Borrell admite que los recortes en cooperación no se podrán revertir "de la noche a la mañana"

Intervención de Borrell en la toma de posesión de la nueva directora de la AECID
EDUARDO PARRA/EUROPA PRESS
Publicado 13/07/2018 17:15:03CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha reconocido este viernes que la ayuda oficial al desarrollo no podrá volver a niveles del 0,5 por ciento del PIB desde el 0,2 actual "de la noche a la mañana" pero ha asegurado que él estará pendiente de la política de cooperación.

En la toma de posesión de la nueva directora de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Aina Calvo, el ministro ha tenido palabras de agradecimiento para el director y el secretario de Estado salientes, que han trabajado en "tiempos muy difíciles" para la cooperación.

Borrell ha recalcado la política de cooperación no debe ser "un antiinflamatorio" que alivie necesidades urgentes, sino poner las bases estructurales para el desarrollo de los países receptores. Según ha dicho, eso requiere "recursos pero sobre todo inteligencia" para impulsar el desarrollo de países que "en buena medida están como están" como consecuencia del pasado colonial europeo.

De hecho, ha destacado que "casi todos los puntos calientes del planeta" lo son como consecuencia de cómo se hizo la descolonización, o la colonización, de manera que Europa tiene una responsabilidad.

El ministro también ha asegurado a los trabajadores que entiende que se sientan "frustrados y abandonados" y que intentará mejorar sus recursos. El personal laboral de la AECID en el exterior llegó a hacer huelga el año pasado en protesta por la congelación de su salario y los derechos perdidos y no recuperados desde los años de crisis.

Borrell ha justificado que no puede empezar su mandato dirigiéndose a su colega de Hacienda "como un agente sindical", pero que se empleará en mejorar los recursos. Para todo ello, ha subrayado, es muy importante "el relato", es decir, que los ciudadanos vean que la política de desarrollo no es solo "repartir" para aliviar crisis pero sin provocar cambios estructurales.

De hecho, ha subrayado que mientras no haya un desarrollo de los países africanos Europa seguirá siendo un imán para sus jóvenes. La importancia del "relato", ha añadido, se ve en la política de defensa: hablar de aumentar el gasto en defensa, ha reconocido, no es popular, pero la acogida es mejor si se habla de "seguridad".

LA COOPERACIÓN, "LA VERDADERA MARCA" DEL PAÍS

Por su parte, Aina Calvo ha subrayado que su mandato es "situar la política de cooperación en el centro de la acción política", para que sea "la verdadera marca" del país y para que España "recupere el liderazgo en cooperación internacional", no solo cumpliendo sus compromisos cuantitativos sino con mayor presencia política.

Calvo, que ha recibido un aplauso cuando ha reconocido la labor de los trabajadores de la casa, también ha adelantado que la acción humanitaria será uno de los pilares de la acción de la AECID, que la igualdad de género será una prioridad transversal en las políticas y en la estructura de la AECID y que se "rescatará" la estrategia de cultura y desarrollo.

La nueva directora general ha prometido su cargo en presencia del secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia; el ex secretario de Estado Fernando García Casas, el director saliente, Luis Tejada; y varios ex dirigentes socialistas, entre ellos el ex secretario general del PSIB, Francesc Antich; el exdiputado Eduardo Madina o la ex secretaria de Estado de Educación Eva Almunia.