Bono responde a Iceta que Pujol y Maragall defendieron posiciones "parecidas" sobre Cataluña durante una cena en 2005

José Bono, Presidente Del Congreso
CONGRESO
Actualizado 05/07/2015 1:50:09 CET

Recuerda que otra discrepancia surgió cuando se propuso su expulsión del PSOE si no cesaba a Rovira por mantener conversaciones con ETA

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El exministro socialista de Defensa José Bono ha reiterado que los expresidentes de la Generalitat Jordi Pujol y Pasqual Maragall defendieron posiciones "parecidas" sobre Cataluña durante una cena en 2005 en la embajada de Portugal.

"Pujol jaleaba todos los planteamientos, especialmente que eran víctimas", ha subrayado Bono que responde de esta forma al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que ha tachado de "barbaridad" el relato de Bono en un artículo y que ha defendido que Maragall, por entonces, no era nacionalista.

En todo caso, Bono ha recalcado que tiene "un gran respeto personal" por Iceta aunque en esta cuestión no coincide. "Doy fe, aquello ocurrió así, cómo se interprete es diferente", ha insistido.

En declaraciones a La Sexta y Cuatro recogidas por Europa Press, Bono ha dicho que da vergüenza recordar las palabras de Pujol "nueve años después" con todo lo que se ha conocido desde la confesión del expresident sobre el dinero que tiene en el extranjero.

Según ha relatado, en esa cena Maragall les mencionó a los asistentes, antes de que llegase Pujol, la sospecha de que CiU cobraba comisiones del 3 por ciento de las obras que adjudicaba, y el extremeño Rodríguez Ibarra se lo afeó a Pujol cuando retrataba a Cataluña como víctima

Preguntado por qué no denunciaron entonces esas supuestas comisiones, ha replicado que si Ibarra o él hubiesen tenido "noticia cierta de un delito" no se habrían callado, pero que sólo escucharon lo que decía Maragall y ha recordado que después éste se "echó atrás".

En este punto, ha advertido que frente lo que dicen algunos, las explicaciones por el 'caso Pujol' no las tiene que dar el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sino "el que ha hecho actividades ilícitas". "No puedo aceptar que seamos cómplices todos. Cómplices serían quienes lo supiesen a ciencia cierta o se beneficiasen", ha dicho.

Preguntado entonces si, como ministro de Defensa, tuvo alguna información sobre el caso procedente de los servicios secretos, ha asegurado que en esa época el espionaje "no tuvo información cierta de este tipo de actividades ilícitas" y si lo supieron no se lo dijeron.

NO ERA LA PRIMERA DISCREPANCIA SERIA CON MARAGALL

Además, el también expresidente del Congreso ha recordado que no se trató de la primera discrepancia que tuvieron con Maragall puesto que anteriormente, se le ordenó que cesara al exvicepresidente de la Generalitat Carod Rovira por mantener conversaciones con ETA.

Según ha relatado, el entonces número dos del PSOE Pepe Blanco propuso la salida de Maragall del partido socialista si se negaba a expulsar a Rovira.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies