nacionalismo democrático y el socialismo, aunque dijo desconocer si se será posible. "Estoy profundamente convencido de que el futuro de este país pasa por articular un gran entendimiento que dé cauce de expresión política e institucional a la gran corriente mayoritaria de centro izquierda que representa la centralidad en términos sociales", señaló.

Este gran acuerdo, según dijo, no puede ser articulado "más que por el mundo socialista y el mundo nacionalista democrático". "No estoy hablando de hacer una coalición en tal o cual sitio. No sé si será posible a corto plazo por las estrategias y necesidades electorales particulares e inmediatas, pero este país necesita y nos exige un acuerdo que desbloquee los desencuentros actuales", agregó.

Para el responsable foral, Euskadi "necesita y nos exige un nuevo acuerdo entre vascos que permita superar el conflicto político que sigue hoy vigente. Un acuerdo entre vascos que nos permita convivir, compartir diagnósticos, sin imposiciones por parte de nadie".

"Un acuerdo -agregó- que permita construir un nuevo marco jurídico-político con garantías de respeto y cumplimiento para evitar lo ocurrido en tantas ocasiones con el Estatuto". "Para que esto sea posible es necesario que ambas partes estén dispuestas a ello y hoy por hoy no parece que el Partido Socialista esté por la labor", lamentó, aunque precisó que "todavía hay tiempo, pero cada vez menos".

VIOLENCIA DE ETA

En su opinión, mientras continúe la actividad de ETA "este país seguirá estando enfermo", por lo que no se podrán "disociar" iniciativas como la consulta con la influencia que ejerce el terrorismo. "La realidad es que cuando ETA actúa, aquí todos estamos con el paso cambiado, y se monta la gran bronca entre los partidos democráticos", señaló.

Bilbao aseguró que para que haya "una expresión normalizada de la sociedad en una consulta, referéndum o como lo queramos llamar", la violencia debe estar "ausente". Además, indicó que si se lleva a cabo la consulta debe ser "para unir y no para separar".

No obstante, consideró que las fechas establecidas en la "hoja de ruta" de Ibarretxe "quizás sean una corsé", por los "intereses" de unos y otros, y añadió que debe conocerse qué es lo que se va a consultar.

Por ello, no se mostró partidario de la "rigidez" de los plazos establecidos y tampoco de consultar a la sociedad mientras ETA siga atentando, ya que, según recordó, cualquier actuación de la banda terrorista incide "tanto" en la situación política que cualquier tipo de iniciativa no se puede "disociar" de ella. Por ello, rechazó que sea la organización terrorista quien "marque también el rumbo de ese tema".

RECHAZO A LIZARRA II

Por otro lado, rechazó la reedición de un Lizarra II y señaló que "mientras haya quienes pretenden una construcción nacional destruyendo la nación que dicen defender". En esta línea, indicó que "mientras haya gente que crea que son abertzales y que sería bueno que todos los abertzales fuéramos de la mano en pos de la liberación y construcción nacional porque podemos compartir algunos fines, este país seguirá estando enfermo".

"Yo no comparto con ellos ni los medios ni los fines", añadió Bilbao, quien subrayó que no existe idea de "patria, religión o lo que sea por la que merezca la pena matar".

Bilbao recordó que Lizarra "fracasó" y que la unidad y la acumulación de fuerzas nacionalistas fue un "estrepitoso fracaso porque se cometió el error de no contar con la enfermedad grave que sigue padeciendo la sociedad vasca". "La verdad es que nos engañaron y que ni compartíamos entonces ni compartimos ahora con ellos ni medios ni fines", insistió.

Asimismo, destacó que "hay quienes están tentados de poner en marcha una Lizarra bis bajo las siglas de Euskal Herria BAI para apelar a la sociedad vasca a la defensa grandilocuente de la Patria, sin pararse a pensar en cómo es hoy la sociedad, con ingredientes monzonianos preocupantes y reviviendo el viejo y trasnochado espíritu eladio de los vascos químicamente puros".

Según Bilbao, "el gran problema de esta ensoñación es que después de gritar ¡Gora Euskadi!" hay que preguntarse "qué hacemos al día siguiente". "¿Cuáles son las propuestas concretas para dar solución a las demandas reales y diarias de la ciudadanía? Aquí es donde no hay respuesta", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies