Blanco avisa al PP de que la crisis es "una causa nacional" y le insta a no ser "caso aparte en la UE" negando su apoyo

Actualizado 13/10/2008 17:35:07 CET

Confía en lograr apoyos para garantizar el trámite de los PGE y avisa que "patrocinar" su devolución es "atar de manos al Estado"

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, advirtió hoy al PP y a su líder, Mariano Rajoy, de que afrontar la crisis económica y financiera "es una causa nacional" y le pidió su apoyo a las medidas adoptadas por el Gobierno como han hecho los partidos de oposición en otros países. "Sería una pena que una vez más el PP y Mariano Rajoy fueran un caso aparte dentro de Europa", afirmó.

Ante la reunión que celebrarán mañana Rajoy y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Blanco dijo que espera que el PP "comparta" las medidas que acordó ayer el Eurogrupo, donde están representados "gobiernos de distinto color político" y quiso subrayar que el español es el único Ejecutivo de la zona euro que está "acordando" sus medidas con la oposición.

Así, aseguró que la entrevista entre Zapatero y Rajoy "no tiene como objetivo pedir apoyo para el Gobierno, sino apoyo al sistema financiero, a los empresarios y a los trabajadores".

Después de que el PP dejara claro este fin de semana su rechazo al plan del Gobierno de comprar activos financieros a bancos y cajas para favorecer la liquidez, Blanco añadió que desea "que el PP recapacite, que anteponga el interés de España a cualquier otro interés cortoplacista".

Además, afirmó que, con sus críticas, los 'populares' "parecen no estar a favor de garantizar los ahorros de las familias españolas, de ayudar a las pequeñas y medias empresas a garantizar su desarrollo y, en definitiva, que no están por la labor de consolidar el empleo y contribuir a crear más puestos de trabajo".

El PP ha acusado al PSOE de concentrar la ayuda en "los banqueros" y Blanco replicó hoy que en los bancos es precisamente donde tienen sus ahorros y sus nóminas los españoles.

El 'número dos' del PSOE se expresó así en rueda de prensa después de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, una reunión a la que no acudió Zapatero ni los ministros Carme Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba, puesto que el Gobierno celebró a las 11.30 un Consejo de Ministros extraordinario para aprobar las medidas acordadas ayer por el Eurogrupo para apoyar al sistema financiero.

Blanco explicó que la Ejecutiva se dedicó de manera "monográfica" a analizar estas medidas, que calificó de "positivas" y "dirigidas a proteger a las familias, sus ahorros, los puestos de trabajo y el desarrollo futuro del país".

Aunque insistió en que el sistema financiero español está "en posición más sólida que el de otros países", el Gobierno español está dispuesto a cumplir sus responsabilidades para garantizar la "coordinación internacional" y, además, a dar respuestas "en el ámbito nacional".

En este punto, advirtió de que en el ámbito doméstico es necesaria "la unidad de acción" de toda la sociedad, incluidos empresarios, sindicatos, entidades financieras, partidos políticos y gobiernos autonómicos. "Sólo las sociedades que lo entiendan y tengan una respuesta unida tendrán posibilidades de salir bien de esta situación, los que hagan lo contrario saldrán debilitados, y de forma duradera", avisó.

Por ello, pidió al líder del PP que demuestre "altura de miras", porque "la prioridad en este momento para un líder responsable, no puede ser debilitar al Gobierno, sino fortalecer al país" y lo que está en juego no es "el futuro del Gobierno o las próximas elecciones" sino "el futuro de la economía española".

NO OBLIGAR A DEVOLVER LOS PGE

En la misma línea, recalcó que la "extrema debilidad del sistema financiero" obliga a que la solución a la crisis proceda de los poderes públicos, cuyo instrumento para actuar son los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) y criticó que algunos grupos políticos, entre ellos el PP, "quieran que España se quede sin Presupuestos y tenga que prorrogar los de 2008, que son claramente inadecuados para hacer frente a la situación presente".

Blanco subrayó que "patrocinar" la devolución de los PGE al Gobierno "supondría atar de manos al Gobierno" y advirtió a quienes pretendan "buscar una derrota parlamentaria del Gobierno, a costa de la salud económica de España".

El dirigente socialista se mostró convencido de que el PSOE logrará apoyos parlamentarios suficientes "a lo largo de esta semana" para garantizar el trámite parlamentario de las cuentas públicas. Este viernes termina el plazo para que los grupos parlamentarios presenten enmiendas a la totalidad ante el debate general sobre los PGE en el pleno del Congreso previsto para la semana que viene.

Por ello, Blanco avisó a los grupos políticos de que "ningún objetivo vale más" que combatir la actual crisis económica y confió en que CiU, que en otras ocasiones ha sido garante de estabilidad, "recapacite" su rechazo a los PGE.

Además, recordó que el Grupo Socialista sigue negociando también con PNV, CC y BNG. En el caso del PNV, que reclama el traspaso de la competencia sobre I+D y políticas activas de empleo, no dio detalles y se limitó a decir que "hay un debate sobre la consolidación del gasto en inversión en relación con el cupo vasco".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies