La Brilat despide al contingente que va a Afganistán, donde "sigue existiendo un cierto nivel de insurgencia"

 

La Brilat despide al contingente que va a Afganistán, donde "sigue existiendo un cierto nivel de insurgencia"

Actualizado 05/12/2014 20:27:53 CET

PONTEVEDRA, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

La base General Morillo de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (Brilat) en Pontevedra ha acogido este jueves el acto de despedida al contingente que parte a Herat (Afganistán), donde "sigue existiendo un cierto nivel de insurgencia".

El jefe de la base, el general Luis Cebrián Carbonell, ha señalado que la misión de estos 280 soldados se centrará en labores de seguridad para el repliegue paulatino de las fuerzas de la OTAN en el país asiático.

El general Luis Cebrián ha explicado que el contingente se despliega para cumplir una serie de tareas que "entran dentro de la continuidad para la finalización de la misión en Afganistán". Entre en sus cometidos está "proporcionar seguridad" a la última base que tienen las fuerzas de la Otan en el mando regional Oeste, donde las tropas españolas han estado desplegadas durante diez años.

"Todas las misiones en las que participan las fuerzas militares entrañan riesgo, de no ser así no nos enviarían", ha indicado el jefe de la Brilat tras reconocer que "innegablemente sigue existiendo un cierto nivel de insurgencia en Afganistán" frente a lo cual ve necesario llevar fuerzas armadas "para aportar protección armada".

Cebrián Carbonell ha detallado que las fuerzas que envía España se ocuparán del "círculo exterior o el cinturón de seguridad externo, es decir, el que está expuesto a la agresión de los talibanes".

SEIS MESES

Inicialmente está prevista una estadía de seis meses. El despliegue se inicia ahora y el relevo se realizará a mediados de diciembre, para que a finales de este mes esté perfectamente operativa la unidad. Será entonces cuando se hará cargo de la operación.

A diferencia de las misiones anteriores, el jefe de la Brilat ha indicado que en esta ocasión las fuerzas afganas están a cargo de la seguridad de su país, una labor que desarrollan "con más que notable eficacia", por lo que la misión española estará más restringida a la atención al repliegue de las fuerzas de la OTAN.

Este contingente está dirigido por el teniente coronel Jesús Diego de Somonte, en su segunda misión en la zona, aunque en esta ocasión las fuerzas locales operarán fundamentalmente solas cuando el repliegue se complete. "Básicamente les estamos acompañando de la mano y a lo largo del año que viene les vamos a soltar", ha resumido.

"Nos hemos adiestrado e instruido en el ambiente más hostil muy por encima del riesgo que podemos encontrarnos allí para afrontarlo perfectamente", ha señalado el jefe de la misión, que ha recordado que la situación actual "no es la misma que hace cuatro o cinco años".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies