Blanco y Pla reclaman un "esfuerzo" a todo el PSPV para que los valencianos acudan a votar "sabiendo la verdad"

Actualizado 16/12/2006 19:15:47 CET

VALENCIA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización y Coordinación del PSOE, José Blanco, y el secretario general del PSPV y candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Joan Ignasi Pla, coincidieron hoy en la necesidad de hacer un "gran esfuerzo" por parte de dirigentes y militantes del partido para que los ciudadanos "acudan a las urnas sabiendo la verdad".

En su opinión, es necesario que frente "al engaño y la mentira que les trasladan desde el Gobierno valenciano conozcan realmente lo que está haciendo el Gobierno de España por esta Comunidad", así como lo que los socialistas quieren hacer en la Comunitat Valenciana si ganan las próximas elecciones autonómicas de 2007.

En este sentido, Pla manifestó que quiere "salir a la calle" para hablar con los ciudadanos, a los que pidió una "rebelión cívica y democrática" para "llenar de votos las urnas" y lograr el "giro necesario" que propicie el cambio de Gobierno en la Generalitat. Por ello, animó a los militantes del PSPV a "poner lo mejor de cada uno" en una campaña electoral que se espera sea "muy larga, dura y difícil", porque el PP "no nos lo va a poner fácil", reconoció.

José Blanco manifestó durante su intervención en el Comité Nacional del PSPV, en el que también intervino Pla, que los socialistas "vamos a ir a por todos los votos de todos los ciudadanos y ciudadanas de la Comunitat Valenciana". En su opinión, con el nuevo año "se abrirá un nuevo tiempo político en comunidades y ayuntamientos en los que no gobernamos y que volveremos a gobernar".

En su opinión, "el PP acaba este año como lo empezó, con crispación, con radicalidad y con un viaje a la derecha extrema que no es homologable en la UE". Frente a ello, dijo "tenemos un Gobierno de España que también acaba el año como lo empezó, trabajando por los derechos de la gente y reconociendo nuevos derechos; trabajando por la igualdad y las políticas sociales, así como por la modernidad del país".

Blanco se mostró convencido de que "habrá cambio, aunque el PP no acepte su derrota". Al respecto, manifestó que "cuando un partido no analiza las causas de sus problemas y de su derrota electoral y no cambia las estrategias, perseverando en los errores del pasado, como le sucede al PP, los ciudadanos le señalan el camino". Este camino, afirmó, va a ser "una derrota más contundente en 2008 (elecciones generales), precedida de otra derrota en 2007 (elecciones autonómicas y municipales)".

En este sentido, aseveró que en las próximas elecciones autonómicas y municipales, el PSOE será "el partido más votado en el conjunto de España", el que logrará "mayor número de alcaldes y alcaldesas", como también será el que "gobernará en más comunidades autónomas", aseguró.

"PULSION REAL DE CAMBIO"

Según el dirigente socialista, hay una "pulsión real de cambio" de la Comunitat y en todo el país, y "lo que tenemos que hacer todos es convertir esa pulsión en voto por el cambio". Para ello, los ciudadanos "tienen que saber quién cumple con su palabra y quién no", motivo por el que invitó a los militantes del PSPV a "explicar a los valencianos lo que está haciendo el Gobierno de España por esta tierra" porque "hay que desterrar del imaginario de la gente el engaño y la mentira que les trasladan todos los días desde el Gobierno valenciano", apostilló.

Al respecto, destacó que la inversión estatal en la Comunitat se ha "duplicado" con el Gobierno socialista, respecto a la que realizaba el Gobierno del ex presidente José María Aznar. "Frente al victimismo de Francisco Camps --presidente de la Generalitat--, hay una realidad objetiva que permitirá la llegada del AVE a esta autonomía en 2010, gracias al esfuerzo licitador y compromiso del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero", sentenció.

"DISCURSO DE LA CONFUSION"

Por su parte, Joan Ignasi Pla hizo un repaso, durante su intervención, de los motivos que llevaron a su formación a presentar una moción de censura contra Camps el pasado mes de octubre, y subrayó que "desde entonces nada ha cambiado, y si lo ha hecho ha sido a peor".

Así, afirmó que el Gobierno del PP "se va aumentando el discurso de la confusión, manteniendo actitudes autoritarias y con abuso del poder impropio de una democracia". Añadió que "se va de una manera indecente, sin haber asumido ni la más mínima responsabilidad y escondiendo las causas de los accidentes, así como las críticas y la realidad que no quieren ver".

En su opinión, el "futuro es un gobierno progresista", ya que la Comunitat Valenciana necesita un gobierno que dé "un nuevo impulso a la capacidad de emprender y de generar riqueza que tienen los valencianos, pero que, al mismo tiempo, aproveche esa capacidad para corregir las desigualdades con el fin de ese gran beneficio llegue a todos los ciudadanos".

"CAMBIO SERENO"

Comentó que la Comunitat "necesita un cambio sereno y con sentido común", en primer lugar, en cuanto a los sectores económico y productivo, apostando por la formación, la industria, la innovación y la productividad, y por un "urbanismo controlado". También un cambio en las políticas sociales, con unos "servicios públicos de calidad y bien dotados". Por último, un "giro político y democrático que aumente la transparencia y la participación social y disminuya el despilfarro".

Por ello, reiteró su compromiso de que entre las primeras medidas de su Gobierno en caso de ganar las elecciones autonómicas el 50 por ciento de las viviendas construidas sean de precio asequible; aumentar un 25 por ciento los recursos para I+D+i; un Plan Valenciano de Medidas Económicas para ayudar a las empresas; una acción de choque para mejorar la atención de urgencias en los hospitales; la gratuidad de los libros de texto en la enseñanza obligatoria; auditar la seguridad de los servicios públicos de transporte; y reducir los altos cargos de la Administración un 25 por ciento.

Finalmente, Pla dijo a los socialistas valencianos que han de "saber estar a la altura de las circunstancias y, sin perder los nervios, ser contundentes en la denuncia de los abusos, las mentiras y la manipulación", ya que "no habrá lugar para la duda" y las alternativas serán "o un gobierno de progreso o uno de una derecha cada vez más autoritaria", aseveró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies