Bono apuesta por la negociación para solucionar la crisis de Cataluña pero en el marco de una defensa firme de la legal

Publicado 13/06/2018 14:28:07CET

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El exministro socialista José Bono se ha mostrado este miércoles partidario de hacer "lo que sea menester" para resolver la crisis de Cataluña, por lo que apuesta por iniciar un diálogo político con la Generalitat, aunque recalca que éste se sitúe en el marco de la legalidad.

Así se ha expresado en unas jornadas organizadas por el Consejo General de la Abogacía Española en el que ha participado junto al exministro 'popular' Josep Piqué y el catedrático de Derecho Constitucional, Francesc Carreras.

En su intervención, Bono se ha mostrado optimista de cara a un futuro diálogo con la Generalitat, apuntando a que "quizas" la solución al problema de Cataluña venga del diálogo. No obstante, ha pedido al PSOE altura de Estado y no solo planteamientos que "lleven a ganar elecciones". "Hay que hacer lo que sea menester dentro de la legalidad para que los planteamientos secesionistas no lleguen a buen puerto", ha resumido.

Al tiempo, ha advertido que entablar esta negociación no debe ser un sinónimo de "hablar de lo que el otro quiere". Para el exministro socialista una mesa de diálogo exige que cada cual tenga unas posiciones y las defienda con firmeza e inteligencia, alertando del error de que las únicas reclamaciones que se discutan sean las que planteen los secesionistas. "Sería un error gravísimo", ha recalcado.

Según Bono, hay que exigirle al presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, soluciones para resolver los problemas de conflictividad social en Cataluña, y también hay que denunciar el sesgo secesionista que tienen los medios catalanes o el tratamiento del castellano en la escuela catalana.

Y ha puesto de manifiesto que en el contexto de diálogo deberá respetarse "en todo momento y sin excepción" el marco legal. Si bien, se ha mostrado en plano personal dispuesto a forzar sus "convicciones" y a "hacer un esfuerzo de generosidad e inteligencia". Según ha explicado, pondría en duda los planteamientos que le llevaron a abandonar el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero cuando la crisis del Estatut de Cataluña pero ha explicado que tampoco cabe hacer concesiones por simple generosidad.

"PEOR MOMENTO" PARA CAMBIAR LA CONSTITUCIÓN

Por su lado, Josep Piqué se ha mostrado más cauto que Bono con respecto a entablar un diálogo con la Generalitat y ha hecho hincapié en que, en todo caso, el Gobierno tendría que mantener una posición clara sobre "los límites y la agenda" de la negociación para evitar que éstos fueran los que marcara Torra.

Aunque Piqué ha apuntado a la necesidad de buscar salidas a la crisis catalana, ha rechazado la de una reforma de la constitución 'ad hoc' para contentar al independentismo. Para el exministro 'popular' solo valdrá si la modificación es "definida por el conjunto" y pensando en "cómo mejorar las instituciones del Estado".

De su lado, Francesc de Carreras ha alertado de que el momento actual es el "peor" políticamente para reformar la constitución , por lo que ha emplazado a PP, PSOE y Ciudadanos a abordar este debate cuando sea oportuno.

A su juicio, se debería reformar el Senado para que se cambie hacia un modelo alemán en el que las administraciones autonómicas estén representados en la Cámara Alta y se debería introducir una reforma para facilitar al Tribunal Constitucional la resolución de competencias entre comunidades. Limita De Carreras la reforma a esos dos puntos ya que, cambiar mas cosas sería "manosear" la Constitución.