Blanco achaca a la "fina ironía" de Solbes sus declaraciones sobre Bermejo y defiende que "trabaja intensamente"

Actualizado 24/02/2009 17:17:23 CET

Sostiene que Rajoy no pide dimisiones por los "escándalos del PP" porque "no manda nada" en su propio partido

LUGO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, atribuyó hoy a la "fina ironía" del vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, que dijese que envidiaba la condición de ex ministro de Mariano Fernández Bermejo y defendió que el responsable del Ministerio de Economía "trabaja intensamente" frente a la crisis económica.

"En este momento trabaja intensamente para recuperar la confianza, dinamizar la economía, hacer frente a la crisis y proteger a los trabajadores y familias que tienen más dificultades", aseguró sobre Solbes el número dos del PSOE, quien hoy participó en un acto electoral de su partido en Lugo.

Asimismo, Blanco hizo hincapié en que Galicia "pesa mucho en España" al referirse a la toma de posesión de Francisco Caamaño como nuevo ministro de Justicia, con lo que ya son cuatro los miembros del Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero originarios de la comunidad gallega, ya que este se suma a Elena Espinosa, César Antonio Molina y Elena Salgado. "Nunca Galicia pesó tanto en España como ahora y nunca España se preocupó tanto de Galicia como ahora", aseveró tras reconocer que Caamaño es "un buen amigo" suyo.

TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN

Por otra parte, José Blanco reiteró hoy que la "conspiración" que denuncia el "todavía líder del PP", Mariano Rajoy, "la tiene dentro de su propio partido" y censuró que cuando jueces, fiscales y Policía no concuerdan con sus intereses, "los ataca y los amenaza", actitud que calificó de "indecente".

"Rajoy ha reeditado la teoría de la conspiración y todo el mundo conspira, según él, contra el PP. Yo estoy de acuerdo en que hay una conspiración, pero no contra el PP, sino una conspiración dentro del PP y, en lugar de exigir responsabilidades a los suyos por los escándalos del PP, simplemente no lo hace porque en su partido no hay quien obedezca a Rajoy", aseveró en declaraciones a los medios de comunicación.

Así, el número dos de los socialistas volvió a utilizar la frase que utilizaba Rajoy para reclamar la dimisión de Bermejo y dijo: "son las doce y veinte de la mañana y todavía Mariano Rajoy no ha exigido a nadie del PP que dimitiera por los escándalos del PP, sencillamente porque Rajoy no manda nada en el PP".