Caamaño pide que se entienda que la Justicia tiene "un margen razonable de error" al no estar hecha por "dioses"

 

Caamaño pide que se entienda que la Justicia tiene "un margen razonable de error" al no estar hecha por "dioses"

Francisco Caamaño
EP
Actualizado 16/03/2011 19:34:30 CET

El ministro y diputados socialistas defienden la "importante" inversión en Justicia de Zapatero en sus siete años de Gobierno

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha considerado necesario "admitir" que el sistema de Justicia, como cualquier otro, "va a tener inevitablemente un margen razonable de error" al estar "hecho por hombres" y no "por dioses".

En la jornada parlamentaria 'La transformación de la Justicia' organizada por el Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Caamaño se ha expresado así al subrayar que la posibilidad de recurrir una primera resolución ha dejado una estructura judicial "muy compleja" que es necesario "clarificar y hacer más sencilla y transitable" para el ciudadano.

Caamaño ha querido dejar claro que el sistema de Justicia "no lo imparten dioses, sino los hombres" para valorar como lógico el hecho de que se registren errores. "Aunque tuviésemos el más perfecto de los sistemas, siempre habría algún error --ha apuntado--. Y es que alguna vez tenemos que equivocarnos...".

Además, ha defendido que si nuestro sistema judicial no opera de manera "más ágil" y no ofrece respuestas "inmediatas", ello perjudicará la recuperación económica. "La Justicia es independiente pero no neutral, es uno de los problemas de la Justicia", ha agregado al hablar sobre los inconvenientes de una Justicia tardía.

Caamaño ha querido rebatir la idea de que la Justicia es "la hermana pobre" de las Administraciones públicas y ha argumentado que los recursos destinados en esta materia han crecido en un 74 por ciento desde 2004 "frente a los Gobiernos del color anterior".

Caamaño también se ha felicitado de que la inversión por habitante en materia de Justicia es superior a la media de la Unión Europea, estando por encima de países como Francia, Reino Unido o Italia. "No se trata de poner más medios, sino de cambiar lo que tenemos para que empiece a operar de otra manera", ha remachado.

El ministro ha enumerado algunas de las últimas reformas legislativas concertadas para modernizar y agilizar la Justicia y se ha felicitado de que la Nueva Oficina Judicial es ya una "realidad" en muchos puntos del territorio nacional. Sobre la Ley del Registro Civil, ha remarcado que supondrá una "base de datos única" que recogerá "el fichero personal con la historia civil de cada uno" y a la que se podrá acceder por vía telemática a través del DNI o de otros números de identificación.

Para combatir el alto nivel de litigiosidad existente en los juzgados y tribunales españoles, Caamaño ha destacado la redacción de la Ley de Arbitraje porque "no es comprensible que nuestras empresas busquen cortes de arbitraje" en el extranjero, así como la Ley de Mediación en asuntos civiles y de escasa cuantía para aliviar la carga de trabajo de los órganos jurisdiccionales y mejorar la percepción ciudadana de la Justicia.

El ministro también se ha referido a los proyectos de Ley del Uso de Nuevas Tecnologías y de Medidas de Agilización Procesal, así como al anteproyecto que permitirá la creación de tribunales de instancia que las Cortes prevén aprobar con carácter urgente.

APELA A LA NULIDAD DE ACTUACIONES FRENTE A LOS ERRORES

En relación con la supresión de la apelación en los juicios verbales en los que el asunto del litigio sea inferior a 6.000 euros, el ministro ha defendido que "si hay un error de verdad, para eso está la nulidad de actuaciones" ante el mismo juez, quien si "aprecia un error de bulto" tiene la oportunidad de subsanarlo.

Sobre la elevación de la cuantía para recurrir al Supremo en el orden civil y contencioso-Administrativo, ha afirmado que el alto tribunal "no es una tercera instancia" y deben primar los asuntos que conozca por su interés casacional y no por razón de la cuantía, lo que, a su juicio, abundará en la confianza que los ciudadanos depositan en el Supremo.

Caamaño también se ha comprometido a estudiar algunas sugerencias previstas por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que ha propuesto que la Ley de Agilización incluya medidas para simplificar el trámite procesal en el orden penal y también para "reforzar el secreto de sumario".

SALDO IMPORTANTE DE ZAPATERO EN JUSTICIA

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, ha destacado por su parte que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "siempre ha sido muy sensible" en materia de Justicia y a esta política ha dedicado un presupuesto que asciende a "más del doble" de la cantidad destinada por los Ejecutivos del PP.

En una época de contención del déficit, ha dicho, las cuentas dedicadas en el último año a la Administración de Justicia aumentaron un 13,77 por ciento, lo que supone un total de más de 1.800 euros. "A fin de cuentas, el movimiento se demuestra andando y lo que ha andado este Gobierno es mucho y bueno", ha añadido.

Para el dirigente socialista, el buen funcionamiento de esta Administración ocasiona "un fuerte ahorro" en el conjunto de la economía nacional. A pesar de que ha reconocido que "es difícil" prestar un servicio rápido, ha apuntado que una Justicia "retardada tiende a ser una Justicia denegada, como dicen los ingleses desde hace mucho tiempo".

Por su parte, el secretario de Libertades Públicas y Derechos de la Ciudadanía del PSOE, Álvaro Cuesta, ha considerado que "uno de los aspectos más importantes del saldo" dejado por José Luis Rodríguez Zapatero desde que se puso al frente del Gobierno en 2004 ha sido "el desarrollo de los derechos y libertades públicas". Así, ha remarcado que la transformación de la Justicia es una de las "políticas más importantes" reflejadas en sus siete años de Gobierno.

El presidente de la Comisión de Justicia ha enfatizado que una política presupuestaria "muy ambiciosa" y un paquete de medidas legislativas se han dirigido a luchar contra la "costosa" lentitud, la litigiosidad y el exceso en la carga de trabajo en los juzgados españoles así como con los trámites procesales en el orden civil y contencioso-administrativo.

A renglón seguido, el diputado socialista ha reclamado "dar una respuesta" a los 1.300 jueces sustitutos y los cinco años en los que, de media, se prolonga la preparación de las oposiciones de ingreso a la carrera judicial. Con todo, ha apostado por emprender reformas estructurales y por que las comunidades autónomas "prioricen" esta política y asuman un mayor compromiso en la mejora de las competencias de Justicia.

De su lado, el senador socialista responsable de los temas de justicia, Arcadio Díaz, ha mostrado su sorpresa por el clima de "desconfianza" y "escepticismo" en la justicia que continúa habiendo en la actualidad, sobre todo teniendo en cuenta que el Gobierno está haciendo los deberes legislativos para superar esta situación planteando un conjunto de normas que, a su juicio, "van en la buena dirección".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies