Buesa denuncia "falta de transparencia" en la convocatoria de elecciones de la AVT

 

Buesa denuncia "falta de transparencia" en la convocatoria de elecciones de la AVT

Actualizado 11/05/2006 22:30:00 CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El catedrático Mikel Buesa y miembro de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) denunció hoy una "falta de transparencia" en la convocatoria de elecciones a la junta directiva de la agrupación, que tendrá lugar el próximo sábado y para la que, hasta la fecha, hay dos candidatos: el actual director Francisco José Alcaraz y Pablo Broseta, hijo del catedrático Manuel Broseta, asesinado por ETA en Valencia en 1992.

En declaraciones a Europa Press, Buesa manifestó que no le ha gustado que en la carta enviada a los socios de la AVT en la que se les convoca para la asamblea del sábado, la convocatoria del nombramiento de la nueva junta directiva figure en el quinto punto del orden del día, sin que se destaque.

Por otra parte, Buesa, hermano del diputado socialista vasco Fernando Buesa asesinado por ETA en 2000, declaró que tampoco le ha gustado leer en los medios de comunicación que Broseta es el candidato apoyado por el Gobierno. "No me creo la historia de que Broseta sea un submarino del ministro del Interior", declaró.

Buesa afirmó que él no se va a pronunciar por una candidatura u otra, aunque va a delegar su voto en blanco a la viuda del teniente coronel Pedro Antonio Blanco, asesinado por ETA tras la tregua de 1998, para que ella se pronuncie en el sentido que quiera. Por último, el presidente del Foro de Ermua indicó que él no cree que la AVT esté politizada "en un sentido partidista del término".

Los estatutos de la AVT permiten a los socios que no puedan acudir a la Asamblea de renovación de la Junta dar un voto en blanco a otro socio para que vote por ellos. Un socio que asista a la Asamblea puede presentar un máximo de tres votos en blanco que le hayan delegado otros compañeros.

BROSETA: UNA CANDITATURA "INDEPENDIENTE"

Por su parte, Pablo Broseta, aseguró hoy que su candidatura a la presidencia de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) es "absolutamente independiente" y "sin tutelas de ningún tipo, ni políticas ni económicas".

Aseguró que si logra este cargo trabajará "por y para las víctimas" con el fin de lograr su "unidad" y "cualquier despolitización", aunque no quiso precisar por parte de quién podría estarlo. Consideró, al ser preguntado por si colaborará con el Ejecutivo central en el proceso de paz tras el alto el fuego permanente de ETA, que éste "lo marcará el Gobierno" porque ése es "papel de los políticos" y "no de las víctimas" cuyo objetivo es "que se nos escuche", apuntó.

Broseta subrayó que espera que el Ejecutivo, "sea del color que sea", "no saque el pie del marco jurídico" y advirtió de que las víctimas "estaremos vigilantes" ante el proceso. Además, dijo que son los "asesinos los que tienen que entrar en el marco de la legalidad" y aseveró que la voz de la AVT "tiene que ser necesariamente escuchada en este proceso o en cualquier proceso futuro que pueda existir".

En esta línea, manifestó, durante la rueda de prensa que ofreció esta tarde para anunciar oficialmente su decisión de concurrir a la presidencia de la AVT, que la situación de alto el fuego anunciado por ETA es "ajena" a las víctimas, una circunstancia de "calado político" y algo que "nosotros no hemos generado" pero apuntó que le gustaría que éste "fuera definitivo".

Agregó que no debe emitir juicios al respecto porque "no tengo la información suficiente" pero indicó que la clase política "tenía una oportunidad y la ha aprovechado". Resaltó, sin embargo, que ante esta situación "las víctimas tenemos que estar más unidos que nunca" porque "no debemos permitir que nuestra voz esté silenciada".

Pablo Broseta señaló en su comparecencia que la voluntad de presidir la asociación de víctimas del terrorismo se debe "sólo" a su "interés en defensa de las víctimas del terrorismo", de las que, destacó, forman parte él y su familia después de que "una banda de asesinos, sicarios y mafiosos decidiera que mi padre, ejemplo de convivencia, tolerancia y persona clave en la transición democrática española" fuera asesinado porque "sus valores no son los que esas personas quieren para esta sociedad".

Explicó que han sido dos "los hechos fundamentales" que le han llevado a adoptar esta decisión. En primer lugar, "la unidad de las víctimas", que estimó "deseable" y "fundamental, independientemente de su condición social, ideología política o situación geográfica", dado que "en este momento no existe" y que todos los afectados "tienen en común un hecho dramático". Subrayó, en segundo lugar, que "no se pueden perder" la "dignidad" y la "memoria", tras lo que instó a "luchar por el ejemplo dado por nuestros familiares".

De este modo, aseguró, tras lamentar que los terroristas tengan que "decidir quién vive y quién no" y valorar la "actitud intachable" de la sociedad española ante estos hechos "aún estando sometida a presión", que su labor al frente de la AVT si logra su presidencia estará basada en estos tres elementos: "unidad, dignidad y memoria".

"NUEVAS CARAS Y VOCES"

Pablo Broseta apostó también por que el colectivo de víctimas "aumente su capacidad de interlocución con todos los sectores implicados" en lo relacionado con el terrorismo y sus consecuencias. Consideró que "no podemos permitirnos el lujo de perder el apoyo social que hemos recibido de toda la sociedad" y estimó que "debemos mantenerlo vivo".

Así, destacó que "las víctimas debemos unirnos en un frente común" y afirmó que es "momento de nuevas caras y voces con capacidad de unión e interlocución", al tiempo que advirtió de que la AVT se ha de constituir en "una organización activa de representación de las víctimas que se aleje de cualquier politización" porque "no somos políticos sino víctimas".

El empresario indicó que éstas son las razones por las que ha decidido tomar esta decisión, "sin ningún tipo de tutela". Dijo que habla en su propio nombre y en el de "muchas víctimas" con las que ha contactado en las últimas semanas y explicó que anunciar su candidatura dos días antes de las votaciones, el sábado, es fruto de "un proceso de maduración interno de bastantes días".

Broseta, que opinó que las elecciones en la AVT no deberían tener la "magnitud y envergadura mediática que tienen", señaló que si estuviera "totalmente" de acuerdo con el actual presidente de la entidad, José Alcaraz, "no me presentaría". Sostuvo que si éste piensa que existe una "maniobra" política para que deje su cargo es porque "siente que su continuidad está amenazada" y ése es "el discurso más fácil".

Afirmó, respecto a si es partidario de negociar con los terroristas para lograr la paz, que "todos los ciudadanos" somos partidarios de "terminar con el terrorismo" pero mostró su voluntad de "no entrar en valoraciones políticas" y señaló que decidir si se ha de hablar con ellos "no me compete a mí". Dijo que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado deben "seguir persiguiendo a los terroristas, que deben ser juzgados, condenados y cumplir sus penas" porque eso es "el Estado de derecho".

Así, sobre la excarcelación de presos, indicó que personalmente piensa que "en la situación actual, en la que los terroristas tienen las armas en su poder aún" es "impensable" y "un sinsentido" hablar de "soltar a los presos". Respecto al acercamiento comentó también que "en la situación actual no debería producirse" porque es "demasiado pronto" y "no tengo suficiente información".

Pablo Broseta, que consideró tener "las mismas posibilidades" que el otro candidato, manifestó, por otro lado, que "en principio" si accede a la presidencia se retiraría la demanda de la AVT por gestiones anteriores de la entidad, en aras a su "unidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies