Bruselas dice que "la euroorden funciona" y pide "no generalizar ni dramatizar" sobre procedimientos en curso

Clara Martínez Alberola, Jean-Claude Juncker, y Margaritis Schinas
EUROPEAN COMMISSION AUDIOVISUAL SERVICES - Archivo
Actualizado 20/04/2018 12:23:25 CET

Subraya que la euroorden no es un Derecho Penal europeo, sino un instrumento para que los jueces se comuniquen

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, ha afirmado este viernes que la euroorden es un instrumento que "funciona porque hablan los jueces y cuando hablan los jueces los Ejecutivos se callan". Ante quienes opinan que el sistema no está funcionando, ha señalado que "no hay que generalizar ni dramatizar procedimientos que están en curso".

Según ha dicho, entiende las críticas "por la decisión de un juez alemán" --en alusión al caso del expresidente catalán Carles Puigdemont, pendiente de la Audiencia del Estado alemán de Schleswig-Holstein--, pero hay que entender que "este es el sistema: "un juez alemán aplicando el Derecho alemán sobre la base de una orden de un juez español".

Schinas se ha expresado así a preguntas de los periodistas en un desayuno informativo del Foro Nueva Economía y ha querido explicar que la euroorden no es una tipificación de un Derecho Penal europeo, que no existe, sino un "instrumento" para que los jueces se comuniquen y puedan "pedir la aplicación del equivalente del Derecho nacional Penal en ámbitos muy determinados". Eso, ha remarcado, es lo que está pasando.

Preguntado por las palabras de la comisaria de Justicia, Vera Jourova, en las que pidió respeto para la euroorden, ha dicho no conocer exactamente sus palabras y, aunque no cree que fuesen muy distintas de lo que él ha dicho, "a veces el idioma y la distancia no ayudan a ser muy preciso".

Schinas ha querido distinguir el plano jurídico de las posiciones políticas sobre el desafío independentista. Sobre esa "evolución política", ha dicho, la Comisión siempre ha defendido que "se trata de un asunto del orden constitucional español" en el que debe aplicarse el ordenamiento jurídico español "y ni la UE ni Bruselas tienen competencias ni derecho a opinar".

"Estrictamente hablando, desde el punto de vista comunitario nosotros no tenemos mucho que decir", ha dicho. Eso sí, ha señalado que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, "ha opinado como político que es" para decir que "tiene fe en la gestión de España en este asunto".

Schinas ha negado de plano que la Comisión Europea esté alentando o fomentando los nacionalismos o la fragmentación y ha recordado que la UE es el resultado de las adhesiones voluntarias de 28 Estados.

DEFIENDE LA AMPLIACIÓN

También ha defendido el proyecto de ampliación de la UE a los Balcanes occidentales, aunque ha dejado claro que por el momento solo hay dos países que han "hecho los deberes" en esa dirección, que son Serbia y Montenegro, mientras Albania y la Antigua República Yugoslava de Macedonia están en la fase de haber "captado el mensaje y ponerse a trabajar".

De paso, ha respondido a los que critican ahora la ampliación al Este, algo que, a su modo de ver, era "una deuda histórica de Europa" con estos países y ha sido "un éxito". "No me gusta esa Europa que dice que ya somos muchos y que es muy complicado", ha remarcado, subrayando que lo mismo se dijo de países como Grecia, España y Portugal cuando se adhirieron.

DOCUMENTOS SOBRE NOTICIAS FALSAS

Por otro lado, el portavoz ha avanzado que Bruselas presentará la semana que viene una propuesta en forma de "comunicación" sobre inteligencia artificial y sobre noticias falsas, y ha dejado claro que en esta lucha la Comisión Europea, que es un objetivo principal de este tipo de ataques, se ha sentido "muy sola".

A su modo de ver, las plataformas tecnológicas no son "como el cartero" que no sabe qué contenidos está transmitiendo, sino que sí saben "lo que es falso, lo que está pagado y orquestado", así que tienen que comunicarlo.

Con todo, ha reconocido que no es fácil obligar a eso a una plataforma tecnológica, pero ha apuntado que la Comisión sí va a obligarlas algunas cosas, como a "garantizar sus big data" o, por otro lado, a pagar impuestos.

Schinas ha hecho un repaso de los retos europeos, entre ellos la reforma económica --espera un acuerdo sustancial en la Cumbre de junio-- o del sistema de inmigración y asilo porque "no es justo" que los países de primera entrada asuman toda la responsabilidad.

También ha recordado la defensa europea del libre comercio y ha avanzado que la semana que viene se espera el anuncio del acuerdo con México.