Cabrera considera 'injustos' los datos de estudios internacionales sobre abandono prematuro de estudios en España

Actualizado 24/11/2007 13:04:58 CET

La ministra de Educación dice que ya hay "un pacto" en materia de educación y que no habrá "grandes novedades en las leyes"

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, consideró hoy 'injustos' los datos de estudios internacionales con respecto a España, ya que no tienen en cuenta la trayectoria de los países y realizan "fotos fijas" que miden y comparan situaciones "en un momento determinado" sin tener en cuenta las diferencias.

En declaraciones recogidas por Europa Press a la Cadena Ser, Cabrera se refirió expresamente a las cifras de abandono de los estudios de los estudiantes españoles una vez finalizado el bachillerato y la formación profesional, que asciende al 60,3% frente a la media de la UE del 76% y el objetivo comunitario de lograr el 85% de cara a 2010.

"Los informes internacionales suelen ser fotos fijas, miden y comparan en un momento determinado situaciones de países de trayectorias diferentes y son muchas veces injustos en este sentido", aseguró la ministra, que destacó que si comparamos estos datos con los de hace 30 años en España, en realidad son "muy buenos", aunque sean "malos" con respecto a la UE.

Cabrera se quejó del uso que se hace de estas estadísticas y afirmó que "deberíamos ser lo suficientemente honestos para estudiarlas de verdad y no utilizar los datos para tirarnos los trastos a la cabeza"

Con respecto a la próxima publicación del Informe Nacional sobre los resultados de los alumnos españoles en el estudio de evaluación internacional PISA, Cabrera espera que se valoren los datos referentes al "esfuerzo que se está haciendo en España" en materia de educación.

Por otro lado, y con respecto al debate político generado por la educación, la ministra declaró que es mejor que se hable sobre ello, "aunque sea mal", para tomar conciencia de la importancia de los temas.

"Estamos en el mejor de los momentos, tenemos una enorme oportunidad por delante para mejorar", recalcó Cabrera, que precisó que "la batalla política está exclusivamente en el ámbito político", y aclaró que "la sensatez es enorme en el ámbito de las comunidades autónomas, cuando uno se sienta con directores de centros, consejeros de educación y profesores".

Además, según subrayó, ya se ha alcanzado un pacto y un consenso en materia de educación a nivel legislativo. "Los grandes cambios que le esperan al sistema educativo tienen que ver con retos de futuro y no con grandes novedades en las leyes", aseguró.

Cabrera destacó que el gran reto que se le presenta a la educación es la rapidez del cambio social en España en estos momentos: "El sistema educativo tendría que ser flexible a estos cambios sociales, por lo tanto el reto de futuro es conseguir un sistema educativo flexible", declaró.

LA INTEGRACIÓN INMIGRANTE, UN DATO A TENER EN CUENTA

La ministra descartó que la acogida de los niños inmigrantes con condiciones de escolarización precarias sea la causa directa del empeoro de la educación en España, y también negó que la integración de estos escolares esté abriendo una brecha entre la escuela pública y privada.

"La escuela pública no tiene obligación de acoger a los inmigrantes, tienen obligación todas aquellas escuelas que cuenten con financiación pública y concertada, aunque que esto se cumpla depende de las comunidades autónomas apliquen la ley", aseguró Cabrera.

"Llamaría a no identificar porcentaje alto de población inmigrante con el mal funcionamiento de un centro escolar porque hacemos un flaco favor tanto a los alumnos como a los centros y ademas esto no es siempre así", sentenció Cabrera, que precisó que es "un dato a tener en cuenta" para la interpretación de las cifras ya que el sistema educativo tiene que ser capaz de responder a esta situación.

Cabrera quiso destacar también el esfuerzo realizado por el Gobierno en materia de las becas Erasmus, y destacó que en los últimos años se ha "multiplicado por mil" el presupuesto para las mismas, ya que un alumno puede contar con una dotación de hasta 600 euros al mes para estudiar fuera de España.

"No digo que sea para tirar cohetes, pero lo suficiente para poder cursar un año en una universidad europea. Los Erasmus ahora están al alcance de cualquier familia", aseguró la ministra.

CIENTIFICOS MEJOR CUIDADOS

La ministra se refirió expresamente al empeño puesto por su Ministerio en el ámbito científico y destacó que no es malo que los científicos españoles se vayan al extranjero, sino que lo que hay que conseguir es "que vengan aquí también los mejores, sean españoles o no lo sean".

Cabrera aseguró que en términos científicos y académicos España tiene capacidad de llamada a estos investigadores extranjeros y que las trabas proceden más de aspectos legales que hay que resolver, por ejemplo, la flexibilidad a la hora de contratar a estos profesionales, unos obstáculos que su ministerio está trabajando en derribar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies