Bono asegura que el nuevo obispo de Albacete es "una buena persona"

 

Bono asegura que el nuevo obispo de Albacete es "una buena persona"

Actualizado 16/12/2006 20:55:20 CET

ALBACETE, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ex ministro de Defensa y ex presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, definió hoy al nuevo obispo de Albacete, Ciriaco Benavente Mateos, como "una buena persona".

Instantes antes de la toma la toma de posesión del nuevo obispo de Albacete como nuevo pastor de la Iglesia en la diócesis albaceteña, Bono aseguró conocerle "desde hace mucho tiempo", concretamente de la presentación de un libro sobre los Primados de Toledo.

"Me pareció, sobre todo, un hombre bueno, una buena persona; y lo mejor que se puede pedir de un obispo antes de que sea listo o de que conozca muchas sagradas escrituras y mucha teología es lo más importante", dijo.

En las puertas de la catedral de Albacete se dieron cita múltiples personalidades de los ámbitos militar, social, civil, empresarial y político; como el secretario de Estado de Defensa, Francisco Pardo, quien quiso "dar la bienvenida" a la ciudad y a la región a Ciriaco Benavente "porque la sensación que tengo respecto a su persona es muy positiva".

Pardo recordó que el pasado fin de semana tuvo la oportunidad de visitar Cáceres --donde hasta ahora había desarrollado su carrera como obispo-- y comprobar "el afecto, el cariño y casi la veneración que le tienen los cacereños".

"Yo le deseo suerte y le doy una bienvenida fraternal; sé que es una buena persona y que va a hacer una buena tarea pastoral en Albacete", concluyó el secretario de Estado.

Asimismo, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando López Carrasco, subrayó que monseñor Ciriaco Benavente "conoce muy bien las parroquias y el oficio de la solidaridad, por lo que yo le deseo que sea feliz en Albacete y que haga a mucha gente feliz".

En la misma línea, el alcalde de Albacete, Manuel Pérez Castell, destacó que "a don Ciriaco le precede una fama interesante de buen obispo de Extremadura". Castell declaró tener "las mayores esperanzas" de mantener las buenas relaciones "cordiales e institucionales que corresponden".

Por último, el presidente de la Diputación Provincial de Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, quiso "recibir con alegría al nuevo obispo y desearle que su ejercicio en esta provincia de Albacete sea fructífero" y manifestó estar convencido de que "va a ser una labor fructífera".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies