Bono dice que los parlamentarios tienen que tener los "bolsillos de cristal"

 

Bono dice que los parlamentarios tienen que tener los "bolsillos de cristal"

José Bono
APP
Actualizado 26/01/2011 12:21:23 CET

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, ha afirmado que los parlamentarios tienen que tener los "bolsillos de cristal" y, además, "invitar a los ciudadanos a que miren dentro", después de que este martes abogara por la publicación del patrimonio de diputados y senadores, en la Cámara Baja.

En una entrevista concedida a Punto Radio recogida por Europa Press, Bono ha dicho que él es "partidario" de que diputados y senadores se pronuncien al respecto porque quiere evitar que haya "zonas de penumbra". "No se puede defender nuestra actividad si no somos totalmente transparentes. Hay que tener los bolsillos de cristal e invitar a los ciudadanos a que los miren", ha sentenciado.

En este sentido, ha manifestado que, cuando se habla de transparencia, hay que tener presente que él fue "el primer político de España y de Europa que público sus bienes y sus rentas" en el Boletín Oficial de Castilla-La Mancha, comunidad de la que fue presidente. "Fui yo y todos los altos cargos", ha señalado.

Sobre los complementos en las pensiones de los parlamentarios, ha declarado que "no es cierto" que se estén pagando "pensiones vitalicias" porque, según ha explicado, "para poder tener ese complemento hay que tener pensión de la Seguridad Social" y si no se cumplen "los requisitos no se tiene complemento".

Sin embargo, ha reconocido que, aunque es un sistema "discutible", para Bono es "más importante" y "significativo" que "un diputado pueda tener una actividad, que dice la ley ha de ejercer en régimen de dedicación exclusiva al Parlamento, y luego tenga una actividad privada".

"No hay que demonizar a quien lo hace porque la ley puede consentirlo y tiene la autorización. Para mí es más significativo. Hemos abierto un periodo para que se aporten iniciativas y se van a aportar y verá como los diputados y senadores van a estar a la altura de las circunstancias", ha expresado.

A Bono le preocupa que esté en cuestión un modelo de sociedad, en el que no se sabe si se podrá seguir manteniendo el Estado del Bienestar, y que, ante esta situación, el PP se conforme con ganar las elecciones. "También, me preocupa que haya personas que se levanten todas las mañanas creyendo que los curas son muy buenos, los periodistas mejores y los políticos unos demonios que debíamos estar en el infierno al mismo tiempo que murió Franco", ha aclarado.

LA ACTIVIDAD POLÍTICA CONCENTRA LAS "IRAS"

Así, ha criticado que "cuando las informaciones que se trasladan van en la dirección de demonizar a la actividad política, especialmente, a lo público es normal" que se produzca un progresivo distanciamiento entre los ciudadanos y los políticos. Además, ha opinado que la actividad política "se presta un poco a centrar y concentrar las iras de quien se encuentra en una situación incómoda, difícil o de problemas".

"Si un político se equivoca su error va a ser sabido, se va a publicar, no va a quedar oculto y va a ser, si es posible, exagerado. Incluso, a veces, sin equivocarse se le puede atribuir calumniosamente un hecho que resulte falso", ha subrayado.

Para Bono, los diputados no son "seres extraños de un sistema de gamberros, ociosos y desvergonzados sino que son el colectivo que más se parece a la sociedad española y, en conjunto, es gente honorable, decente entre los que habrá gentes indecentes". "Hay gente muy honorable y trabajadora que merecen el respeto de la no generalización. Demonizar al adversario no es justo y querer ganar las elecciones con la maleficencia o la calumnia no es correcto", ha sentenciado.

WIKILEAKS

Por otra parte, Bono ha hecho alusión a los despachos de Wikileaks y ha opinado que, a su juicio, lo que ha ocurrido es "muy significativo" en el sentido de "cómo el poder del país más poderoso del mundo tiene importantes oquedades, agujeros".

Bono se ha referido, también, al embajador norteamericano en España, Eduardo Aguirre, y ha bromeado diciendo que "no conviene recibir a algunos embajadores sin que esté presente el abogado" porque, aunque Aguirre era "un hombre muy afable y muy cercano", parecía ir a las entrevistas "con un virtual magnetófono". "En algunas de las cosas que ha publicado Wikileaks veo palabras y frases textuales", ha recordado.

"Por lo que a mi se refiere, Wikileaks no me incomoda en absoluto. Básicamente dice lo que le dije: que España no estaría de rodillas ante EEUU, que lo de Irak no tenía marcha atrás y que aquí, con aciertos o con errores, decidíamos nosotros lo que había que hacer. Ya se que no les gustaba y por eso me decía sabueso y que no había que fiarse. Es que yo no era el ministro de Bush era el ministro de España", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies