Brasil acusa de homicidio al comisario español que mató a su mujer y cree que actuó ante una "agresión ilegítima"

Actualizado 22/09/2015 12:40:57 CET

La Fiscalía descarta un delito de violencia de género y la defensa de Figón confía en que recupere la inmunidad diplomática

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Brasil ha acusado al comisario español Jesús Figón de un delito de homicidio simple ante una "agresión ilegítima" por parte de su mujer Rosemary Justino Lopes, a quien confesó haber matado el pasado 12 de mayo tras una discusión que mantuvieron en su vivienda del Estado de Espíritu Santo (Brasil).

Según ha informado el despacho de abogados Ilocad, dirigido por el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón que asumió 'pro bono' --de forma gratuita-- la defensa de Figón , el Ministerio Público ha descartado la existencia de un delito de "feminicidio" y de violencia de género en los hechos investigados en el Juzgado Criminal número 1 de Vitoria.

El despacho recoge en un comunicado la denuncia formalizada por la Fiscalía brasileña, que señala que "la víctima había ingerido bebidas alcohólicas durante toda la noche y estaba durmiendo en el sofá del apartamento del matrimonio cuando el denunciado fue a despertarla". "En este momento, Rosemary empuñó un cuchillo y embistió contra el denunciado, quien intentó quitar el arma de la mano de la víctima dando inicio a una lucha corporal entre ambos", añade.

La defensa de Figón confía en que su cliente recupere ahora la inmunidad de jurisdicción de la que gozaba como consejero de Interior de la Embajada de España en Brasil y sea juzgado en la Audiencia Nacional, donde ha recurrido la decisión del juez Eloy Velasco de archivar de forma provisional la causa alegando que había un procedimiento abierto en el país sudamericano.

INMUNIDAD DIPLOMÁTICA, SIN EXCEPCIÓN

En este sentido, los abogados denuncian que se le retiró esta protección antes de que se practicara cualquier diligencia de investigación y recuerdan que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aseguró el pasado 13 de mayo que se renunciaría a la inmunidad diplomática si "se demuestra que ha sido violencia machista".

"Se trata de garantizar la protección que, como consejero de Interior de la Embajada de España en Brasil, debe tener en el Estado al que se le destinó", prosigue el bufete de abogados, que invoca el artículo 31 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 18 de abril de 1961 para destacar que el "agente diplomático tiene inmunidad penal en el Estado receptor, sin excepción alguna, lo cual no exime de la jurisdicción del Estado acreditante".

Pone de relieve que la inmunidad "en absoluto" equivale a impunidad y que "no se trata de un privilegio atribuido al representante español en el extranjero, sino de una salvaguarda de los intereses nacionales".

Además, expone en un comunicado que Figón se muestra dispuesto a colaborar con la Justicia española, al igual que está haciendo en Brasil, por lo que, "siempre que las autoridades competentes le autorizan a viajar a España, comparecerá cuando el juez de la Audiencia Nacional así lo señale".

LA DEFENSA RECURRIÓ EL ARCHIVO DE LA CAUSA EN ESPAÑA

El instructor español Eloy Velasco admitió a trámite a finales de mayo la querella presentada por la hija de Figón al entender que se trataba de un delito cometido por un español en el extranjero que también está penado en Brasil y haber interpuesto una querella "el agraviado", en este caso, la hija del matrimonio.

El magistrado decretó a principios de septiembre el sobreseimiento provisional del caso tras tener conocimiento de la "existencia" en el país en el que se produjeron los hechos de un procedimiento judicial y después de que el Juzgado Criminal número 1 de Vitoria, capital del Estado de Espirito Santo, le comunicara que no autorizaba la comparecencia del comisario ante su juzgado.

El tribunal brasileño remitió una resolución al magistrado español en la que le informaba de que la investigación había concluido y fue enviada el pasado 12 de junio al Poder Judicial del Estado de Espiritu Santo para que procediera al "enjuiciamiento" del comisario.

De acuerdo con la interpretación de la Fiscalía, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 destacó que el artículo 23.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) excluye la jurisdicción de la Audiencia Nacional cuando los sujetos que sean objeto de una investigación "hayan sido absueltos, indultados o penados en el extranjero".

RIESGO PARA LOS INTERESES DE ESPAÑA

Figón quedó el pasado 13 de mayo en libertad tras prestar declaración ante la Policía brasileña, ya que gozaba de inmunidad diplomática en su calidad de consejero de Interior de la Embajada de España en el país. Ese mismo día, sin embargo, se le retiró este privilegio, según informaron a Europa Press fuentes diplomáticas.

El comisario, además, remitió un escrito al ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, al que tuvo acceso Europa Press, en el que advertía de que su permanencia en Brasil "puede constituir un riesgo para los intereses de España, así como para su seguridad nacional". En este sentido, pidió que se le devuelva la inmunidad diplomática para ser juzgado en España ya que, a su juicio, "es el único instrumento capaz de impedir la obtención ilegal de información sensible al Estado".

El mando policial se entregó a las autoridades locales y admitió haber acabado con la vida de su esposa aunque aseguró que actuó en defensa propia porque ella, que sufría una depresión por la pérdida de un hijo, se le acercó con un cuchillo durante una discusión.