Blesa y Sánchez Barcoj, a juicio por los sobresueldos de Caja Madrid

 

Blesa y Sánchez Barcoj, a juicio por los sobresueldos de Caja Madrid

Miguel Blesa e Ildefonso Sánchez Barcoj
EUROPA PRESS
Publicado 22/02/2017 12:05:20CET

Anticorrupción pide cuatro años de cárcel para cada uno de ellos por causar un perjuicio 14,8 millones de euros

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La titular del Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid, Luisa María Prieto, ha dictado auto de apertura de juicio oral por el que sienta en el banquillo al expresidente de Caja de Madrid Miguel Blesa y al exdirector financiero de la entidad Ildefonso Sánchez Barcoj por un delito de administración desleal derivado de los sobresueldos irregulares que, según el FROB, causaron un perjuicio económico de 14,8 millones de euros.

La juez ha dado por concluida la investigación apenas un año después de que ambos prestaran declaración como investigados en este asunto el 24 de febrero de 2016, señalando la existencia de indicios suficientes de delito, han informado fuentes del caso a Europa Press.

Este procedimiento, que viene a sumarse a las causas por las que Blesa aún tiene pendiente responder ante la justicia --por la salida a bolsa de Bankia y por las denominadas tarjetas 'black', asunto por el que ya ha sido juzgado y está a la espera de conocer sentencia--, fue denunciado por Anticorrupción en enero de 2015 y estuvo paralizado casi un año debido a que el Juzgado competente sufrió varios cambios de titular.

La Fiscalía Anticorrupción pide para cada uno de los acusados cuatro años de cárcel por un delito de administración desleal y ya el pasado 9 de mayo, cuando hizo públicas sus conclusiones provisionales, cifró en 8,5 millones de euros la responsabilidad civil a la que de forma solidaria deberán responder en caso de ser condenados.

En su escrito, el fiscal Conrado Saiz solicitaba además al exsecretario general de la entidad Enrique de la Torre, una indemnización civil de 2,8 millones de euros, correspondiente a la cantidad que cobró "en exceso" de la indemnización recibida por la caja tras su salida en 2009.

El Ministerio Público defiende que los acusados no cumplieron con el trámite estipulado por la caja de informar a los órganos de gobierno. En concreto recuerda que el Comité de Retribuciones propuso un incremento del salario de los miembros del Comité de Dirección de un 4,5 por ciento a partir del 1 de enero de 2008 hasta alcanzar una masa salarial de 8,3 millones de euros.

Tras someter la propuesta al consejo de administración, esta tenía que volver de nuevo a la comisión de Retribuciones para validar la asignación individual correspondiente a cada uno de los diez miembros del comité de dirección, paso que no llevó a cabo Blesa, por lo que el incremento real medio fue de 16,1 por ciento en 2008, porque con la salida de Ramón Ferraz Ricarte, el Comité se redujo a nueve miembros.

ABONOS INDEBIDOS DESDE 2008

Como consecuencia la caja les "abonó indebidamente" 2 millones de euros desde 2008 hasta que abandonaron la entidad en calidad de salario fijo. Respecto a la retribución variable el fiscal tampoco "encuentra justificación" al pago realizado a los beneficiarios y que ascendió a 1,8 millones y denuncia además que el exceso de aportaciones al fondo de pensiones se incluyó en las nóminas de los años 2007 a 2010 como "gratificación extraordinaria" por lo que la prestación la cobraban por anticipado.

Ello trajo como consecuencia que Caja Madrid soportara "indebidamente" su coste fiscal al elevar a bruto estos importes y abonar las retenciones por IRPF para cada uno de los miembros del comité de dirección, lo que causó un perjuicio a la entidad de 1,8 millones de euros más, según el relato de la Fiscalía.

JUSTIFICACIÓN DE BLESA

Durante su declaración ante la juez, el 24 de febrero del pasado año, Blesa justificó la decisión en 2008 de aumentar la retribución entre un 16 por ciento y un 26 por ciento del sueldo fijo, lo que implicaba mantener la masa salarial de un año anterior a pesar de que, entre medias, el comité de dirección pasó de diez a nueve miembros por la salida de Ramón Ferraz Ricarte.

Blesa insistió en la existencia de "errores" en el informe elevado al FROB porque obvió que la comisión de retribuciones conocía que Ramón Ferraz Ricarte --que pasó del comité de dirección a Cibeles y luego a presidir el City National Bank of Florida, tras la adquisición de Bankia-- había cesado de sus funciones "meses atrás" a la fecha que consta en el documento elaborado por la consultora PwC.

Según la versión de Blesa, los nueve directivos de Caja Madrid pasaron a partir de 2008 a asumir mayores funciones. Este extremo no fue corroborado por el otro investigado, Sánchez Barcoj, quien mantuvo ante la juez que las funciones no se reordenaron tras la reducción de miembros con la salida de Ramón Ferraz Ricarte.

Además de Blesa, Sánchez Barcoj y De la Torre, formaban parte del Comité el exdirector de Comunicación Juan Manuel Astorqui, la exdirectora de Obra Social Carmen Contreras, el exconsejero Mariano Pérez Claver, el exdirector general de Negocios, Matías Amat, el exdirector de la Fundación de Caja Madrid, Rafael Spottorno, y el que fuera director de Organización de Caja Madrid, Ricardo Morado Iglesias, todos ellos investigados en la causa que ha sido ya juzgada en la Audiencia Nacional sobre el uso presuntamente fraudulento de las tarjetas 'black' que recibieron de la entidad nacionalizada.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies