Bruselas descarta sancionar a un funcionario europeo por reunirse equipo de Junqueras

Publicado 11/07/2018 17:17:30CET

BRUSELAS, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha descartado sancionar al alto funcionario europeo István Székely, de nacionalidad húngara, por haberse reunido y asesorado al equipo del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras sobre el proceso soberanista.

"En el contexto actual, las afirmaciones de la prensa no parecen indicar un incumplimiento de las normas deontológicas", ha contestado en una respuesta escrita el comisario de Presupuestos y Recursos Humanos, Günter Oettinger, a la eurodiputada española Beatriz Becerra.

Becerra había trasladado al comisario alemán que investigaciones de la Guardia Civil desvelaron que Székely, que ocupa un cargo en la Dirección General de Asuntos Económicos y Monetarios del Ejecutivo comunitario, se reunión "de forma privada" con el equipo de Junqueras para asesorar a los independentistas catalanes sobre cómo defender mejor su causa para que tuviera mayor acogida en la UE.

"A través de los medios, la Comisión está informada de estas acusaciones, pero no se ha puesto en contacto con las autoridades españolas a este respecto. El funcionario interesado no recuerda haber realizado las supuestas declaraciones. También niega la presentación de su reunión, que en cualquier caso tuvo un carácter privado", explica el comisario alemán.

La eurodiputada española ha calificado como un "escándalo" que Bruselas "no actúe contra un alto funcionario que asesore a unos políticos que han intentado dar un golpe de Estado en España, un país miembro (de la UE)".

"La Comisión sabe por un informe de la Guardia Civil que Székely instruyó a los secesionistas sobre cómo vender mejor su propaganda en las instituciones de la Unión. Si esto no incumple las normas internas, entonces es que las normas internas son totalmente inútiles", ha denunciado.

Becerra ha señalado además que "si este funcionario se hubiera reunido con Marine Le Pen, con Geert Wilders o con gente cercana a Viktor Orban para explicarles cómo vender su propaganda xenófoba, seguramente la respuesta de la Comisión sería distinta".

"Es muy grave que Bruselas siga sin entender que lo ocurrido en Cataluña es un intento de golpe de Estado de raíz xenófoba y supremacista y que por tanto ataca tanto al marco jurídico como a los principios en los que se apoya la Unión", ha manifestado la eurodiputada.